Diario Judío México - Roma: la increíble ciudad eterna. La famosa ciudad del Imperio Romano y las Siete Colinas, La Dolce Vita, y el Vaticano. Roma, un centro milenario de energía, cultura, cuna de una de las más importantes civilizaciones del mundo, un gigantesco museo abierta con más de 2800 años de existencia.

¿Y como explorar esta ciudad milenaria?

En un mundo donde todo es cada vez más grande y menos personal, buscamos las pequeñas joyas que ofrecen experiencias genuinas y únicas.

Small Luxury Hotels of the World es un portafolio sin igual de algunos de los mejores pequeños hoteles independientes del mundo. Con hoteles en más de 80 países, la diversidad de ellos y los paraísos que ofrecen son excepcionales.

Miembro de Small Luxury Hotels of the World, Hotel d’Inghilterra es una gran residencia con una orgullosa historia. Una vez un palacio, ahora es un refugio urbano boutique. Hoy en día, cada habitación de estilo individual se mezcla con la suntuosa decoración, clásico con diseño moderno.

Hotel d’Inghilterra es una propiedad clásica italiana de lujo de cinco estrellas en el corazón del distrito comercial, cerca de Via Condotti de Roma y la plaza de España. Este acogedor y antiguo hotel ofrece excelente servicio y cuenta con 88 habitaciones, así con una deliciosa cocina mediterránea contemporánea, el Café Romano.

Una vez fue la noble residencia de los príncipes del siglo 16 de Torlonia, así como el hotel favorito de Byron, Keats y de Shelley en el 1800, así como de Mark Twain, Hemingway, Elizabeth Taylor y Gregory Peck en los años Dolce Vita.

Hoy en día, el hotel sigue siendo el destino preferido de la élite internacional, de los que aprecian su originalidad ecléctica, su exquisita elegancia, un servicio impecable y magnífica ubicación.

Un verdadero homenaje a el estilo individual, las 88 habitaciones y suites del hotel son todos únicos, con piezas, obras de arte y decoración distintas. Desde la habitación doble con elegancia clásica a la Suite Presidencial, todas las habitaciones no hacen sentir como si nos encontráramos alojados en una villa privada donde el pasado se funde con el presente. Espejos barrocos reflejan composiciones modernas con diseños de flores y el más fino de telas destacan la elegancia discreta y clásico de Roma.

El edificio que alberga el hotel data de mediados del siglo XVI, cuando fue utilizado como residencia para los visitantes de Palazzo Torlonia, situado al otro lado de la calle. En el siglo XV la zona local era conocido por albergar los mejores hoteles de la ciudad y atrajo a visitantes extranjeros y comunidades internacionales. La cercana zona de tiendas de lujo Via Borgognona debe su nombre al grupo de comerciantes de la región de Borgoña, quienes han habitado en el distrito desde principios del siglo XV.

El diseño del Hotel d’Inghilterra se inspiró en los arquitectos italianos Alessandro Pasini y Tomaso Piantini -y los muebles y accesorios que se han inspirado por el diseñador Roberto Terrinoni. Las primeras renovaciones datan de 2008 y afectaron a toda la cuarta planta, la reducción de las 21 habitaciones de 13, habitaciones grandes, redecoradas con lámparas de araña de cristal de Murano soplado a mano, y las telas y servicios modernos. Desde entonces, los otros pisos se han reformado de manera similar, ofreciendo el lujo clásico de antaño y comodidad moderna cuando salimos a visitar la ciudad más fascinante del mundo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.