Diario Judío México - En una excelente nota publicada en Diariojudio.com titulada “Palestina Secuestrada” se incluye:

Antes de que haya un – ¿para qué hablar? Nadie está atento de todos modos porque las cosas están tranquilas. Y en el momento en que ellos secuestran, no hay que hablar (como dijo el director ejecutivo de Paz Ahora), ya que nuestros secuestrados no están. Y cuando todo termina (en lo que podría ser, Dios no lo quiera, una tragedia personal o una tragedia colectiva que a nadie le importa), ¿por qué deberíamos hablar? Todo el mundo está ocupado, una vez más, con el Mundial, la supermodelo Bar Refaeli o el siguiente escándalo.

Desde mi perspectiva el de los tres jóvenes en Cisjordania es parte del proceso que llevó a la actual operación militar israelí en Gaza. El mismo libreto hace años y sorprendentemente se alimentan mutuamente todo el tiempo hace años. Por el silencio general entiendo que ahora estamos en guerra, todos movilizados y nadie habla. De todas maneras yo estimo que lo peor que deben hacer las personas es callarse.

Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos. Como dijo Marthin Luther King.

Desde otra perspectiva me pregunto para que hablar, en este caso escribir, No vemos las cosas como son. Vemos las cosas como somos nosotros. – Confucio

Cada uno con sus lentes. Lo digo con cierta tristeza personal pues en el caso específico de hace años que me manifiesto contra el primer ministro Netanyahu y su(s) gobierno(s) y su ideología y me impresionó que más personas tienden a apoyar su posición que la mía. Obviamente cuando digo mío me refiero a otra concepción en la cual el primer objetivo es la paz, sabiendo que la paz incluye la retirada de los asentamientos y el reconocimiento del estado palestino.

Cuando Hamas y Fatah firmaron el acuerdo de paz entre ellos me pareció una excelente oportunidad de intentar llegar a un acuerdo con . En cambio salió en una amplia campaña contra la legitimidad del acuerdo y cancelando las conversaciones. Una nueva excusa para no continuar con la farsa de las conversaciones ya que no quiere la paz. Difícil escribir eso, se me retuercen los intestinos pero esa es la verdad.

Un análisis que recibí de un joven israelí precisamente reafirma lo que pensé entonces. En lugar de entrar a esta guerra que es solo la posterior de la anterior de hace dos años y la anterior de la próxima el momento es una excelente oportunidad de hacer la paz, quien quiera hacer la paz.

El análisis dice que en este momento la zona está en condiciones extraordinarias para concertar la paz entre israelíes y palestinos debido a las siguientes razones.

  1. Egipto con el gobierno de Sisi es un excelente “partner” para la paz y para presionar al Hamas a entrar en conversaciones. Egipto por lo pronto a limitado y o liquidado a los hermanos musulmanes y tiene frontera con Gaza.
  2. Siria e Irak inmersos en la guerra interna, la guerra religiosa, el conflicto shiita-sunita no son una amenaza real para , la paz con los palestinos precisamente fortalecería a .
  3. El Hizbulah en Líbano está debilitado por su participación en la guerra de Siria
  4. Jordania por supuesto estaría muy interesado en la paz la estabilidad de la zona, no olvidando que tiene sus fronteras con Siria e Irak
  5. Abu Mazen realmente quiere la paz pues es el eslabón débil de la cadena de mando y su propio gobierno estimo yo se mantiene más que nada por los intereses globales de y las potencias que necesitan una imagen.

No desmiento que queda lugar para ampliar la idea y enriquecerla con enlaces que sustenten esta idea, que solo llevaría a una conclusión. Es en forma sistemática la que se opone a la paz y no deja a los palestinos otra alternativa que los ataques con los misiles y los atentados.

Habiendo guerra no se habla, no se critica, no se comenta y en especial no se piensa.

En la trastienda quedan varios puntos que pasan a ser secundarios por la actual guerra. Cuando mi hija me escribe desde Jerusalem que hubo varias alarmas y cayeron varios misiles esperando que esto termine rápido que importancia tiene que seis frutos de la educación de 50 años de conquista y dominación hayan quemado vivo un joven palestino y haber fracasado un día antes de secuestrar un niño palestino de 9 años. Qué importancia tiene que dos policías israelíes se ensañen con un joven palestino, por desgracia ciudadano de EEUU, y todo filmado. Terrible a mis ojos es que los que filmaron no se atrevieron a defender al joven. Y los comprendo.