Lewinson Art convocó a artistas de todo el mundo a participar en la exposición Virtual “Surrealismo”

En sus comienzos el surrealismo era un proyecto esencialmente literario, pero poco a poco fue influenciando a las demás disciplinas artísticas (pintura, escultura, fotografía, cine…).

La pintura surrealista aparece en escena desde la exposición de 1925 en la Galería Pierre, con artistas como Arp, Max Ernst, Man Ray, Klee, Girgio de Chirico, Miró y Pablo Picasso, a los que se añadirían Dalí y Magritte.

En palabras de Breton en su manifiesto de 1924, el Surrealismo es un puro automatismo psíquico por el cual se intenta expresar, verbalmente o de cualquier otra manera, el funcionamiento real del pensamiento en ausencia de cualquier control ejercido por la razón al margen de toda preocupación estética o moral.

El Surrealismo propone una teoría de lo inconsciente y de lo irracional como medio para cambiar la vida, la sociedad, el arte y el hombre por medio de la revolución. No es un movimiento con unidad de estilo, sino una serie de investigaciones de artistas individuales, cada uno con un estilo propio.

Como eso del subconsciente es algo tremendamente personal, no hay un «estilo surrealista». Cada autor lo vive a su manera, pero podemos distinguir en líneas generales dos formas de arte surrealista:

  • Una automática, espontánea y fluida, con universos figurativos propios.
  • Una naturalista, que muestra con figuración a veces hiperrealista el mundo de los sueños y el inconsciente.

El arte surrealista suele ser incongruente, onírico y muy original, en el sentido que el artista muestra su faceta más individual, aunque es curioso, pues el arte surrealista tiene algo universal, que todos podemos entender

Con el movimiento ya establecido en los años 30, y con los más extraordinarios artistas apoyándolo, Breton se convirtió en una especie de papa. Tan celoso era de la pureza de su teoría que realizaría purgas a todo aquel que cuestionara sus postulados.

André Breton fue el gurú del surrealismo. Poeta de vocación, se unió al dadaísmo, pero al perder fuelle este movimiento decidió que había que continuarlo mediante una base teórica sólida.

Breton  conoció  la obra de Sigmund Freud y la extraña realidad oculta tras la locura.

Breton quería, con esa locura como herramienta, unir eso de Rimbaud de «cambiar la vida» con eso de Marx de «transformar el mundo». Nace así el surrealismo que según su líder «se basa en la creencia en la realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos y a sustituirlos en la resolución de los principales problemas de la vida».

El movimiento tiene como base teórica la interpretación de los sueños de Freud, que supone un rechazo de la cultura tradicional basada en el poder de la razón; defiende la revolución y se compromete con movimientos activistas y de izquierdas, quiere convertirse en germen del desarrollo del Dadaísmo en cuanto a crítica constructiva del arte tradicional, rompe con los convencionalismos sociales e incorpora la experimentación de los métodos del psicoanálisis en y pintura; lo vemos en la escritura automática y los cadáveres exquisitos.

Se consideran precursores del Surrealismo a RousseauChagall y De Chirico y se establecen en él dos tendencias: el Surrealismo figurativo, que se sirve de los convencionalismos de la perspectiva del Renacimiento para mostrar sorprendentes escenas (Dalí, Óscar Domínguez, René Magritte) y el Surrealismo abstracto, fiel a los manifiestos, cuyos artífices inventan universos figurativos personales (Joan Miró, Max Ernst).

Los surrealistas creían que la creatividad que nacía del subconsciente de un artista era más auténtica y poderosa que la derivada de la consciencia. También estaban interesados en explorar el lenguaje de los sueños que creían que revelaba los sentimientos y deseos ocultos.

De una forma general, se puede decir que la idea era lograr la mayor espontaneidad posible.

Los artistas que integran esta exposición virtual son: Rita Amaya, Alicia Antón, Enrique Atach, Leticia Irene Barradas, Juan Calderón, Carmen Campuzano, Indiana Castillo, Lucy Castrillón, Mireya Carrera Bolaños, Yanet Cuellar, Arturo Ezquerro, Pepe Garro, Isabel Guzmán, Batia Kahan,  Daniel Morales, Aliza F. Morgenstern, Ulises Ortiz, Liliana Paganini, Deborah Prum, Fernando Reyes, Margarita Tellez, Arturo Valdez, Yolanda Veytia, Carolina Viñamata, Lenir Witzke y James Zavalas. Todos ellos de gran talento que muestran sus fantasías y su gran creatividad.

Los invitamos a apreciar esta bellísima exposición en la galería virtual www.lewinsonart.com desde el 10 de agosto hasta final de Septiembre

 

 

1 COMENTARIO

  1. Que maravilla que podamos disfrutar de esta obra, que la compartan y la pongan al alcance de todos por este medio.
    Rita querida:
    Muchas gracias por tu trabajo por tantos años de dedicación y por todo lo que das
    Especialmente por ese corazón y por tu bondad hacia las personas con discapacidad intelectual
    Luis Ma y Gaby

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorThe Magical Order Created By Modern Conspiracies
Artículo siguienteEl enojo en el hogar
Mexicana por nacimiento, desde su niñez ha estado cerca de personas e instituciones dedicadas al arte y cultura, efectuando estudios en Florencia y complementándolos en escuelas mexicanas de pintura y escultura. Ha trabajado en varias galerías, incluyendo la del CDI y ha sido maestra de pintura y artes plásticas para niños. Ha participado en más de 50 exposiciones colectivas y otras individuales en México e Israel. Su obra se ha publicado en diversos calendarios, revistas y periódicos, siendo colaboradora de "Foro" desde 2006, aportando otra faceta de su actividad mediante chistes judíos.