Diario Judío México - Moisés Harari Laniado tiene 20 años, y es soldado de las FDI… Pero Moisés no nació en , sino en México.

No siente el servicio militar como una obligación. Dice que lo hace con gusto:
“Desde que me metí al ejército siempre esperé este momento”.

En estos dos años, Moisés ha hecho grandes amigos. “Como con ellos, me baño con ellos, duermo con ellos, hago todo con ellos”, asegura. Dice que si bien es cierto que de los 18 a los 21 años son “los más bonitos de la vida”, la experiencia del ejército es eso, una experiencia, y que no se ha perdido de nada.

El joven sargento dice que tan pronto como dejó la casa de sus padres para vivir en un cuartel militar, donde enfrentó un durísimo entrenamiento de ocho meses, sintió que su adolescencia terminaba y se convertía en un adulto. La gran responsabilidad que implica llevar la seguridad de su país sobre los hombros no lo inquieta pues, dice, parte de su entrenamiento consistió justamente en eso, en “agarrar esa responsabilidad y saber qué hacer con ella.”

También lo entrenaron para dormir poco y comer mal. Las FDI gozan de un prestigio internacional como uno de los ejércitos mejor entrenados del mundo y, a juzgar por el semblante sereno, la mirada noble y profunda de este joven israelí nacido en México, se trata de una fama bien ganada.

Después de la entrevista, Moisés Harari volverá a cuidar con su cuerpo y con su vida los asentamientos judíos de Cisjordania. Pasarán dos largas semanas hasta que pueda volver a casa, aunque dice con la misma seguridad de siempre, también a esa larga ausencia se ha acostumbrado.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMujeres de Jewish Federation escogen México como su viaje de misión
Artículo siguienteAMIA: Se presentó la segunda etapa del proyecto sobrevivientes
Soy Mery Miriam Harari, nací en la Ciudad de México un 18 de junio de 1970. Me mudé a Israel y hice Alía en 2010. Tengo un programa semanal, en la radio israelí: Radio Keshet, donde entrevisto a olim jadashim (Nuevos inmigrantes), y hablo sobre la vida cotidiana en Israel. También tengo una página en Facebook, llamada: "Desde Israel Mery Miriam Harari" , en la cual enseño la vida cotidiana en Israel, y actualmente, participo en DiarioJudío.com, con información y videos, sobre el día a día de Israel.