Diario Judío México - Había una vez…,una linda mujercita, se llamaba Berta, tenía un novio los dos eran muy jóvenes ,y vivían en un lugar
llamado “Bressner”, este lugar era en “Rusia”, pero su novio
se fue a vivir a “Argentina”, pues no se conseguía trabajo
en ese pueblo, y, Berta al poco tiempo, como era menor
todavía, y había quedado huérfana, una tía que vivía en, “Winnipeg”,” Canadá”, se la trajo a vivir a su casa, y, le
ayudaba en todo, mientras, aprendía a cocer vestidos
a todo esto, las cartas iban y venían, desde “Villa Luro”
“Argentina”, y Berta contestaba desde Winnipeg, Canadá
así muchos años, mientras, el, su novio, se hacía un porvenir
hasta que sintieron, que no podían vivir separados, el
su novio Moisés, empezó a hacer trámites, para poder traerla
a Buenos Aires, y, casarse, le llevó mucho tiempo, pero…
ese día llegó, y, se pudieron casar por poder, ya que ella seguía siendo menor, un día de mayo de 1932, creo, si no me
equivoco, por fin Berta y Moisés, se pudieron abrazar y besar
después de muchos años, pobre Moisés, quien les está contando, este sueño
que se concretó, soy,” Salomón su futuro yerno, luego vino
un hermanito, también llamado Salomón, esta carta se las estoy mandando, y..
recordando con mucha emoción y a la vez, muy triste, pobre Moisés, a los pocos años, se enfermó y falleció muy joven y no llego a poder estar en nuestro casamiento de su hija Anita
que bueno sería conocer, ese lugar, en donde Berta y Moisés
vivieron en Rusia ya hace tantos años!!!! ¿No?

Salomon Witenberg
[email protected]
ARGENTINA