Este es el artículo 6 de 72 en la serie Recorriendo la "Nueva" Sefarad

Diario Judío México - subscribase

Al fin entendemos porque esta tierra acompaño a las judíos por el mundo a través de los siglos y la geografía™

¿Se ha preguntado alguna vez cómo vivían los judíos de ,? ¿Por qué se les quedó esta tierra grabada en la mente y el corazón? ¿Qué tenía que no tuvieron otros lugares?

A sólo 72 kilómetros de Ribadavia está Monforte de Lemos, un pequeño pueblo gallego a la mitad de la Ribera Sacra, famosa hoy por sus viñedos, sus catas, sus recorridos y sus paisajes nada de lo cual sirve para responder ninguna de estas preguntas.

La Ribera Sacra reúne más de 1200 hectáreas dedicadas al cultivo del vino con casi 3000 viticultores, un centenar de bodegas, 7 millones de kilos de uva anuales y más de 120 vinaterías lo cual me permite afirmar que es casi un milagro que todos sus ciudadanos sean sobrios, trabajadores y amables.

Por otro lado nada de esto responde ninguna de las preguntas iniciales. Sabemos, por registros escritos encontrados que en el año 915, por ejemplo un documento que menciona a Ismael el judío lo cual nos permite presuponer que si había uno quizás había diez y si había diez había una comunidad.

Castelo_Monforte_de_Lemos
El Castillo de Monforte de Lemos

En 2001 Monforte fue aceptada como integrante de la Red de Juderías junto con otras ciudades. Ser parte de esta red no es ni sencillo ni barato. Las admisiones son aprobadas cada dos años y se basan tanto en documentos y presencia descubierta como en el trabajo del ayuntamiento por rescatar y conservar la herencia judía de una ciudad.

Monforte, ha logrado identificar lo que se cree es la Mikve local y lo que pudo haber sido una sinagoga adjunta y no mucho mas, no porque haya sido destruido sino porque lo que hay judío es idéntico a lo que había no judío.

Si, el problema de Monforte, como el de muchas otras poblaciones, es que no hay restos arqueológicos claramente identificatorios como edificios construcción de o para el uso de judíos y los records escritos, cuando lo hay, son escasos.

En el caso de Monforte hay varios registros de propiedades, de de pagos de impuestos en los que se menciona la palabra ‘judíos’ ya que muchas veces se habla de Manuel y su mujer Lidica sin mencionar más detalles, solo cuando se agrega que son judíos se les puede identificar como tales pero, el “problema” es que en Monforte en particular y en Galicia en general el pueblo estaba más ocupado luchando contra los señores feudales que siendo antisemitas lo que explica porque después de los ataques de 1391 en buena parte de muchos nuevos judíos se asentaron en tierras gallegas por lo que la mayor parte de los documentos al respecto se remontan al siglo XV cuando la revuelta irmandiña de 1467-1469.

Estas luchas antiseñorales dieron a las comunidades características diferentes, destacando el hecho de que dado que el pueblo luchaba por su libertad, el orden medieval no imperaba y así, ni los cristianos eran siervos ni los judíos pertenecían a los soberanos ni la iglesia tenía el poder para perseguir a unos y dominar a otros para beneficio de la aristocracia local.

Al no estar obligados a vivir confinados en un área determinada, ni dedicarse a determinadas labores los judíos, como sería de esperar, se dedicaban a todo tipo de actividades (por cierto que de acuerdo con los records de cortes normalmente la encargada del negocio familiar era casi invariablemente la mujer, que era como dicen en Yiddish la verdadera ‘baleboste,” la patrona -dirían otros-, la que lleva los pantalones, la voz cantante, la que tiene al toro por los cuernos o como usted le quiera llamar siempre que comprenda que la actual posición de sumisión femenina en la que es el hombre quien tiene un papel más decisivo en la familia no es herencia de , es más bien deformación de la diáspora posterior.)

Pero bueno, nuevamente divagamos por caminos distantes.

Monforte_de_Lemos,_Galiza__11_Abr_09
Vista panorámica de Monforte de Lemos

Volvamos al tema que hoy nos interesa que es el de la vida judía en Monforte de Lemos en particular (donde hay una sinagoga con dos cuevas usadas como mikves -una para hombres y otra para mujeres- y muy pocos vestigios históricos adicionales porque, creo yo y así parecen demostrarlo las pocas referencias que sobre las comunidades quedan en esta región que gracias al espíritu independiente de los gallegos que constantemente pusieron en duda la posición de “sus reyes y nobles” los judíos pudieron vivir con la población local en una relación de igualdad similar a la que hoy gozan las comunidades judías, por ejemplo, de Estados Unidos donde es casi imposible distinguir la casa de un judío de la de sus vecinos no judíos y donde incluso sus escuelas, sinagogas o edificios públicos son similares, cuando no idénticos a los de la población no judía amen claro de que, al igual que en los actuales Estados Unidos debido a la insistencia en la obligación de saber leer y escribir (sin la cual es casi imposible ser judío) los judíos de Galicia también eran escribanos, administradores, doctores, etc. además claro de agricultores, vinicultores y comerciantes.

Desde la torre de el Parador, se domina toda la región y seguramente desde ella observaron los líderes religiosos locales y los conquistadores castellanos la salida de los judíos al exilio cuando en 1492 muchos de ellos se fueron a Portugal donde la inquisición solo llego 4 años mas tarde y otros se convirtieron y con sus ahorros o la venta de propiedades compraron los cargos públicos ofrecidos por la administración y que, como sucede en estos casos en todos los países que heredamos esta costumbre, al vendedor (o sea a la autoridad) lo que le interesa es el dinero y no el origen ni la capacidad del comprador para hacer el trabajo y así, esta fue una de las pocas actividades a las que los nuevos cristianos se pudieron dedicar sin obstáculos por su origen o sus creencias religiosas lo que les garantizó una fuente de sustento hasta el Siglo XVIII y los convirtió, curiosamente, en el eje motor del desarrollo de estas comunidades.

Y que apellidos conocemos de los descendientes de Monforte, pues empecemos por Lemos, de Lemos, Benveniste, Melhado, Benveniste, Toledano y Sanabria entre muchos otros a los que encontramos en Panamá, Republica Dominicana, Hamburgo, y entre los que destaca Jacob de Lemos a quien en 1882 el general Dominicano Luperon pidió trajera a Santo Domingo judíos de Ucrania pero no sabemos porque esta iniciativa no prospero cuando las condiciones en Ucrania eran ya deplorables.

En fin, a algunos de los que se quedaron la comunidad los absorbió y a otros la inquisición se hizo cargo de perseguirlos y matarlos estando documentados por lo menos 50 casos en solo 20 años (1580-1600) de la quema de personas “poseídas por el demonio” según la iglesia o sea, que seguramente sabían leer y escribir y probablemente tenían ideas que hoy llamaríamos “extranjerizantes” pero aun así muchos lograron sobrevivir hasta el siglo XX ya que muchos de los habitantes más viejos de Monforte aun recuerdas que a los habitantes del barrio de San Vicente se les llama “rabudos” que proviene de rabinos y que en las poblaciones aledañas era común hasta el Siglo XVII decir que los habitantes de Monforte “eran 500 vecinos, 300 eran ladrones y el resto judíos”.

puente
Puente romano, Monforte de Lemos.

Y hay mucho más que aprender leyendo los trabajos de Felipe Aira Pardo, German Vázquez Rodríguez quien correctamente afirma en su obra “Historia de Monforte y su tierra de Lemos” que “la nota predominante de la presencia judía en Monforte, como lo fue en toda Galicia, es la convivencia pacífica y la identificación y fraternidad con los vecinos de cada pueblo compartiendo los cargos públicos y que no desdeñaban cualquier ocupación o trabajo, aun los de ínfima estimación social”

Otra obra disponible es la memoria del “Primer Simposio de Historia en Terra de Lemos” publicado por la Xunta de Galicia en Gallego, Español e Inglés.

¿Y luego? Ya llegamos al final del artículo y no hemos explicado el titulo ni respondido a las preguntas iníciales las cuales podemos reducir de la siguiente manera:
fue para los judíos antes de ser la castellana que para pagar las deudas generadas por las guerras de anexión y sobre todo para quitarle poder a los reyes de Navarra y otras localidades expulso a los judíos – que me parece representaban el 25% de los habitantes de la península- para con sus casas ‘premiar’ a los soldados de los Reyes Católicos y con sus bienes enriquecer a las nuevas aristocracias para que apoyaran al nuevo gobierno central con el apoyo de una iglesia indómita cuyos miembros vigilaban desde el atrio y hasta el confesionario a la población para asegurarse de que no hubiera más levantamientos y a cambio se les premió con los bienes de aquellos a quienes ‘descubrían y mataban’.

Nótese que en toda esta explicación – a diferencia de lo que siglos después sucedió en Alemania o Polonia- la población no era antisemita ni había conflicto entre los distintos grupos religiosos o culturales lo cual permite crear una relación más positiva con el país y llevarse esta imagen consigo a través de los siglos y las geografías lo cual responde a todas las preguntas iniciales con la simple respuesta de que, a pesar de algunos momentos, la vida en y sus reinos fue por 1500 años una vida agradable aun dentro de los parámetros de lo que representaba vivir durante la caída del imperio romano y la edad media.

Bueno yo creo que en en general y en Galicia en particular los judíos tenían una posición ideológica abierta, flexible -para bien y para mal- que les permitió tener una interacción ecualitaria entre judíos y no judíos en la que es difícil distinguir -para bien y para mal- entre unos y otros orgullosos de su origen sí, pero igual flexibles en su interpretación de la liturgia.

Lecturas recomendadas

libro-monforte
Historia de Monforte y su Tierra de Lemos
De Germán Vázquez.
Adquiera este libro en línea, oprima aquí.

O condado de Lemos na Idade Media
O condado de Lemos na Idade Media

La próxima semana: El reinado de Andalucía y la Rabina mexicana de Oviedo.

subscribase

Más Artículos en esta Serie

<< España/Sefarad 5a. parte: Invierta y rescate la herencia sefaradí en RibadaviaEspaña/Sefarad 7a. parte: Oviedo, la ciudad cuyo futuro judío está siendo construido por una mexicana egresada de la Yavne >>

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorLa citoyenneté d’honneur d’un terroriste palestinien annulée à Bezons
Artículo siguienteYa sin cadenas, Obama empieza finalmente a tomar las desiciones correctas:Ahora canceló los pagos a nazis que reciben cheques del social security estadounidense
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, trae a la mesa las habilidades necesarias para lanzar World Media Networks y su primera red, Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia.