Diario Judío México - …en la que participan como candidatos, Carlos Alvarado por el Partido Acción Ciudadana, (PAC), y el pastor evangélico Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, (PRN), donde se confrontan ambos candidatoscon propuestas muy disímiles,desde diversos flancos políticos y sociales.

Evidenciando que ésta Nación, se encuentra atravesando una de las mayores crisis político-sociales de su historia, la cual tiene radicalmente dividida a la mayoría de su población.

Además, en la actualidad existe un ambiente de consternación por la creciente ola de violencia y odio desatado,que afecta a quienes se declaren abiertamente en pro de los Derechos Humanos de todas y todos los costarricenses. Más allá de cualquier fundamentalismo de corte religioso que busca sacar provecho de éstas elecciones presidenciales. A raíz de la respuesta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a la opinión consultiva hecha por el Gobierno de ,en cuanto a diversos temas de derechos relacionados con la población LGTBIQ y donde, el sector de la ciudadanía más liberalapoya su reconocimiento, mientras que el más conservador yextremista, lo rechaza y descalifica de plano.

La crisis que sufre se ve agravada debido a que los fondos económicos con que contaba el Estado han sido mal administrados durante décadas, generando un endeudamiento desmedido, crisis fiscal y concentración de la riqueza,en perjuicio de las poblaciones más vulnerables, junto con la corrupción institucionalizada, el incremento del narcotráfico y crimen organizado, sumado a un sistema de salud completamente colapsado y una infraestructura vial obsoleta, además de un Poder Judicial en entredicho.

Porque éstos son algunos de los puntos relevantes que deberá de asumir como reto, el nuevo cuerpo de gobierno el próximo primero de mayo, además de una Asamblea Legislativa que ha mutado en un sector de fanáticos religiosos y por otra parte, partidos políticos sumamente fraccionados a lo interno y externo; evidenciando la punta del iceberg de una crisis democrática que los más conservadores no quieren aceptar y menos divulgar, con la excusa de que generaría más caos social perjudicando al país, frente a la comunidad internacional.

Por otra parte, los más liberales y con sentido común no albergan ninguna traba para exponer los volátiles acontecimientos en torno a un problema de distribución de la riqueza, en donde los más desfavorecidos han sido excluidos por décadas;producto de un sector privilegiado de la población con participación política heredada, poder económico y de decisión, carente de conciencia social y sumamente conservador, frente a los derechos y deberes más ajenos que propios. Pero defendiendo a ultranza una posición totalmente neoliberal, aunque solo en el aspecto económico.

Donde la penetración ideológica importada de Norteamérica, se ha camuflado a través del adoctrinamiento de las iglesias evangélicas, que no tienen nada que ver con las grandes reformas hechas por Martín Lutero y Calvino en Europa, tergiversando el discurso y su mensaje religioso, en un continuo y espurio manoseo de la fe, frente a aquellos más vulnerables que deben ser visibilizados, como víctimas del populismo religioso, expresado en un clientelismo político de nuevo corte.

Porque la democracia más estable de América Latina, para un sector importante de la sociedad, ha sido objeto de un Golpe de Estado, pero a la “Tica,” lo que esto significa, a vista y paciencia del Tribunal Supremo de Elecciones, el cual, no se ha pronunciado en relación a sí la campaña política del Partido Restauración Nacional fue inconstitucional o no. Ya que expresamente la Constitución Política de estipula en su artículo 28 que: “no se podrá[…] hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose, como medio, de creencias religiosas”.

Por tanto, el pueblo de ésta Nación se ha volcado a exigir una respuesta pronta y cumplida al Tribunal Supremo de Elecciones, para que resuelva las denuncias que han sido interpuestas en contra del Partido Restauración Nacional, antes del primero de abril del año en curso.

Debido a que esa organización, utilizó la religión como medio para la captación de votos, como lo han atestiguado cientos de denuncias,las cuales no son desconocidas para nadie. Aunque pareciera que sí, para este órgano fiscalizador y orientador de toda contienda electoral, y que ahora más que nunca, debe dejar en claro a todos los costarricenses y al mundo,cuál es su verdadera función frente a esta coyuntura que tiene polarizado a todo un país, que está siendo visto y catalogado, como el más conservador y represor, socialmente hablando.

Porque ésta es la manera tradicional de acuerdo con la idiosincrasia costarricense, de cómo se da un golpe de estado, pero sin detonar ni un solo disparo. Para que tomen nota, todos aquellos que se han encomendado a la tarea de denunciar el populismo ideológico, que ahora tiene una nueva acepción que en este caso sería, el fanatismo religioso de adoctrinamiento y control social, como una nueva expresión de dictadura en América Central…

VIADiario Exterior
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorCampañas criminales
Artículo siguienteNuevos comentarios antisemitas de un grupo nacionalista estadounidense
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.