Diario Judío México -

Que difícil y que alto grado de concentración tuvimos que tener para poder llevar a cabo esta entrevista y plática con Martha Gutman de Martin, pues no pudimos evitar por momentos que las lagrimas rodaran por nuestras mejillas.

Que entereza de mujer, que determinación por salir adelante y que deseos de vivir y salir adelante.

Martha es una verdadera leyenda viviente que nos ha de servir de ejemplo a todos para saber llevar nuestro diario quehacer de una forma digna y pensando en las cosas importantes de la existencia y no solo en lo superfluo y superficial.

Es la mamá de la periodista de espectáculos, conductora, escritora y reportera Shanik Berman y de Mónica y Andrés.

Esta valentía por seguir adelante en su diario accionar desde su lejano Koshitze donde nació, en la antigua Checoslovaquia, lugar con 70 mil habitantes y de donde su abuelo era el Presidente de la comunidad judía.

Nos tuvo la confianza y el cariño de entregarnos una carta que le escribió a su nieto Daniel cuando este quizo saber más de la vida de su abuela en Europa en tiempos de la segunda guerra Mundial y ella inicia explicando que escribir de ello no es fácil pues en su vida pasaron tantas cosas buenas y malas que ni en un libro podría acabar de escribirlo.

Nos sentimos privilegiados por el hecho de recibir esta carta escrita con gran sensibilidad y con todo el amor de una madre, abuela y bisabuela.

Martha Gutman Kraus nace en Checoslovaquia en un pueblo llamado Koshitze en donde los inviernos eran duros y fríos y la primavera muy suave y ella sentía que cada cosa y cada persona volvía a nacer.

Todo transcurría de una forma normal hasta que los Nazis determinan que su ciudad ya no es parte de Checoslovaquia sino de Hungría y entonces se prohibió a los judíos ser mayoristas en cualquier ramo y su abuelo y padre se dedicaban al gran mayoreo de vinos, allí se acabó el negocio y sus padres determinan que se irían a vivir a Budapest.

Esa decisión fue acertada porque simplemente les salvó sus vidas pues a los judíos de Koshitze se los llevaron en 1942 a Auschwitz donde muy pocos sobrevivieron y su abuelo Morris Gutman terminó en las cámaras de gas del exterminio Nazi.

Martha, ¿Cómo era tu vida en Budapest?

Nuestra vida era bastante tranquila hasta que en 1944 entraron las tropas alemanas y la vida cambió radicalmente. Primero llegaron unos detectives y se llevaron -sin explicación alguna- a mi papá, sabemos que murió en el campo de Muhldorf en Alemania, de tifoidea ya que no había medicina para los judíos.

Todos los judío debían mudarse de casa muy a menudo los obligaban a vivir en las llamadas “casas judías” con un solo cuarto para una familia y mi familia se cambió 10 veces en un año.

En noviembre de 1944 los alemanes nazis irrumpieron y me llevaron a la marcha de la muerte caminando a diario muchos kilómetros, durmiendo en campo abierto, a la intemperie, sin cobijas hasta la frontera con Alemania y a todos los iban a meter a los Trenes-Destino: Campos de Concentración.

¿Qué pasaba por tu cabeza?, ¿qué pensabas?

Yo era tan chica que solo decía que quería vivir. Al séptimo día de la marcha había niebla y lluvia y los soldados que nos acompañaban estaban cansados. No me vieron entre los miles de caminantes que muchos caían muertos y preguntándose a donde los llevaban. Había llantos y gritos y en ese justo momento atravesé la carretera corriendo y me escapé campo adentro hasta la casa de unos campesinos y además arranqué la estrella amarilla que era obligatoria llevar bajo pena de muerte y pedí posada.

Martha, ¿te permitieron quedarte con ellos?

Me dejaron dormir en el establo con los animales por varios días y me dieron de comer y la paja del establo y el calor me permitió dormir muy calientita. Me sentí muy reconfortada como en el paraíso.

Después de 6 días me pidieron irme pues alguien había denunciado que había una niña judía allí.

¿Qué hiciste?, ¿qué pasó?

Me fui al centro de una pequeña ciudad llamada Komarom y luego de horas me subí a un camión de soldados alemanes que ya se iban por la llegada de los rusos.

Luego de largos 13 días de ausencia, Martha regresó con su mamá y no pudo dejar de llorar, era interminable su llanto, la desesperación de ver lo que ocurría en el mundo, la injusticia y el ataque frontal contra los judíos que no entendía a la sociedad.

Martha, ¿y tu situación física pasando tantas carencias?

Viento, lluvia, aire, podredumbre y falta de higiene provocaron que tuviera tuberculosis y sarna, nos estábamos literalmente “muriendo de hambre”.

¿Qué ocurrió? o ¿cómo sobrepasaron ese momento trágico?

Mi mamá, siempre mi mamá, fue con las autoridades y dijo que éramos refugiados y que no teníamos techo alguno y ante nuestro asombro nos dieron un departamento que pertenecía a la familia Imergluck que había sido llevada a Auschwitz. Tuvimos que dormir en el sótano por los constantes bombardeos ya de los rusos que llegaban.

Mas sin embargo, Martha no pudo dormir en el sótano sino dentro del departamento con los riesgos del bombardeo pues los vecinos no deseaban contagiarse de tuberculosis.

¿Sufriste más humillaciones y peligros?

En la calle me golpeaban al caminar, los soldados me hacía a un lado, gritaban insultos raciales tratando de hacerte sentir menos, pero mi deseo de vida era indestructible y único.

Sabemos que la familia Imergluck volvió y reclamó su casa, ¿y entonces?

Así es volvieron vivos salvándose de milagro y reclamaron su casa y hubo que devolverla como correspondí pese a que la autoridad nos permitió estar allí.
Mas sin embargo, en Enero de 1945 entraron los rusos y ya éramos gente, éramos humanos libres, LIBRES y mi mamá y mi hermana Eva -que también vive en - salían diario con un carrito y cambiaron los relojes y anillos por papas, harina y azúcar.

El Danubio inundado de cadáveres flotando los cuerpos judíos y las manos atadas a la espalda y viendo ese horror, nosotros éramos ya ciudadanos libres y así vimos que teníamos una vida adelante, llegó al primavera y todo se volvió verde y los bosques florecieron pues no había guerra.

Luego de todo esto, ¿qué hicieron y a dónde se dirigieron?

Volvimos a Koshitze. Allí fue entonces que conocí a Max, el amor de mi vida y mi esposo para siempre y me propuso matrimonio a los 15 días de conocerme y en noviembre me casé con Mishi -como le decíamos- y fue el compañero de nuestro proyecto de vida y siempre juntos.

Martha, platicanos sobre tu familia y la llegada al Continente Americano.

Mauricio, el hermano de mi esposo Max estaba en y se determinó que viniéramos para acá, pese a que parte de la familia de Mishi vio la opción de ir a Israel, pero nos atrajo y salimos en un barco de la Organización Internacional de Refugiados que llegó primero a Nueva Orleans en Estados Unidos y aunque algunos pensaron que allí nos quedaríamos seguimos hasta Veracruz para de allí a la ciudad de .

¿Y en ?

Mi esposo Max cambió su apellido de Mandel a Martin y aquí al llegar vivimos en la Lomas de Chapultepec y en Polanco.

Tengo tres maravillosos hijos en las personas de Shanik Berman, Mónica mi segunda hija y André el menor de todos que vive con su esposa y 4 hijos en los Estados Unidos.

Tengo 8 nietos y además 2 bisnietas, hijas de mi nieta Karla y por llegar el tercero o tercera en cuestión de días.

Asimismo vive mi hermana Eva en con sus hijos y ellos me ha llenado de vida y de salud.

Tu vida y obra Martha…

Mi vida ha llevado dolor y angustia, casi se truncó, me pregunto si por ser judía deseaban quitarme la existencia y mostramos que somos indestructibles, y me ayudó mi fuerza de voluntad y mi existencia se convirtió en fructífera y buena pues nunca sucumbí y ahora Martha es el bastión de su hermosísima familia, rodeada de amor y respeto y una gran admiración.

¿La vida?

Por el hecho de vivir somos sanos y felices, lo material va y viene y la vida debe gozarse y contemplarla a plenitud y el destino y nuestra férrea voluntad y D-os han querido que viviera.

Por el hecho de nacer judia nada ni nadie tiene el derecho de cortarme mi existencia, somos seres humanos con las mismas virtudes y limitaciones que los demás y merecemos respeto y las mismas oportunidades.

La vida es la oportunidad de lograr nuestros sueños y anhelos.

Simplemente SOY FELIZ.

Es Martha Gutman, un ejemplo viviendo de lo que es aferrarse a la vida, una persona con capacidad de ayudar al prójimo, de dar, de proporcionar y de mantenerse a la vanguardia de su familia, es sin duda una mujer adelantada a su época.

Te queremos y respetamos Martha

Que D-os te bendiga.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorCuando suena la sirena se detiene el corazón
Artículo siguienteHumo y Cogñac
Nació en el Distrito Federal, el 9 de junio de 1951. Es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México y estudió las Maestrías en Comercio Exterior y Economía Internacional en la Universidad Hebrea de Jerusalén, gracias a la beca recibida por el Colegio Israelita de México donde estudió desde Kínder hasta la Preparatoria. Sus padres, originarios de Ucrania, arribaron a México a inicios de los años veinte y su mamá, Viera, perteneció a la primera generación del Colegio Israelita en 1924. Inició su carrera deportiva en El Centro Deportivo Israelita en 1957 (son socios desde 1950 con número 231), llevado por su compañero de escuela León Back (familiar del arquero ruso Lev Yashin) y de allí han transcurrido 63 años de actividad y alcanzó ya la cifra de 6,249 juegos de soccer en su vida implantando una marca. Tiene el Reconocimiento de Maccabi World Union por mas Macabeadas abiertas participadas en Israel en categoría abierta firmado por la historiadora Rivka Rabinovitz y ha iniciado los trámites para ser aceptado e incluido en el museo de Deportistas destacados en Ramat Gan, Israel, dentro del Kfar Hamaccabia, llamado también el Museo Pierre Guildesgame. Seleccionado Mexicano para el Centroamericano de Fútbol Soccer celebrado en la Habana, Cuba, en la que obtuvo la Medalla de Oro, Primer Lugar invicto, Capitán del conjunto en 1970, torneo avalado por la CONCACAF (Confederación, Norte, Centroamericana y del Caribe), formando parte del proceso Olímpico y único judeo mexicano en haberlo logrado hasta ahora en esta disciplina. Asistente al Panamericano de Fútbol en Colombia. Seleccionado por la Facultad de Economía de la UNAM para el campeonato Interuniversitario que se jugaba anualmente y finalista del mismo, capitán del equipo y solo pierden la final  frente a la Facultad de Derecho en 1970. Con la Selección de la Liga Interclubes en 1988, fue seleccionado  junto con su compañero Lico Mercado para el Nacional de esa Liga y la final jugada con Iberomexicana en el Internado México y logrando el subcampeonato y viaje a Brasil Para jugar en el Estadio Maracaná, templo del fútbol. En la Macabeada Panamericana de Brasil en  1983, en la Hebraica de Sao Paolo, el comité organizador trajo a estimular a los deportistas al legendario Pelé, el mejor jugador de la historia, siendo una de las experiencias más enriquecedoras el haberlo podido escuchar. Luego de su maestría, terminada en 1975, viajó a Washington DC. en Estados Unidos para aplicar en el Banco Mundial y fue invitado a  Entrenar con el equipo profesional Diplomats de esa ciudad que había contratado por un semestre al legendario jugador y goleador del mundial de Inglaterra en 1966, el famoso EUSEBIO Ferreira Da Silva, de quien aprendió algunos de los secretos de este deporte. Una gran experiencia. Como Presidente de la Comisión de Fútbol CDI,   y como Presidente de Fomento Deportivo viajó en  diversas oportunidades   a la celebración de los juegos Juveniles de Norteamérica o sea los JCC donde se forman los jóvenes para crecer deportiva y socialmente y acceder a las Panamericanas y Mundiales  y  estos eventos son anuales en el verano a todo lo largo de la Unión Americana. Los entrenadores que han pasado en su carrera es justo recordarlos como Horacio Casaría, Marrana Castañeda, Mauricio Kaplan, Josue Segal, Moisés Jinich, Federico Torres Ruiz, salvador Mota, Carlos Iturralde, DIEGO MERCADO, Gaspar Rubio, José Moncebaez, Rubens Bertanín, Cocas, Angel Talavera, Benjamín Fal, Alfonso Portugal, Edmund Smilovitz, Julio Cobo (Hockey), David Navarro (Hockey),  Walter Ormeño, Severo de Sales, Juan Carlos, Cenovio Stern, David Cassab, Honorio González,  Javier Arriaga, Severo de Sales, Jaime Raitarsky, Carlos, "El Charro" Lara, Lorenzo García, Bubu Buzali   entre otros y de todos  se aprendió muchísimo. Preseleccionado para la Olimpíada Mundial de Múnich, Alemania en 1972, asistiendo como invitado y no registrado por el cuerpo técnico y sector amateur, calificando este equipo a la segunda ronda y jugando contra profesionales. Reconocimiento y felicitación (NO certificado) de Record Guinness por la mayor cantidad de participaciones Macabeas -por no ser abierto a toda la sociedad no otorgan el certificado-. Las Macabeadas Mundiales se celebran cada 4 años -igual que la Olimpíada- después del Mundial de Fútbol y los Olímpicos es la actividad deportiva de más popularidad en asistencia. En el año 2000, en la celebración de los 50 años del nacimiento del CDI recibió el premio al Deportista en Futbol, junto con sus compañeros de otros deportes y recibiendo el premio de parte de la medallista de oro Soraya Jiménez (QEPD), y por cambiar de año y de siglo, se les catalogó Atletas del Siglo para el CDI. Muy emotivo nombramiento. Capitán del Conjunto Tricolor  de Macabeada en 1973, bajo el mando de Diego Mercado y finalista del certamen, obteniendo trofeo, diploma y medalla de segundo lugar jugando contra los profesionales de Israel. Ha sido la única final mexicana frente a los anfitriones y máximo logro en justas judías. Un verdadero honor. Seleccionado con el Distrito Federal, para el Nacional de Fútbol amateur en busca de valores nuevos y campeón del evento y ese equipo fue la base de la selección para el Panamericano de  la Habana Cuba, donde se coronan invictos. A invitación del entrenador Profesional del Necaxa y CDI, Don José Moncebaez, entrena y juega para este equipo que entrenaba en las instalaciones del CDI y participa con el equipo profesional de reservas en el campeonato Nacional de la especialidad. Asimismo el entrenador Alfonso Portugal del CDI, lo lleva a entrenar con el Irapuato y juega el torneo de invitación con los freseros y de allí participa con el Tultitlán y Naucalpan de la división de acenso de la Federación de Fútbol. Reconocimiento de la Liga Española de Fútbol de México por más de 20 temporadas jugando con CDI, Deportivo Llanes y Club Madrid y es jugador iniciador de la participación del CDI en esta liga. Jugador Profesional y titular del equipo HAPOEL JERUSALEN de la Liga Leumi (Nacional) durante su permanencia en la maestría y subcampeón de copa, teniendo de entrenador a Edmund Smilovitz, entrenador de la Selección Nacional de Israel viviendo una gran experiencia. Participó en ambas Macabeadas Panamericanas organizadas por México en 1979 y 1999 y en la segunda obtiene la medalla de plata, capitanea el equipo y diploma de segundo lugar. Anotador del gol del triunfo frente a Inglaterra en la Macabeada de veteranos, y con ello se logra la medalla de bronce. Presidente del Comité de Fomento Deportivo del CDI. Vicepresidente del Comité Macabeada. Colaborador del Comité de Comunicación desde 1968 convirtiéndose en el decano de los que escriben en tan prestigioso periódico. Cumple 45 años en este Comité del CDI. Deportista del año para el CDI en 1976 con premio de reconocimiento recibido. Autor del Libro "El Fútbol y yo", que narra el nacimiento del CDI y la actividad del autor a través de su historia y lo recaudado ayudó en Comité Macabeada a dar becas a los deportistas. El libro lo tienen todas las comunidades judías del mundo, organizaciones deportivas del país y los últimos cuatro Primeros Mandatarios de México. Presidente de la Comisión de Fútbol del CDI durante 13 años. Vicepresidente del Comité de Fomento Deportivo. Colaborador cuando se le requiere del grupo Make a Wish que es cumplir los deseos de niños en etapa difícil de salud. Ha participado en pláticas y conferencias en el grupo de Tercera Edad y Polémica y Café sobre temas deportivos para compartir sus experiencias. Jugador por 63 años del Hockey sobre Hielo en México representando a equipos y selecciones y asistiendo a lugares como Toronto, Dallas, Houston, Suecia, Nueva York, Banf, Vancouver, Montreal, Edmonton, Filadelfia, Los Ángeles y 5 veces goleador del campeonato de esta especialidad. Casado desde hace 41 años con Emilia, con tres hijos, Carlos, Daniel y Liza. Tiene 4 nietas y un nieto. El pasado 1 de diciembre de 2018, el CDI tuvo a bien homenajear a Marcos por ser el decano de los colaboradores en el Comité de Comunicación al cumplir 50 años de escribir en el periódico con más de 3000 artículos y estar presente con amigos, colaboradores familias y Don Ishie Gitlin, hijo de fundador de la Institución y Susy Anderman, ya con 40 años Directora de ese Comité. En Marzo del 2019 la Dirigencia de la Liga Española de Fùtbol en la CDMX, tuvo a bien premiarnos como reconocimiento a una amplia carrera donde debutamos hace 53 años y luego intervenimos para que CDI quedara inscrito en 1971, Una liga que agrupa a cerca de 2 mil jugadores y muchos salen al profesionalismo. Un reconocimiento enorme para nosotros.