¡Felicitaciones Likudnikim!

Realmente mis queridos likudnikim los felicito. Han logrado algo impensado hasta ahora en los 73 años de historia de Medinat Israel.

Si javerim, guiados por ese inefable líder, Biniamin Netanyahu por primera vez el Likud, los partidos haredim, la derecha fanática de Ben Gvir y Smotrich y la ¡lista conjunta árabe! Se han puesto de acuerdo y unánimemente en la contra una ley que se venía aprobando desde 1949 en forma casi automática, la ley de ciudadanía, por la cual si un palestino contraía enlace con un ciudadano árabe israelí no podía recibir la ciudadanía de Israel, con lo cual se protegía la seguridad del estado, al tiempo que se impedía un desastre demográfico.

Pero eso se acabó. Tras la épica jornada del 5 de julio de 2021 en la que 59 votos de los mencionados grupos políticos votaron en contra de dicha ley, ésta ya no está vigente.

Realmente es una clara demostración que Israel no es un estado apartheid como dicen muchos, sino verdaderamente democrático, tan democrático que permite que, a partir de ahora miles de palestinos se conviertan en ciudadanos israelíes.

¿Qué eso va a significar a la larga que terminemos siendo un estado binacional? Que importa si demostramos que hay democracia.

¿Qué con el tiempo Israel va a desaparecer para convertirse en un estado palestino? Que se le va a hacer, hay que adaptarse.

Aparte hay que ver que gracias a esta votación, nuestros hijos y nietos no van a tener que volver a combatir, porque ya no va a existir un estado que defender.

Señores Nasrallah, Meshaal, Haniya, Sinwar, Mahmoud Abbas, Khamenai, pueden descansar tranquilos, el Likud y sus nuevos aliados están haciendo su trabajo y van a cumplir su sueño de destruir a Israel