Himno de los partisanos que fue compuesto por Hirsh Glick, partisano en los bosques de Vilna.

Fué capturado y fusilado en 1944.

Tenía 24 años de edad.

Diario Judío México -

Nunca digas que vas a tu último camino
Aunque los días azules se oculten tras cielos de plomo

Llegará el momento soñado
y resonará nuestro paso. ¡aquí estamos!

Desde el país de las nieves al de las palmeras
Aquí estamos con nuestro dolor, con nuestra pena

Y donde cayera una gota de nuestra sangre
brotará nuestro heroísmo, nuestro coraje.

El sol de mañana aparecerá hoy
y el enemigo se esfumará con el ayer.

Pero si demorara en aparecer el sol,
De generación en generación
vaya como consigna esta canción

Esta canción ha sido escrita con plomo y sangre;
No es la canción libre de un pájaro;
Entre un desplomarse de muros desquebrajados;
La cantó un pueblo con armas en mano.

Nunca digas que vas a tu último camino
Aunque los días azules se oculten tras cielos de plomo

Llegará el momento soñado
y resonará nuestro paso. ¡aquí estamos!

Para escuchar diferentes versiones del Himno de los Partisanos (Zog Nit Keynmol ), visita SaveTheMusic.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDetienen a un shelíaj estafador que hizo pasar a cristianos por judíos
Artículo siguienteShoah
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.