El sábado 5 de Abril por la noche hubo el festejo de  los Ijud Habonim Dror 65 años en .

Tengo poco llevando a mi hija al Habonim, he de reconocer que desde que entramos a dejarla nos sentimos muy cómodos. Ella se sintió mejor, se sintió parte de un grupo, un grupo de pertenencia que ha hecho que ella pueda explotar sus valores.

Más o menos se desarrolló el evento, con algunas cosas más o algunas menos:

La bienvenida para los padres y familiares, la presencia de directivos de la fue muy agradable. Lo que más me gustó por supuesto es la bienvenida tan cálida y fraternal que le dieron a Pau mi hija y le entregaron su Tilboshet.

Se cortó el cordón para el nuevo Ken, se puso un Mezuzá, lo cual me gustó mucho.

Pasadas las felicitaciones, fuimos al auditorio, dónde los chavos tenían preparado todo un escenario en el las instalaciones. Fue como estar en un campamento. simularon una fogata, etc. En verdad se involucraron para que fuera toda una celebración.

Nos encontramos amigos y el ambiente fue muy festivo. Hubo felicitaciones de diferentes partes del mundo. E hicieron un video muy gracioso.

Cada uno hizo alguna actividad, el grado de involucramiento se notaba en todo el recinto. Acabados los videos y la fiesta, comenzó la cena. El ambiente se mantuvo igual de cálido en todo momento. Los chavos siempre tienen algo bueno que decir.

He podido ver algunas Tnuot y siento que de alguna manera comparten ciertos  valores, cada quién puede sentirse mejor en una o en otra. Esto depende de la Tnuá y del grupo.

El sábado aproveché para hablar con mi buena amiga Leye y siendo ella una ex-habonim, pudo platicarme de corazón cómo fue estar ahí.

Parte de sus palabras fueron estas:

"En sus orígenes las diferencias eran ideológicas el Habonim era una tnuá socialista afiliada a partidos políticos en Israel, apoyando la vida del kibutz, trabajando por el bien común.  Nosotros teníamos la idea de kupa ósea cada uno aportaba lo que podía y lo repartíamos entre todos así que si en la noche queríamos salir cada a uno daba lo que podía y en base a eso se decidía que hacer porque si uno no tenía dinero para el cine entonces,  si no nos alcanzaba entre todos pues íbamos por quesadillas,  todos el que dio mucho y el que no dio nada tenía derecho a la misma cantidad, ahora eso ya no es así.

A mi parecer lo importante de una tnuá y en mi caso el Habonim son los valores que te van inculcando de la manera más cálida y lúdica posible, jóvenes de 16 a 25 años dedicando su ingenio, tiempo y experiencia a transmitir a niños desde los 6 años en adelante conocimiento, , sionismo, respeto, apoyo, trabajo en equipo, responsabilidad, toma de decisiones".

"En el habonim se forma alianzas y amistades de por vida, para mí fue una gran de vida que a través de la convivencia apoya tu individualidad pero te da pertenencia".

El Habo no es una tnuá comunitaria eso hace que tenga que arreglárselas por ella misma, si el Habo continúa es por el entusiasmo de los ex bogrim y actuales miembros. Yo creo que son de las instituciones que más deberíamos apoyar".

Estas palabras en la forma tan clara y apasionada que me lo expuso, sentí porque se vuelve una tradición de generación a generación para ir pasando estos valores a los hijos.

A decir de mi  otro amigo Isaac fue: "mi opinión es que fue un evento muy de Tnuá divertido para los exjaverim".

Mi amiga Raquel también me mencionó:

"El valor que tiene venir al Habonim es enorme, todos mis hijos vienen y sus madrijim son extraordinarios". "Es tiempo ganado y bien invertido".

Lo que puedo decir es que El Habonim es una familia grande preocupada y ocupada por su Tnúa. Eso es un valor muy grande. Y para mí eso es sumar.
Que sean muchos años más de compromiso, apoyo y generar más gente que quiere pensar más allá logrando un involucramiento de por vida.

¡Felicidades hasta 120!

  • Visite la galería de fotos sobre este evento, oprima aquí.

 

Mary Miserachi
Psicóloga y Coach Personal en Desarrollo Humano.
Cel: (55) 22700712
Casa: 5281 0353

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAlan Gross inicia una huelga de hambre en La Habana
Artículo siguienteLibro: "Los judios en Mexico: Una historia con enfasis especial en el periodo de 1857 a 1930", de Corinne A. Krause
Estudié la carrera psicología para poder ayudar a las personas, siempre he tenido un sentido de vocación hacia los demás. Además de que me gusta mucho el aspecto espiritual ó profundo del ser humano.Quiero ayudar a las personas a que alcancen su potencial, asesorándolos en lo que necesiten. Apoyando sus fortalezas. Me gusta la idea de ejercer mi profesión donde se conjugue el gusto por la gente. Puede ser por medio de: seminarios, talleres, pláticas, artículos, etc. para que las personas en lo personal y/ó en el trabajo logren sus objetivos y se superen.