Diario Judío México - Museo de ToledoTOLEDO.- El Príncipe Felipe ha inaugurado el Museo Sefardí de Toledo, que reúne 1.253 piezas de los orígenes del pueblo judío y que ha permanecido dos años cerrado para acometer una primera fase de intervenciones de restauración y adquisiciones.

Estas actuaciones han estado motivadas por la masiva afluencia de personas al museo, que desde 1994 hasta su cierre acogió a más de tres millones de visitantes, y por la conveniencia de incorporar nuevas instalaciones de seguridad, red informática y megafonía, adaptar a la legislación la conservación y exposición de las obras y mejorar la accesibilidad, según explicó la subdirectora general de Museos Estatales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Marina Chinchilla.

En concreto, la fase que se inaugura es la primera de los trabajos incluídos en el Plan Integral de Museos Estatales, y ha supuesto la incorporación de nuevas piezas a la exposición permanente, entre ellas, piezas mesopotámicas, monedas, contratos matrimoniales, objetos litúrgicos o joyas judeoarábigas, con un coste total de más de 100.000 euros. Destaca la Caja para la Torah y pináculos de plata y oro, además de un Mapa de Jerusalén.

Asimismo, se ha actuado en el plano de la documentación, con la incorporación al Sistema Integrado de Documentación y Gestión Museográfica DOMUS, lo que supone que el 68,41% de la colección esté ya informatizada; y en el de la investigación, que ha dado como resultado la publicación del libro ‘La Comunidad Judía de Tetuán (1881-1940). Onomástica y Sociología en el libro de registro de circuncisiones del Rabino Yishaq bar Vidal Ha-Serfaty’, del que es autora la directora del museo, Ana María López Álvarez.

También se ha procedido a rehabilitar la Sinagoga del Tránsito, o Sala de Oración para readecuar espacios, y consolidar y restaurar elementos singulares, realizándose un proyecto de intervención sobre cubiertas para evitar filtraciones de agua. Paralelamente, se ha procedido a instaurar un nuevo sistema de iluminación del artesonado de esta Sala, y se ha dotado al museo de un sistema de conservación preventiva integral.

Rehabilitación

Del mismo modo, se han restaurado los bienes muebles, con la revisión del estado de conservación de las colecciones, la limpieza general y la intervención en vigas, puertas y lápidas; y se ha procedido a la actualización museográfica mediante la protección de yeserías, la reforma de vitrinas, la recuperación de la cota original del pavimento de la Sala de Oración, y la mejora de la accesibilidad.

La subdirectora general de Museos Estatales indicó, además, que en los edificios anejos se ha realizado un proyecto arqueológico que ha tenido como consecuencia el descubrimiento de restos de una casa tradicional toledana de los siglos XII o XIII, y de documentación de algunas tumbas de enterramientos posteriores a la conversión de la sinagoga en iglesia tras la expulsión de los judíos.

Por último, también se ha dado prioridad a la intervención en materia de seguridad, y a la difusión y la comunicación, mejorando los servicios de atención, elaborando guias abreviadas, estableciendo un servicio de audioguias en tres idiomas y, sobre todo, con la ampliación del horario de apertura del museo por las tardes de marzo a noviembre, desde las 16.00 hasta las 21.00 horas.

La segunda fase de la intervención, que se desarrollará hasta el año 2005 y no supondrá el cierre del museo, consiste en la ampliación del museo por medio de la rehabilitación de dos anejos que suponen un total de 420 metros cuadrados más, donde se ubicará la zona administrativa, y se instalará una zona de exposiciones temporales.

Las piezas del Museo

Tras la actuación, se podrán contemplar las más de 1.200 piezas representativas de los orígenes del pueblo judío y su contexto histórico y geográfico en el Oriente Próximo Antiguo, de la colección judaica, objetos culturales extraídos de la tradición judia, material hispanojudío y sefardí, laudas sepulcrales procedentes de cementerios españoles (ubicadas en el patio Norte), y piezas del ciclo vital y festivo de las comunidades sefardíes.

En la entrada, y como inicio de la visita, explicó la directora del Museo, se ha recuperado una viga con inscripciones que sirven de saludo a los visitantes, así como un Mapa-plano de Jerusalén de, aproximadamente, el siglo XVIII, en el que se representa diferentes lugares tanto judíos, como el Templo de Salomón, como cristianos.

Por su parte, la Sala especial de la Sinagoga del Tránsito, o Sala de Oración, mandada erigir a mediados del siglo XIV por Samuel Ha-Leví, ha sido recuperada para contemplar la armadura ochavada y el artesonado que se extiende sobre los 23 metros de largo y 9,5 de ancho de la estancia, y que es uno de los ejemplos de la carpintería hispano-musulmana de la Edad Media.

Saludos cordiales

Pedro Andrés Porras Arboledas
http://www.ucm.es/info/hisdere
http://www.ucm.es/info/byblos

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSome customs for the holiday of Hanoukah
Artículo siguienteA True Story Never Told
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.