Diario Judío México - Independientemente de lo importante que resultan los temas de salud en una publicación dedicada a difundir actividades que contribuyen con el bienestar físico y mental de nuestros Asociados, resulta grato poder compartir el hecho de que alguien de nuestra casa, desde el pasado 9 de septiembre, ocupa el más alto cargo como funcionario en materia de salud del gobierno federal, el maestro Salomón Chertorivski Woldenberg, Secretario de Salud, quien desde su juventud participó en las filas de Macabi Hatzair como madrij, Rosh Macabi, fue deportista y formó parte del Comité Ejecutivo del CDI, todo lo cual fue muy importante en su formación, como nos comentó durante una entrevista que nos concedió la semana pasada.

El maestro Chertorivski es un hombre con una charla interesantísima que conoce perfectamente su sector y le imprime un compromiso extraordinario a su quehacer. Durante la plática nos comentó: “yo quería trabajar en el gobierno para desde ahí hacer algo por los demás. Si tienes claro qué es lo que quieres, sueñas en hacerlo en el nivel más alto posible”.

Y por supuesto que la familia juega un papel importante, tanto en las decisiones como en la formación de cada uno de nosotros, y al respecto reconoce, “siempre viví en una familia muy plural, interesada en el país y en la gente. Mi mamá fue funcionaria del gobierno durante veinticinco años, mi papá siempre estuvo comprometido con las causas sociales como empresario y mi tío (José Woldenberg) no se diga”.

¿Por qué la salud, siendo tú economista?

Hace catorce años decidí iniciar mi vida profesional en el sector público, y dentro del gobierno en las áreas de política social. Trabajé en la Secretaría de Desarrollo Social, trabajé en el gabinete social de Michoacán cinco años, donde me enfoqué a desarrollo social y combate a la pobreza. En el proceso de transición del Presidente Calderón, él me invitó a armar la política pública en materia de combate a la pobreza. Ingresé a Diconsa como director general, una agencia de gobierno enorme que cuenta con 23 mil tiendas rurales. La empresa estaba quebrada, se saneó y hoy cumple, además de la función de abastecer a las zonas rurales de la canasta básica, la de distribuir víveres en caso de desastre natural. De ahí, el Presidente Calderón me invitó a hacerme cargo del Seguro Popular. Realizamos campañas muy importantes de difusión, dedicamos muchos recursos, humanos y económicos a su desarrollo, del orden de los 123 mil millones de pesos. El seguro es gratuito para la mayoría de los derechohabientes, menos del 2% paga una pequeña cuota, lo demás la pagamos todos los mexicanos con nuestros impuestos, dinero que se invierte en la salud de todos.

El programa del Seguro Popular es muy importante y marca un antes y un después en temas de salud en , importante para conformarnos incluso como sociedad, es un derecho humano fundamental, la salud debe estar garantizada, si hay un espacio de solidaridad profunda, ese es la salud. Antes, siete de cada diez niños con leucemia fallecían debido a la falta de recursos económicos para el tratamiento médico, en la actualidad siete de cada diez niños sobreviven.

Es claro que cuando se trata de temas de especialistas, lo que uno tiene que saber es a quién preguntarle y con quién asesorarse. La salud pública hoy, necesita administrar, se debe hablar de financiamiento, sustentabilidad, fórmulas actuariales, de hacer análisis costo efectividad y beneficio, logística, inventarios, etcétera. Nuestro sistema de salud se construyó con grandes médicos, tenemos un recurso humano fantástico, y por muchos años fue muy importante la intervención directa de los médicos en la administración de la salud, cuando las enfermedades más comunes eran sobre todo crónico infecciosas, cuando los niños se morían de diarrea, cuando se tuvieron que ampliar los esquemas de vacunación, quienes mejor lo podían hacer eran los médicos. Sin embargo, ya son tan complejos los sistemas, que puede o no ser un médico quien esté al frente de esas tareas. Es así como en la actualidad, dos terceras partes de los ministerios de salud de los países de la OCDE no están a cargo de médicos. Por supuesto tiene que haber una gran figura médica. La autoridad médica más importante de es el Secretario Técnico del Consejo de Salubridad, David Kerzenovich, además Presidente de la Academia Nacional de Medicina.

¿Por qué muchas personas no acuden a las clínicas públicas?

La gran mayoría de los mexicanos se atiende en clínicas públicas, el sistema consta de casi quince mil centros, donde se dan alrededor de 150 millones de consultas y 51 millones de mexicanos están inscritos al Seguro Popular. Estas clínicas y hospitales van desde lo más humilde, en la Sierra de , hasta el Instituto Nacional de Nutrición, Neurología, Cancerología, Cardiología, el Hospital General de , el G. A. González, el Hospital Juárez del Centro, el Universitario de Nuevo León, el Civil de Guadalajara, etcétera, una red verdaderamente amplia.

¿Y en cuanto al cupo?

En lo que va de la administración del Presidente Calderón, se han construido más de mil hospitales nuevos, se han ampliado y remodelado otros dos mil, es decir, un 20% más de capacidad instalada. Además, es posible financiar tratamientos en hospitales privados, por ejemplo, transplantes de médula ósea en el Hospital ABC.

¿El nivel de los médicos es vigilado por la Secretaría?

Claro, por ejemplo tenemos la Comisión Federal para Regulación Sanitaria. La calidad es muy buena. La esperanza de vida ha aumentado treinta años en las últimas tres décadas, la mortalidad infantil y la desnutrición han disminuido.

Pero hay problemas…

A veces escuchamos que a alguien no le surtieron las medicinas, o cosas así, la gente se queja mucho del sistema de salud en todo el mundo, especialmente alguien que ha vivido siempre con seguros de salud privados o que se atendió alguna enfermedad en el extranjero. Canadá, por ejemplo, tiene uno de los mejores servicios de salud del mundo, y el problema más recurrente es siempre la queja del público. Nosotros hacemos encuestas de satisfacción y la respuesta en los afiliados del Seguro Popular que recibieron atención médica se encontraban satisfechos y muy satisfechos en un 95% de las personas atendidas. Los mejores médicos del país que hacen consulta privada están en el sector público, cuyos hospitales no pueden tener grandes habitaciones con televisión a color, lo que se llama la hotelería de la salud, la obligación fundamental y su objetivo es curar. Pero también debemos reconocer que tenemos muchos retos y muchas necesidades. Estamos conscientes que la cobertura y la calidad de la que estamos hablando no son iguales en todo el país.

¿Se podría decir que los problemas superan a las soluciones?

No creo, me parece que hay que ver el vaso medio lleno en la salud pública. Creo que hay que entender bien el sistema. Recordarás que hace un par de meses hubo brotes de sarampión en Estados Unidos y en Europa, eso se debió a que en esos países se ha descuidado el esquema de vacunación. En tuvimos tres casos, pero ni un solo brote. La vacunación en nuestro país tiene coberturas del 95%. Somos el quinto país del mundo que más invierte, tenemos el esquema más ambicioso y más completo.

¿Cuáles son los principales problemas de salud que tenemos en ?

El cambio de hábitos ha generado muchos problemas, por ejemplo, el bajo costo de alimentos altos en contenido de calorías ha aumentado los problemas de sobrepeso. No hay tampoco la costumbre de hacer ejercicio, todo esto ha provocado que la obesidad sea una gran epidemia que a su vez ocasiona otros problemas. Las bebidas azucaradas se volvieron parte importante de la dieta, ocasionando una ingesta de azúcar dañina y excesiva. Una mujer que, por ejemplo, está en una edad posmenopáusica y presenta obesidad, aumenta en un 20% su riesgo de padecer cáncer de mama.

Como Secretario de Salud, ¿puedes influir para que eso cambie?

Hay un Acuerdo Nacional para la Salud alimentaria, que entre otras cosas, reglamenta los alimentos que se pueden vender en las escuelas, pero es más complejo que eso, hay que cambiar hábitos, caminar, activarse. Hemos tratado de implementar mecanismos simples, hay una campaña que habla de “cinco pasos”, toma más agua, come más frutas y verduras, muévete más a diario, mídete…

Los mexicanos somos muy lentos para ir al médico, nos cuesta trabajo entender que hay que ir sanos, de manera preventiva, existen programas como PREVENIMSS, PREVENISSSTE, Consulta Segura que cumplen con este objetivo. Es necesario hacerse un chequeo médico. La prevención toca a todos, empieza dentro de la familia.

Háblanos de la salud mental de los mexicanos

Es un problema importante, tenemos más de 600 mil personas con Alzheimer, una enfermedad que afecta al paciente y a la familia. Hay adicciones, etcétera. Pero los focos rojos son las enfermedades crónicas degenerativas, cardiovasculares, cardiopulmonares, diabetes y cáncer. Lo peor es que estas enfermedades se pueden prevenir, son cuatro elementos solamente los que hay que poner en juego: No consumir tabaco, no consumir alcohol perjudicial, tener una dieta balanceada y saludable, y activación física. Importante labor de la Secretaría de Salud es, sin duda, la serie de amplias campañas de orientación en el cuidado de la salud, como ejemplo hemos logrado que disminuyan considerablemente los índices de muerte de cuna en los bebés, debido a la costumbre errónea que se tenía de dormirlos boca abajo. Estamos promoviendo que las madres de familia tengan conciencia de la importancia que tiene jugar con sus hijos más tiempo para evitar problemas psicológicos; y hablando de vacunación se difunde la necesidad de vacunar contra el papiloma humano a niñas, con el fin de evitar el cáncer cervicouterino. Estos son tan sólo unos ejemplos de la amplia labor que desarrolla la Secretaría de Salud.

Agradecemos profundamente al maestro Salomón Chertorivski la oportunidad de acercarnos a este tema de tanta trascendencia no únicamente para el país sino también para cada persona que tiene la gran obligación de cuidar su propia salud. Le deseamos al Secretario de Salud de México mucho éxito en su gestión.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

  1. GRACIAS SUSY POR ESTA INTERESANTE ENTREVISTA.
    SALOMON ES TAN JOVEN Y CON TANTOS PROYECTOS REALIZADOS
    Y MUCHOS OTROS POR REALIZAR.
    UN ORGULLO PARA NUESTRA COMUNIDAD, Y PARA LOS MEXICANOS QUE VIVIMOS LEJOS.
    ESTHER KERSHENOVICH

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorCatar vinos
Artículo siguienteMilitares israelíes inspeccionan centro turístico de Cancún
Es escritora, periodista, estudió Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM: Tiene una larga trayectoria como editora de distintos medios dentro y fuera de la Comunidad Judía de México. Recibió en 2003, el Premio al Periodismo Comunitario por el Instituto Cultural México Israel, A.C., así como en 2005, el Premio APEIM otorgado por la Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México, A.C. y el Premio Nacional de Artes Gráficas UILM, por la edición del libro Cincuenta Años del Centro Deportivo Israelita diseñado por ella. Actualmente y desde hace muchos años dirige el Comité de Comunicación del CDI.