Son muchos los mitos sobre los aceites para cocinar y cuales son los mejores, los más saludables, y los recomendados por nutriólogos y especialistas.

Sin embargo la mercadotecnia se ha encargado de darle imagen a muchos aceites para que tengan la apariencia de saludables aunque no sea la realidad.

Es un hecho que no todas las grasas son malas para la salud, y el cuerpo las requiere para un mejor funcionamiento del sistema vascular, cardiaco, y nervioso. Sin embargo hay que saber elegir de forma correcta los más benéficos sin caer en la trampa de la publicidad.

Existen muchos estudios que posicionan al aceite de oliva como el recomendado por ser una grasa monoinsaturada que según investigaciones ayudan a mantener en niveles bajos el colesterol  “malo”  conocido como LDL, y a aumentar los niveles de colesterol “bueno” o también llamado HDL.

Las altas cantidades de antioxidantes contenidas en el aceite de oliva se han relacionado con beneficios para el corazón, evitando padecimientos cardiacos a temprana edad.

En segundo lugar los expertos posicionan el aceite de canola, el sabor neutro y un alto punto de humo permiten usar este aceite para hornear y saltear sin que pierdan los nutrientes ni generen compuestos que afectan la salud.

Aunque no tiene muchos antioxidantes como el de oliva, es muy duradero y tiene altas concentraciones de ácido alfa linoléico que se tiene identificado como una grasa que mejora la salud del corazón.

El aceite de coco es uno de los productos menos conocidos de los aceites mencionados, pero también de los más saludables, por ser una fuente de ácidos grasos de cadena media que ayudan a digerir y asimilar las grasas.

Su origen vegetal y sus características también mejoran la salud del cerebro, aumentan la inmunidad, y fortalecen la función de la tiroides. Puedes consumirlo en crudo o para cocinar.

Una nueva tendencia de alimentación basada en alimentos crudos y con alto consumo de licuados y smoothies está incluyendo el aceite de coco dentro de preparaciones crudas al ser considerado un alimento de gran alcance antifúngico, antibacteriano y antiviral.

Otro aceite que está cobrando importancia es el de aguacate, considerado por gurús de la nutrición como el super aceite, este ingrediente es rico en fitonutrientes, no se oxida fácilmente a diferencia del de girasol, cártamo o canola.

Los antioxidantes que se encuentran en el aceite de aguacate tienen una capacidad única que les permite introducir los nutrientes a nivel celular y formar un escudo contra la oxidación. Es también considerado un buen ingrediente para combatir enfermedades cardiacas y envejecimiento.

El aceite de ajonjolí que es muy popular en la gastronomía asiática da un toque especiado y ligeramente picante a la comida, pero además reduce la presión arterial y el riesgo de enfermedades del corazón.

Este aceite también es rico en hierro, calcio y Magnesio siendo este último ingrediente fundamental para la absorción correcta de la grasa  y mejora notablemente el estado de la piel, los dientes y los huesos.

Conoce el top 3

La revista Bon Appétit comparte su selección de los 3 mejores y peores aceites para cocinar:

Los más saludables:

  1. Aceite de uva
  2. Aceite de Nuez
  3. Aceite de aguacate

Los menos saludables:

  1. Cualquier cosa que sea “parcialmente hidrogenado”
  2.  El aceite de palma
  3.  Aceite de semilla de algodón

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEn el parque
Artículo siguienteEl concierto de los árboles, 12va. parte
Originaria de la Ciudad de México, la chef Becky Sandler demostró especial interés por la cocina saludable desde el 2002 cuando inició su formación en la escuela Cordon Bleu de París. Posteriormente tomo cursos con muy reconocidos chefs Guillermo González Beristáin, Antonio Marquez y Thierry Blouet.Además, su carrera se vio enriquecida con los distintos diplomados tomados en el Centro de estudios culinarios Roccatti, diplomados de cocina italiana, alta cocina, panadería nutritiva y pastelería con la reconocida chef Patricia Ortiz de Roccatti. Para complementar su formación, tomó un diplomado en la Universidad Tec Milenio sobre Nutrición, Obesidad y Problemas Alimenticios, en el 2009, dando fundamento científico a la preparación de sus recetas.Ha sido Maestra Chef desde el año 2003, inició con cursos para amas de casa, y actualmente imparte un diplomado de comida nutritiva y saludable de 11 meses, para todas las personas interesadas en aprender las destrezas de la cocina orientadas a una dieta Saludable.Con la intención de iniciar su propia aventura gastronómica, en el 2003 abrió Epikurian Salads, un espacio que la posicionó dentro de los restaurantes de cocina saludable, y que además le permitió dar clases a inquietas alumnas interesadas en la buena alimentación.Su más reciente proyecto lo emprendió al lado de dos grandes amigas en un grupo llamado MBM, donde además de clases y asesorías, concretó el primer libro de autoría conjunta al lado de Mima Victoria de González y Mariana Vera.Ha participado en diversos programas de televisión, eventos nacionales e internacionales relacionados con la gastronomía así como en programas de radio.