Es probable que muy pocos hayamos escuchado sobre , un campesino austriaco que vivió la y se opuso al de una manera muy particular.

Podríamos pensar que Franz fue el líder de partisanos o al menos de un pequeño grupo de resistencia a la dictadura hitleriana en , pero no. Fue un hombre que se enfrentó solo a la ideología y propaganda nazi, ganándose el repudio de todos los que le rodeaban, despreciado incluso después de su muerte.

nació en 1907 en Sankt Radegund, un pequeño pueblo cercano a Baviera, en donde creció y eventualmente se encargó de la granja de su padrastro. En 1936 contrajo matrimonio con Franziska Schwaniger con quien tuvo tres hijas.

Resultado de imagen para Franz Jägerstätter

Franz era católico, practicante desde su infancia y estaba convencido de su religión y del amor que le tenía a Dios. Por esto, cuando Hitler convocó las votaciones para la anexión de a la Alemania nazi en 1938 fue el único de su pueblo en votar en contra porque creía firmemente que el era totalmente contrario sus convicciones.

Hacia 1940 fue llamado a cumplir servicio militar dos veces. No acudió. ¿Por qué ayudar a quien quería destruir el mundo? Ese año fue dispensado de sus deberes gracias al alcalde de la provincia, amigo suyo, quien declaró indispensable la presencia de Franz en la zona por lo que no hubo represalias por parte de los nazis.

Franz continuó denunciando las injusticias cometidas por los seguidores de Hitler en su día a día en los siguientes años, actitud que incomodaba a sus vecinos y en 1943 fue nuevamente llamado al frente. Ante la negativa de Franz a acudir a la convocatoria, quien explicó que era por motivos religiosos, fue arrestado. Quienes compartieron los meses de encierro con Franz mencionan que era un agente de paz, esperanza y que soportó los sufrimientos de la prisión con admirable paciencia.

Resultado de imagen para Franz Jägerstätter

Al poco tiempo fue trasladado a Berlín en donde fue acusado por insumisión por un tribunal militar y sentenciado a muerte. Fue guillotinado el 9 de agosto de 1943 a la edad de 36 años.

La historia de Franz permaneció en el olvido hasta que el sociólogo Gordon Zahn publicó su biografía In solitary witness. Life and dead of Franz Jägerstätter en 1964. El libro atrajo la atención de la Iglesia Católica, la cual después de una ardua investigación fue declarado mártir y beatificado el 26 de octubre del 2007.

La importancia de este personaje trasciende por la fidelidad a sus convicciones, la lealtad a sus creencias y la firmeza ante la adversidad. A pesar del repudio, la violencia y la intransigencia de su propia gente y de los nazis Franz luchó por hacer lo que él consideraba correcto y no volverse una pieza más de un sistema de asesinato y discriminación que costó la vida de tantos.

Hoy la historia lo reivindica y reconoce por sus ideales y nos invita a no ceder ante la adversidad y a seguir siempre a nuestra conciencia, tal como lo hizo Franz.

 

¿Te gustaría saber más de la vida de Franz Jägerstätter? Te recomendamos ver Una vida oculta dirigida por Terrence Malick (2009).

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLos centros de WIZO Beit Tzipora continuarán dirigiendo la visión de Wiesel y avanzando el legado de justicia social del fundador
Artículo siguienteLa música como herramienta terapéutica en niños y familias
Licenciada en Historia de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx). Directora y productora del documental Nunca más. La Segunda Generación en México, el cual ha sido proyectado en diversos espacios académicos y culturales. Su trabajo recepcional de licenciatura versó sobre La Segunda Generación en México. Hijos de sobrevivientes de campos de concentración del Holocausto, para el que entrevistó a diversos hijos de sobrevivientes de la Shoá y buscó definir el impacto de la labores de éstos en el México actual como trabajos aunados al nunca más. Trabajó con la Universidad Anáhuac México y la SEDENA en las Jornadas Regionales para la Prevención y Atención del Hostigamiento y Acoso Sexual (2018), impartiendo los talleres de Equidad de Género y Violencia a personal. Colaboró con el Departamento de Museos Nacionales del INAH en diversos proyectos de investigación museológica y montaje de nuevas salas permanentes en instituciones como el Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán, exconvento de Yuriria en Guanajuato, exconvento de Actopan, Museo de la Lagunilla en Torreón, entre otros. En el marco del V° Congreso Internacional de Historia y Literatura. “La Historia y el recuerdo” organizado por la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) celebrado en la Habana, Cuba; presentó la Ponencia Zapata vive, la lucha sigue. Mitos sobre la no muerte de Emiliano Zapata. Actualmente administra, impulsa y difunde los cursos en línea Teología para todos y trabaja en la segunda edición de Textos para el diálogo judeo-cristiano.