Haciendo planes

Por:
- - Visto 452 veces

Los planes se hacen para divertirse y cambiarlos en la primera oportunidad. Lo imprevisto sucede y los planes terminan en la basura. La salud mental, dicen por allí, es aprender a tener el mejor ajuste con la carta que te toca en la rifa

Programar forma parte de la diversión y nos llevamos una sorpresa al darnos cuenta que en ocasiones hay fuerzas externas que reorganizan nuestros programas.

Un viaje que se organiza para visitar a la familia, es un misterio, nunca se sabe como va a salir. Te encuentras con situaciones inesperadas, las agradables no cuentan, las desagradables nos obligan a ajustar la cabeza y el corazón.


Mientras estas en el avión, todo puede suceder en tu destino, el avión sigue su vuelo, la tierra gira cambiando la hora del reloj, a pesar de los sentimientos, catastróficos o no, del viajante y de los sucesos en el lugar de destino.

Al bajar del avión buscas a tu pariente o amigo, que viene a recogerte; de repente ves a un desconocido con un gran letrero con tu nombre, te sorprende ver tu nombre en una cartulina al aire y te acercas a dicha persona. Te avisan que tu pariente está en el hospital gravemente enfermo. La garganta se te seca, las rodillas no te sostienen y ahogas un grito para no hacer el ridículo.

El primer pensamiento egoísta es ¡Yo venía de vacaciones comentas en tú interior! ¿Quién se ha atrevido a cambiar mis planes? Alzas tu mirada al cielo y observas esas estrellas que representan la eternidad, que nos brindan su luz, y pides salir de esa pesadilla. Te das cuenta de la insignificancia de tu persona y de tus planes. Todo queda en silencio y el vacío sube paulatinamente poniendo una mancha negra en tu alma; son momentos en que puedes morir sin tener alguna enfermedad, el corazón ya no encuentra una razón para seguir latiendo. Pocos momentos que se sienten como largas horas.

Cada uno piensa en sus miedos y temores, sin compartirlos con el otro, hay ocasiones en que un intercambio en condiciones de tensión ayuda al otro a verte a ti en vez de sólo verse a sí mismo. ¿Esto cambia las cosas? ¡No! pero mejora el acercamiento hacia los otros y permite la compasión hacia fuera y no solamente, en forma egoísta hacia uno mismo. Podemos cambiar el pobre de mí, por que situación incómoda y dolorosa. Me echaron a perder mis planes, pero mi primo está a punto de morir. ¿Hacia donde se inclina la balanza?

Hay acontecimientos que nos superan; cuando vivimos entregados a los falsos ídolos que promueven un mundo egoísta lleno de diversión, las realidades duras son enloquecedoras. Pensamos en nuestra vida como una botella en la que se quiere meter más de lo que cabe, nos ahogamos, y no nos damos cuenta que podemos y podemos…aunque nos estemos arrastrando.

La vida de las personas se mueve como si fueran cartas en un juego de azar y la verdad es que el dolor personal e íntimo pocas veces es visto desde afuera. Nadie se puede poner en tus zapatos, y uno no puede pretender que el otro viva tu dolor, tu incertidumbre en carne propia. Los sucesos no los puedes cambiar y con nostalgia asumes que pudo haber sido de otra manera.

Recuerdo cuando Luis traía unas invitaciones para que yo repartiera en México y su esposa tuvo un ataque cardiaco en el avión. El avión descendió en Francia para que la pareja descendiera y fuera al hospital y aquellos papeles que yo esperaba ansiosamente se perdieron dentro del caos suscitado por la repentina enfermedad de Eloisa.

Existe una tendencia natural en los humanos por librarse de las realidades duras y hacemos lo posible por engañarnos sin lograrlo. Queremos que cambie el mundo de afuera y lo único que podemos hacer es cambiar nuestra fuerza interior para lograr pasar los momentos trágicos con fuerza y serenidad.

Hay recuerdos y sensaciones que queremos tirar a la basura, como las fotografías de un pasado que ya no queremos recordar. Lo mejor es verlo y despedirte de aquello asumiendo que es parte de tu vida y que cada rasguño que la vida nos da contribuye a formarnos y reformarnos. Nos movemos a base de aciertos y errores, ambos parte de la misma moneda.

Insisto en que la vida está llena de alegrías y tristezas, de amargura y dulzura y una da espacio para la otra. Sólo nos gustaría quedarnos con lo dulce sin aceptar lo amargo. Cuando aceptas que es importante hacer planes aunque su ejecución no depende totalmente de ti, estás viéndote con humildad. Hay que luchar por tus objetivos, dejando un espacio para la duda y la incertidumbre. Así los logros al llegar tienen un mejor sabor.

A veces nos tropezamos con personas que desconocen el temor o la duda, sentimos envidia ante la seguridad que muestran, la verdad es que no sabemos si son inconscientes o protegidos de los ángeles. Si rascamos un poquito, vemos que tienen temores pero no se dan cuenta de ellos o no los platican como nosotros lo hacemos.

Si tenemos la sabiduría de aceptar que casi siempre aprendemos de todo lo que nos sucede hemos crecido un poco, cada suceso tiene un significado aunque no siempre lo comprendemos en el momento, a lo mejor nos quedamos con la duda eterna.

Acerca de Esther Friedman

Esther Friedman es Psicoterapeuta individual, pareja, familiar y de grupo con especialidad en "adultos mayores". Cursó la Licenciatura y maestría en Sociología en la UNAM donde fue docente en las cátedras de Psicología Social, Pedagogía y Psicoanálisis y Sociedad.Ha sido Terapeuta Familiar y Docente en el ILEF, donde también funge como docente y Supervisora desde 1993.En 1997 fundó y coordina hasta la fecha El Centro de Adultos Mayores (CAM), en ILEF. Terapia individual, familiar y de pareja donde se llevan a cabo constantes "grupos de reflexión" y talleres acerca de "Sensibilización acerca de la vejez", "Pareja y Familia", "El individuo en su contexto", entre otros.Obtuvo "Mención Honorífica" en su Tesis de Licenciatura en Sociologia sobre "El Divorcio". En Abril del 2001, presentó como tesis de maestría de Sociología en la UNAM, la tesis "MODERNIDAD Y VEJEZ" 1960-1999. Estudios de Caso en la Ciudad de México (Mención Honorífica).Ha participado en congresos nacionales e internacionales presentando los siguientes temas: "La resonancia y el sistema terapeutico total en la clínica de la 3ª y 4ª. Edad" en octubre de 2001.En marzo de 2002, en el congreso Vivere e "curare" la vecchiaia nel mondo se presentaron en Italia, (Génova), dos ponencias nuevas sobre el mismo tema: "Abuelita dime tu" y "Concierto de voces en el Sistema Terapeútico".En el Congreso Nacional de Terapia Familiar 2003, presentó " La resonancia en el sistema terapéutico total" ante ciertos casos especiales en la vejez.En Junio de 2005, se presentó ponencia en el congreso del CIESAS en Cuernavaca, Morelos sobre los prejuicios que se tiene sobre la vejez.en: The mexican internacional family Strenghs Conference in June 2005.Ponencia family and old age prejudices organizado por el centro de investigaciones y estudios superiores en antropología social ciesas y la universidad de nebraska en junio en Cuernavaca, MorelosEn 2005 se participó en el Congreso de Tlaxcala con dos carteles: El arte de envejecer y Prejuicios que condicionan la vejez en el Primer encuentro regional "la familia y su contexto: Perserspectivas de analisis y niveles de intervencion en el marco del XXVI aniversario departamento de educacion especializada Tlaxcala de Xicontencatl.En noviembre del 2006, en el Congreso Internacional de Terapia Familiar, en Acapulco Guerrero, se presentó la ponencia "Identidad en la Vejez".En febrero 2008, se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Constelaciones Familiares y en él se llevó a cabo un taller de "Adultos Mayores".Septiembre-Diciembre 2008, en el Instituto de ConstelacionesFamiliares se llevó a cabo un curso de Sensibilización ante la Vejez durante diez sesiones de 3 horas cada una.En agosto 2008, en un evento llevado a cabo por el DIF de Colima, se dio una conferencia magistral sobre la vejez titulada: "Soledad, Aburrimiento y Depresión" y Un taller sobre "La Sabiduría de la Vejez".Visiones personales internas. Testimonios de los Viejos; temas más importantes que les preocupan.Una Nueva cultura de la Ancianidad: opiniones personales de los adultos mayores para una forma de vida más armónica.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: