Los observadores de la movida escena israelí se inclinan a coincidir: se resquebraja el culto personal a Netanyahu al tiempo que los partidos que se le oponen encaran dificultades para erigir un frente común.

Los cuatro torneos electorales que se han llevado a cabo hasta aquí han costado algo más de tres billones de dólares, suma considerablemente alta para una economía relativamente pequeña como la israelí. Por añadidura, la desocupación abierta supera la quinta parte de la población activa, y no es claro cómo y cuando esta masa desempleada obtendrá un ingreso por encima del mínimo.

En las presentes circunstancias, la elección del partido árabe dirigido por  Abu Abbas decidirá la índole y la formación del futuro gobierno. Perspectiva que parecía inimaginable en tiempos idos. Si este líder llega a un entendimiento con Lapid o con Bennet será posible gestar una coalición a la cual se unirían las agrupaciones jefaturadas por Saar y por Ganz.

Consciente de su fuerza, Abu Abbas procura imponer algunas condiciones a fin de llegar a un entendimiento. Entre ellas: recibir un cargo efectivo en el gabinete, aumentar la fuerza policial en el sector árabe-musulmán con el objeto de reducir la delincuencia, y neutralizar las posturas neokahanistas que han ganado terreno en este juego electoral.

Cabe recordar que en un par de semanas se iniciará el juicio contra Netanyahu, un hecho que afectará severamente su prestigio y podría inducir al presidente Rivlin a entregar la iniciativa para la formación de gobierno a algún líder que se le opone.

En cualquier caso, el radical declive de los afectados por el , la franca actividad en el aeropuerto y la apertura de la frontera con el Sinaí ofrecen posibilidades que compensan en algún grado la grave incertidumbre política.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEn orden inició la jornada de vacunación en Huixquilucan
Artículo siguienteUn judío, un norteamericano, un británico y un saudita conspiran para destruir al Islam chiita en obra de teatro presentada en el santuario Imam Reza en Mashhad, Irán
Invitado por la UNAM llegué a México desde Israel en 1968 para dictar clases en la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales ( hoy Facultad). Un año después me integré a la CEPAL con sede en México para consagrarme al estudio y orientación de asuntos latinoamericanos. En 1980 retorné a Israel para insertarme en las universidades Tel Aviv y Bar Ilán. En paralelo trabajé para la UNESCO en temas vinculados con el desarrollo científico y tecnológico de América Latina, y laboré como corresponsal de El Universal de México. En los años noventa laboré como investigador asociado en el Colegio de México. Para más amplia y actualizada información consultar Google y Wikipedia.