Diario Judío México - Pocas veces se puede decir que alguien es una persona extraordinaria y para mi el gran artista lo es, su mundo del erotismo, todos esos mundos pintados y hechos esculturas dan fe de ello. Pero lo que lo hace fuera de serie es su importante compromiso social con el desarrollo de , su activismo por la defensa de espacios culturales en Oaxaca, su mirada crítica ante los gobiernos que fueron y vinieron en su transitar por la vida y su amor por lo mexicano, por esa pasión para defender lo más profundo de quienes somos, nuestros orígenes y desde luego nuestro maíz. Una frase que tocó mi corazón cuando la dijo “Si envenenan el maíz, hieren a ” y esta frase atienen a su defensa del maíz original de nuestra tierra y su ferviente oposición a los trasgénicos.

En uno de sus textos el pensador Steven Pinker dice que si el arte no es capaz de imaginar mejores realidades para la humanidad o describir como es el espíritu de las humanidad en el tiempo del artista habría que cuestionarse el papel del arte pero sobre todo del artista.

Por eso es un artista con cuya obra se ensancha nuestro espíritu, nos sentimos grandes, importantes, vivos, inesperados, curiosos, desafiantes, valientes pero sobre todo honestos, a través de su obra es la imagen que por lo menos desde mi mirada nos devuelve como mexicanos.

Descanse en paz, que sea bienvenido en Mictlán con todos los chuchos que lo llevaran por el río.

Así hago mi más humilde homenaje Gracias por tanto querido maestro.

#FranciscoToledo
#MéxicoDeluto

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPrevención efectiva
Artículo siguienteNetanyahu prometió anexar los asentamientos del Valle del Jordán si es reelecto
Soy una apasionada por el bienestar, constructora de paz, de amor y humor. Por eso la causa que más me ha tocado toda la vida ha sido la de las mujeres. Mi cruzada es la despatriarcalización en toda clase de sistemas con la intención de construir sociedades más amorosas, incluyentes y fluidas. Dedico mis días a hacerlo con amor y con humor. Si queremos una sociedad con justicia, libre y en paz debemos poner toda nuestra inteligencia al servicio del amor. Mi estrategia es el despertar conciencias, usar el humor como una herramienta poderosa para humanizar las violencias y ponerlas en un nivel en el que se puedan gestionar. Crear nuevos marcos de pensamiento, que tengan incidencia política y social. Por eso soy caricaturista feminista. Como una mujer amante del cambio en el contexto de mi vida, mi primer carrera fue Ingeniería química, ¿Por qué no?, así construí un pensamiento estructurado y hecho al método científico, comprobación. Después diseñadora gráfica posteriormente, Meta Coach con especialidad en Marca Personal y intervengo en organizaciones y las personas para trabajar el liderazgo de las mujeres con perspectiva de género. Como caricaturista feminista, nacional, internacional, directora y fundadora de Caricaturistas con Causa. He ganado diversos premios internacionales y participado en exposiciones en foros también como ponente y jurado en México y el mundo. Mi misión son las acciones a través del arte para el cambio. Mi causa: Amor sin violencia, porque con amor y con humor todo es mejor. Martha Barragán “Mar”