Diario Judío México - En este artículo hablaremos de los ataques de pánico, por lo general comienzan antes de los 25 años de edad, pero pueden ocurrir hacia los 35 años, aunque con menor incidencia, la presencia de estos eventos de debe a la acumulación de ansiedad y estrés.

Principalmente se caracteriza por una aparición súbita de miedo o de malestar intenso con una gran sensación de perder el control. Esta reacción se puede sentir como un ataque al corazón, y esa es la razón por la cual las personas que viven un ataque creen que van a morir, por lo que tenderán a evitar las situaciones o personas donde anteriormente han ocurrido los ataques de pánico con la finalidad de sentirse más seguros.

Algunos síntomas físicos que vive la persona en ese momento son:

  • Latidos fuertes del corazón,
  • Sudor,
  • Debilidad, desmayos, o mareos,
  • Sensación de acaloramiento o escalofríos,
  • Hormigueo o adormecimiento en las manos,
  • Dolor en el pecho,
  • Sensación de náuseas o dolor de estómago

Por lo general la recomendación es que aprendas a manejar el estrés y la ansiedad con apoyo de técnicas de relajación para no llegar a experimentar un ataque de pánico. Pero si ese no es el caso y estas sufriendo estos síntomas o conoces a alguien; aquí te dejo 10 reglas para afrontar el pánico:

  1. Recuerde que las sensaciones no son más que una exageración de las reacciones corporales normales al estrés.
  2. No son, en absoluto, perjudiciales ni peligrosas; solamente desagradables. No sucederá nada peor.
  3. Deje de aumentar el pánico con pensamientos atemorizadores sobre lo que está sucediendo y a dónde podría conducir.
  4. Observe lo que está sucediendo en su cuerpo realmente ahora, no lo que usted tema que pudiera pasar.
  5. Espere y deje tiempo al miedo para que pase. No luche en contra, ni huya de él.
  6. Observe que cuando usted deja de aumentarlo al añadir pensamientos atemorizadores, el miedo comienza a desaparecer por sí mismo.
  7. Recuerde que el objetivo fundamental de la práctica es cómo afrontar el miedo sin evitarlo. Por tanto, ésta es una oportunidad de progresar.
  8. Piense en el avance que ha conseguido hasta ahora, a pesar de todas las dificultades. Piense en lo satisfecho que estará cuando lo consiga esta vez.
  9. Cuando comience a sentirse mejor, mire a su alrededor y empiece a planear qué va a hacer a continuación.
  10. Cuando esté preparado para continuar, comience de forma tranquila y relajada. No hay necesidad de esfuerzo, ni prisas.

Si aun a pesar de las recomendaciones que te he dejado en este artículo te está costando trabajo manejar los síntomas y retomar tus actividades, es momento de solicitar ayuda profesional. Maayan Hajaim cuenta con los profesionales que te acompañaran para que puedas disfrutar de la vida.

Bibliografía:

  1. Instituto Nacional de la Mental (2010). Cuando el miedo consume: trastorno de Pánico. Departamento de y servicios humanos de los estados unidos. Disponible en: http://ipsi.uprrp.edu/opp/pdf/materiales/panic-disorder-esp.pdf

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl Primer Ministro israelí que fue a vivir a un Kibbutz
Artículo siguienteEl desconocido legado en Ecuador de los refugiados judíos del nazismo
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico gratuito a persona de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. sin costo y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.