En polémico concierto, Roger Waters vestido de oficial de las SS compara a Ana Frank con Abu Akleh

Por:
- - Visto 329 veces

Roger Waters se disfrazó de oficial de las SS y comparó a Ana Frank con la periodista de Al Yazira Shireen Abu Akleh durante un concierto en el Mercedes-Benz Arena de Berlín la semana pasada.

Al comienzo del concierto, se mostró un anuncio en una pantalla en el que se leía «sobre un asunto de interés público: un tribunal de Fráncfort ha dictaminado que no soy antisemita», lo que provocó los aplausos del público. «Para que quede claro, condeno el antisemitismo sin reservas», continuaba el anuncio.

Waters, ex bajista y vocalista de la banda Pink Floyd, ha sido criticado en repetidas ocasiones por declaraciones y acciones antisionistas y antisemitas, y sus antiguos compañeros de banda rechazan sus acciones. Waters también ha expresado su apoyo a Rusia en su invasión de Ucrania.Imágenes polémicas y mensajes controvertidos


En el concierto, Waters se presentó vestido como oficial de las SS y proyectó diversas imágenes en la pantalla del escenario que generaron un fuerte impacto. Entre ellas, aparecieron burbujas de diálogo con mensajes provocativos, representaciones de cerdos humanoides y hombres de negocios manipulando los hilos. Estas imágenes fueron interpretadas por algunos como un «silbido antisemita».

Poco después de que comenzara el espectáculo, un gráfico que aparecía en una pantalla con forma de crucifijo colgada sobre el escenario mostraba burbujas de diálogo en las que se leía «¡Deben pensar que somos jodidamente estúpidos!» y «¿A quién te refieres con ellos?».

«Ellos, los del ático, la jodida oligarquía», continuaban las burbujas. «Ah, te refieres a los poderes fácticos», añadió otro globo de diálogo mientras en la pantalla aparecían un hombre trajeado bebiendo vino y policías antidisturbios con escudos con un símbolo de martillos cruzados. A lo largo del espectáculo, aparecieron en la pantalla cerdos humanoides y sombríos hombres de negocios «moviendo los hilos». Usuarios de las redes sociales y activistas condenaron las imágenes como un «silbido antisemita».

En la pantalla aparecieron los nombres de Sophie Scholl, activista antinazi asesinada por los nazis; Mahsa Amini, asesinada por la «policía de la moralidad» iraní; George Floyd, abatido por un agente de policía en Minneapolis; y Ana Frank, asesinada por los nazis en Bergen-Belsen, entre otras personas asesinadas por diversas autoridades y regímenes a lo largo del siglo pasado.

La lista incluía también a Abu Akleh, que se cree que murió por disparos de soldados israelíes durante un tiroteo con terroristas palestinos en Yenín, y a Rachel Corrie, que fue aplastada por una excavadora blindada de las IDF en el sur de la Franja de Gaza en 2003. En ambos casos, los palestinos afirman que Abu Akleh y Corrie eran objetivos directos de las IDF, mientras que éstas afirman que las muertes fueron un accidente.

El nombre de Abu Akleh se incluyó en la lista justo antes del de Ana Frank, lo que provocó la indignación de activistas y funcionarios israelíes y judíos de todo el mundo.

La cuenta de Twitter @Israel, gestionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, arremetió contra Waters el miércoles, tuiteando «Buenos días a todos menos a Roger Waters, que pasó la noche en Berlín (Yes Berlin) profanando la memoria de Ana Frank y de los 6 millones de judíos asesinados en el Holocausto».

Tras la lista de nombres, un gráfico en la pantalla afirmaba que «ellos» son tan brutales «porque quieren aplastar nuestra resistencia y seguir gobernando el mundo».

Tras un intermedio, Waters salió al escenario con uniforme de las SS mientras un cerdo hinchable con varias palabras y símbolos y ojos brillantes flotaba sobre el público y del techo colgaban pancartas al estilo del Tercer Reich pero con martillos cruzados en lugar de una esvástica. Waters procedió a disparar una ametralladora falsa hacia el público.

Más adelante en la actuación, Waters mostró las palabras «F$%& the occupation» mientras cantaba «Lay Down Jerusalem (If I Had Been God)».

Fuera del estadio, un admirador de Waters imprimió una entrevista que concedió a Der Spiegel y la expuso, según Belltower News, un sitio web dedicado a la cobertura del extremismo de extrema derecha y los delitos motivados por el odio. También se celebró una concentración de BDS fuera del estadio.

El Centro Simon Wiesenthal condenó la actuación el miércoles, tuiteando «Vergüenza para las autoridades de Frankfurt y el Mercedes Benz Arena de Berlín – un lugar desde donde los judíos fueron deportados por los nazis – por proporcionar al antisemita #RogerWaters este lugar para su concierto sin preocuparse por la comunidad judía».

Waters también actuó en Múnich y está previsto que lo haga en Frankfurt. Uwe Becker, comisionado antisemita del estado alemán de Hessen, pidió a las autoridades locales que al menos impidan «los peores motivos de propaganda antisemita» si no pueden impedir el espectáculo por completo, según los medios alemanes. En un principio, Frankfurt había prohibido totalmente el concierto, pero un tribunal local dictaminó que la ciudad debía permitir la actuación.

Al respecto se levantarón diferentes comentarios conmo el de SOPITAS en México quien publico al respecto

Como recordarán, el músico británico anda en la parte europea de su gira This Is Not A Drill, con la que dice, se despedirá de los escenarios. Sin embargo, las cosas no han sido nada sencillas con este tour, pues varios shows que tenía programados fueron cancelados por la opinión de Roger Waters sobre Israel.

Rusia le pide a Roger Waters que sea su vocero ante el Consejo de Seguridad de la ONU
Roger Waters durante un show del ‘This Is Not A Drill’/Foto: Getty Images

Roger Waters mencionó a Ana Frank en el concierto que dio en Berlín

Dos de esas presentaciones que se cancelaron eran en Berlín y Frankfurt, pues el gobierno de ambas ciudades metieron mano para que el músico no tocara, precisamente por sus palabras a Israel. Al final, decidieron darle chance a Roger Waters para que se aventara esos conciertos, pero no se imaginaban que se le iba ocurrir mencionar de una manera rara a Ana Frank.

El pasado 17 de mayo, Roger Waters tocó en el Mercedes-Benz Arena de Berlín y como ya es costumbre, repasó algunos de los éxitos de Pink Floyd. Sin embargo, las cosas se salieron de control cuando en una parte del show, el músico británico se puso el conocido traje de The Wall (con referencias a los trajes de la Segunda Guerra Mundial), pues fue cuando ocurrió el polémico momento.

En las pantallas de la arena mostraron los nombres de Ana Frank (la famosa niña judía que documentó su vida durante la Alemania nazi) y Shireen Abu Akle (la periodista palestina que murió trágicamente en un tiroteo mientras cubría la operación de Israel en Cisjordania en 2022). Hasta ahí todo normal, pero a Roger Waters se le ocurrió disparar con una arma falsa directo a los nombres… así como lo leen.

Roger Waters ofendió a Ana Frank en pleno concierto y las críticas no se hicieron esperar
El público se enojó con lo que hizo Roger Waters cuando apareció el nombre de Ana Frank en las pantallas de su concierto/Foto: Captura de pantalla

Y sí, muchos criticaron a Roger Waters por lo que hizo

Tras la controvertida presentación, el momento provocó una reacción violenta en internet, y muchos calificaron el performance de Roger Waters como “vergonzoso” porque deshonra la memoria de Ana Frank. Sin embargo, la situación escaló a una bronca internacional, pues los ministros de Relaciones Exteriores de Israel mandaron un mensaje al respecto.

A través de Twitter, los representantes de Israel en el mundo condenaron lo que hizo el músico británico por ser ofensivo y escribieron: “Buenos días a todos menos a Roger Waters, quien pasó la noche en Berlín (Sí, Berlín) deshonrando la memoria de Ana Frank y los 6 millones de judíos asesinados. en el Holocausto”.

Roger Waters ofendió a Ana Frank en pleno concierto y las críticas no se hicieron esperar
Este fue el mensaje que los representantes de Israel mandaron para criticar a Roger Waters/Foto: Captura de pantalla

Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo, ya que algunos señalaron que esta parte del concierto –donde muestra los nombres de Ana Frank y Shireen Abu Akle– es algo que Roger Waters hace en todos sus shows, y que dicho instante tiene la intención de ser una declaración “antifascista”.

El propio Roger Waters ha negado todas las acusaciones de antisemitismo en su contra, pues ha explicado que su problema es con Israel, no con el judaísmo. También acusó a dicho país de “abusar del término antisemitismo” para intimidar a personas como él para que guarden silencio.

¿Ustedes qué opinan? ¿Creen que Roger Waters ofendió a Ana Frank o el público chance está exagerando? Lo que sí nos queda claro es que el músico británico no dejará de dar su opinión –aunque sea polémica– ni se salvará de problemas en el futuro.

Acerca de Diario Judío México Mas Ideas

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: