subscribase

Es fácil manejar a través de Ribadavia y no darse cuenta.

Para mí, en un viaje de descubrimiento y asombro encontrando todo lo que no esperaba encontrar y disfrutando de la gente, la , los paisajes y la sensación de encontrarme de regreso en casa (todo lo cual sentirá Usted también si viene a y si sabe a dónde llegar) y aun así me fue fácil perderme –con GPS y todo lo demás- dentro de este poblado y pasármela dando vueltas sin encontrar el Museo y la zona judía a pesar de que ambas están ahí, juntas, en la plaza central, frente al ayuntamiento lo que es más, no se puede llegar al ayuntamiento sin pasar por el museo ni se puede llegar a la judería sin pasar por el ayuntamiento pero aun así yo logré encontrarme (porque perdiéndome en las direcciones encontré la tierra y la paz que hace 500 años habíamos perdido) dando vueltas buscando una dirección que es el centro mismo de Ribadavia.

Pero mis desaciertos pierden importancia ante lo interesante de este poblado en cuya plaza central hay si no me equivoco 4 establecimientos donde tomar café, múltiples parasoles para hacerlo cómodamente, un edificio del ayuntamiento, el Museo de la Judería, la casa de las hermanas Touza y la entrada a la judería, ah, sí, un automóvil oficial disturbando el cántico de los pajarillos que, por lo menos durante mi viaje, parecen estar muy felices, y todo esto en una plaza triangular con unos 100 metros en su lado más largo y unos 40 metros entre uno y otro extremo.

Y aquí en Ribadavia donde los fantasmas del pasado se convierten en las semillas del futuro nos encontramos con extraordinarias oportunidades de inversión, rescate cultural y crecimiento para el mundo í.

Ribadavia3
Ribadavia

¿Oportunidades?

Si, en este pueblo, situado en el noroeste de en medio de nada o a la mitad de todo dependiendo de cómo se quiera ver está, por ejemplo, la única panadería que produce pastelillos en un horno idéntico, que digo idéntico original a los que se usaban hace siglos, donde hoy una mujer, pequeña, sonriente -con una sonrisa imborrable- se levanta de madrugada a preparar pastelillos y panecillos sefaradís por si alguien pasa por la antigua judería y tiene la curiosidad de conocer también la gastronomía de la zona pero que, curiosamente, tiene como su propio pastelillo favorito el de Mon, que es Ashkenazí y que así unifica, sin saberlo, ambos mundos (el de ayer sefaradí con el ashkenazí para a través del tiempo y la geografía traerlos acá y preservarlos en espera de que juntos se rescaten uno al otro y mientras eso sucede, ella hornea todos los días su pan con la misma insistencia con la que ponemos una viña para Eliyahu en la mesa del seder esperando -sin esperar- que venga por ella igual como esta mujer espera, sin esperar, que llegue algún inversionista con imaginación a rescatar el proceso de horneado, aprovecharlo para crear una escuela de repostería sefaradí que desde aquí se extienda por el mundo atrayendo a panaderos, pasteleros, mujeres, abuelas, esposas, jóvenes deseosas de aprender a hacer estos pastelillos, de recrear la gastronomía sefardí mientras disfrutan de un buen café en la tranquilidad de la plaza mayor a un costado de la antigua renovada judería.

Una cuadra al sur de la plaza están los edificios, actualmente no utilizados, donde se albergaba la sinagoga mayor (que aquí es bastante menor) y la menor que pareciera más un shtibl que un shul pero ambas se observan una a la otra, cada una cuidando un lado de la acera esperando quizás que alguna familia sefaradí llegue a rescatarlas, a devolverles su pasado esplendor y quizás dejarlas preparadas para que los jóvenes del mañana puedan venir acá a celebrar su bar-mitzvah, a aprender repostería sefaradí y a atender las necesidad de Elyahu Hanovi.

¿Eliyahu? ¿Qué tiene que hacer aquí Eliyahu?

Bueno, digamos que quizás, (podría ser en la tierra de todo es posible) que Eliyahu deje sobre la mesa todos los años la copa de vino que durante el Seder le ponemos porque ha estado esperando que pongamos una copa de un buen vino, con cuerpo y sabor a Sefarad, con y contenido. Bueno, podría ser, ¿no cree Usted?

Y si esto es lo que Eliyahu está esperando, Ribadavia es el lugar donde resolverlo.

Aquí, podríamos tener un Seder preparado por los alumnos de la futura escuela de gastronomía servido en la sinagoga vieja o en la pequeña si somos menos invitados donde, mientras degustamos escuchamos y conocemos la del otro éxodo –este involuntario de y del regreso, 500 años después a la vieja escuchando las historias de las Touza y claro, que decir de la comida y la bebida para esta y tantas otras festividades.

¿Todo muy bien pero y el vino? Eliyahu no viene a oír historias y hasta donde yo sé ni siquiera a disfrutar dela gastronomía, el viene a lo que viene, a tomar su copa de vino, a brindar con los comensales y seguir su recorrido y para atraerlo que mejor que crear un nuevo vino, en la tierra del vino que trajimos a América, del vino que cultivamos y comercializamos con los romanos, en un atierra de buen vino de casta, de nombre, de origen donde la cooperativa local nos espera con brazos abiertos para que tomemos lo mejor de la cosecha y lo convirtamos en el vino kosher por excelencia, el vino por el que podamos decir que es tan bueno, que por él, hasta Eliyahu vino por el vino J.

viñedos
Viñedos

Bueno, parece que por lo pronto yo ya me tome las copas que esperaban a Eliyahu, vino Kosher de del cual hay algunas pequeñas versiones en el mercado esperando realmente, al visionario con la capacidad y la paciencia para crear el próximo gran vino español, sefaradí, kosher, de alta calidad y sello de origen.

Si Ribadavia a un costado de la Ribeira Sacra produjo el vino que Colon trajo a América, el primero en tocar este lado del océano (que por cierto acaba de regresar al mercado estadounidense y anda en busca de nuevos distribuidores).

De aquí, de Ribadavia, surgieron los primeros vinos de Galicia y hoy aquí se está buscando al próximo sefaradí que rescate esa antigua tradición iniciada por los romanos.

¿Tiene que ser sefaradí? Claro que no pero yo pienso que difícilmente habría algo más simbólico, más valioso, más tangible para una familia sefaradí que el poder producir un gran vino, en la zona vitivinícola más antiguas de , de donde salió el primer vino que llego a América y donde todo prácticamente desapareció con el tiempo –como los sefaradís- y ahora espera su renacimiento.

¿Qué podría ser más simbólico, más emocionante que poder tomar una copa de buen vino, que además sea kosher, que tenga registro y reconocimiento de origen y que lleve el nombre de una de las muchas familias expulsadas hace 500 años?

¿Renovación, rescate del pasado, simbolismo a cada paso, gentiles que sin saber porque preservan tradiciones, rescatan perseguidos, siembran semillas y los esperan a Ustedes, los descendientes, sobrevivientes para que vengan a celebrar un bar-mitzvah hiper-significativo que verdaderamente deje una huella de vida en el celebrado y sus familiares y amigos?

Ribadavia2
Ribadavia

En Ribadavia el futuro está firmemente asentado en el pasado en un intento por recuperar su patrimonio, su identidad y no solo la vitivinícola que viene desde los romanos sino también la sefaradí que se inicio en la misma época.

Y de ahí a las hermanas Touza, a hoy y a mañana.

Y porque insistir tanto en estas hermanas que salidas de la nada arriesgaron su vida para ayudar a un montón de refugiados, no solo refugiados sino en particular refugiados judíos ashkenazim que venían huyendo de la destrucción para encontrar la esperanza ni más ni menos que en España, el símbolo, hasta el siglo XX de la persecución al judaísmo.

Precisamente por eso, porque sin tener nada que ganar y arriesgándolo todo estas hermanas, a la mitad “de la nada” rescataron un trozo de la perdida dignidad hispana que así, paso a pasito, trozo a trocito se está ganando el derecho a ser , el nuevo centro creativo para los judíos no solo del mundo sefaradí sino también del Ashkenazí que necesitan un espacio donde atesorar, alimentar, saborear sus idiomas, sus costumbres, su en un campo multicultural, abierto por igual a todas las lenguas y minorías para que, cada quien en su ritmo crezca y hagan juntos, crecer a la nueva que por casi 3 décadas ha estado salvando, sin saber porque o para que, su patrimonio sefaradí y rescatando la dignidad hipotecada en la inquisición.

Y en esta apertura, en este nuevo-viejo mundo esperan los edificios a sus reconstructores, las oportunidades a los visionarios, los rescatadores a sus discípulos, con Ribadavia como el centro desde el que todo esto se puede construir para beneficio de las actuales y las futuras generaciones.

Lecturas recomendadas

Para mejor conocer esta región y la vida de quienes aquí habitaron hay dos libros que Usted debe leer, uno, documental, histórico, bien elaborado por Ma. Glorias de Antonio Rubio intitulado Judíos e Inquisición en Ribadavia.

libro-ribadavia

Los judíos de Ribadavia 
Dra. María Gloria de Antonio Rubio

El segundo, una novela histórica, bien documentada pero sobretodo es un libro que nos permite familiarizarnos con las costumbres y los usos de los judíos antes, durante e inmediatamente después de la expulsión.  Si The Mapmaker Daughter es una novela tridimensional que presenta  -confronta- tres épocas de vida judía en esta región.

Si le gusta la o las novelas, o mejor aún, ambas, léalas y conozca a un nivel más humano, mas diario, la vida en la vieja Sefarad.

libro-ribadavia2

The Mapmaker’s Daughter
Por: Laurel Corona
Adquiera este libro en línea, oprima aquí.

 

La Próxima semana: Monforte de Lemos, la tierra del “Bet-El” del medioevo.

 

subscribase

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPersonalidad
Artículo siguienteEE.UU. y aliados realizan 4 ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria y 11 en Irak
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com Jewishwebsite.com eastlandofficesupply.us etc. y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, creo Wordmedianetworks.com e Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia y chaptersync.com la primera plataforma para administracion y sincronizacion de contenidos en medios sociales para organizaciones no lucrativas y franquicias.