Diario Judío México - El año pasado se desmanteló en Colombia una red de narcotraficantes con vínculos islamistas. Parte de las utilidades eran para apoyar Hezbollah Latinoamérica. Al grupo se le comprobó que estaban ligados con cárteles de drogas de Mexico y de Colombia. También se pudo comprobar que a través de la Embajada de estaban infiltrando agentes en Colombia y que existían musulmanes colombianos apoyando a Hezbollah. Similares acciones se están detectando en otros países de América Latina.

El crecimiento de Hezbollah se debe básicamente a la alianza estratégica que establecieron dos enemigos de Estados Unidos: Ahmadineyad de y Chávez de Venezuela. Este último ha invitado y apoyado a movimientos chiítas de y Siria para que funcionen libremente en Venezuela. Tal es el caso de la tribu Wayuu del Amazonas que fue convertida al Islam y sus miembros son “guerrilleros de Allah”. La idea de convertir indígenas en miembros de Hezbollah ha sido copiada en otros países como Ecuador, Bolivia, Nicaragua, etc. está ofreciendo un fuerte apoyo económico y enviando a través de Venezuela apoyos a los grupos extremistas islámicos.

Reproduzco aquí parte de la información que distribuyen desde Venezuela:

“Propuesta Política-Militar Integrista, fundamentalista Islámica Latinoamericana”.

As salamu aleikum (Saludos).

Bismilahi Rahmani Rahim ( En el Nombre de Allah El Misericordioso)
El demonio del norte, y los aliados de ellos, enemigos todos del Islam y de Allah, han ordenado el exterminio del Islam, de los musulmanes, de nuestros lugares sagrados, y la desaparición de nuestra fe. La lucha de estos engendros de Satanás, es contra Allah. Los musulmanes Latinoamericanos tenemos que tomar las armas para defender el islam y a los musulmanes. El tiempo de la neutralidad, la pasividad y la indiferencia frente al conflicto que ahora vive el Islam y los musulmanes en el mundo, ya pasó. Los musulmanes latinos, hoy, asumimos un papel protagónico en la Yihad Latinoamericana contra Occidente, enemigo del Islam. Los musulmanes latinos, hoy, nos colocamos en las filas de batalla, al lado de nuestros hermanos árabes. Si con ellos compartimos las filas de la oración, con mucha mas razón compartiremos, las de la batalla por la causa de Allah. Los musulmanes latinos ingresamos como latina, están advertidos que la suerte de nuestros hermanos no nos es indiferente.

Como parte del plan estratégico de , es de mucho interés para establecer movimientos islámicos y ya se ha observado el crecimiento de estos grupos, particularmente en Chiapas. Existe evidencia de sus nexos con grupos zapatistas y narcotraficantes. Según declaró el profesor kuwaití Abdallah Nafisi, la mejor manera de atacar a Estados Unidos es enviando suicidas desde con armas biológicas (sugirió 40 kg. de ántrax).

En la misma conferencia comentó que Allah estableció que la enemistad con los judíos sería eterna por lo tanto el que contradice este escrito del Corán es un infiel y debe ser combatido.