Esta obra de la dramaturga ganadora del Pulitzer, Paula Vogel, cuenta la historia de la controvertida obra de Sholem Asch, The god of vengeance, y los apasionados artistas que arriesgaron todo para llevarla a los escenarios de Europa y Estados Unidos.

Una pequeña compañía judía de teatro narra el viaje de la obra desde su creación en Varsovia en 1906, pasando por su presentación en Broadway —censurada por mostrar un beso entre dos mujeres—, hasta sus últimas representaciones en el ghetto de Lodz en Polonia durante la ocupación alemana.

Del 13 de agosto al 02 de octubre llega al Teatro Helénico la puesta en escena Indecente, drama escrito por Paula Vogel, bajo la dirección de Cristian Magaloni.

El montaje reflexiona en torno a los diversos tipos de discriminación: sexual, religiosa y creativa, pero también exalta el valor y la esperanza en el arte, aun cuando sea el último refugio, estandarte y fortaleza del ser humano.

La puesta en escena cuenta con un gran elenco conformado por AAlberto Lomnitz, Elizabeth Guindi, Ana Guzmán Quintero, Majo Pérez, Roberto Beck, Jorge Lan y Federico Di Lorenzo. Músicos: Leo Soqui, Cecilia Becerra y Rodrigo Garibay.. La dirección es de Cristian Magaloni y la producción corre a cargo de Ana Kupfer con Aaron Margolis y Yosi Bernstein como productores asociados

A pocos días del estreno, Magaloni comentó: “Es un texto al que le fue bien en Estados Unidos, ganó un Pulitzer y un Tony, es un texto que hace un homenaje al teatro. En escena seguiremos el viaje de una obra de teatro durante varias décadas y veremos cómo es interpretada por varios actores durante estos años, así como la forma en que toca a las sociedades de los distintos países donde se presenta”.

Y agregó: “Siempre hay proyectos a los que les damos un extra, que nos piden un poco más, y este es uno de ellos, veo como todos se esfuerzan en cada ensayo y como terminan muy tocados por la historia. Al final, es un proyecto de mucha belleza y amor por el teatro”.

De acuerdo con el director, el montaje es un homenaje, también, al fallecido productor Eloy Hernández y contará con 3 músicos sobre el escenario, quienes tendrán interacción en escena, si bien, no se trata de un musical, aseguró, que habrá algunos números musicales.

Por su parte, Elizabeth Guindi comentó: “El reto aquí, es que todos tenemos más de un personaje, uno de los que yo interpreto es muy contradictorio, juega con lo espiritual y con lo que no lo es tanto, toca partes del ser humano muy profundas, su nombre es Sara”.

Para la actriz, la obra habla de los tabúes que seguimos enfrentando hoy en día y encuentra diversos elementos que enriquecen su contenido desde que fue escrita a inicios del siglo pasado.

Sobre sus personajes, Majo Pérez declaró: “A mí me tocan seis personajes, uno de los más fuertes es una prostituta que se enamora de una niña ingenua. Lo que es interesante en esta obra fue el buscar recrear ese amor de una forma generosa y blanca, por lo general, siempre se retrata lo sexual y lo que quiere la obra es mostrar dulzura y amor en todos sus aspectos”.

Por su parte, Ana Guzmán Quintero comentó: “A mí me tocan 7 personajes que se mueven en el arco general de una joven ingenua, una de ellas es una hija pura, otra una esposa, varias actrices que han hecho esta obra a lo largo de los años, y a todos nos toca ser distintos actores que interpretan el dios de la venganza. Se trata de una propuesta de metateatro con la que el público se va a divertir muchísimo”. 

Finalmente, Roberto Beck, Jorge Lan y Federico Di Lorenzo coincidieron en que se trata de una propuesta que retrata plenamente la transformación en cada espacio donde llegó, al tiempo en que celebra el amor entre dos mujeres, así como el horror de un conflicto bélico y cómo este afecta irremediablemente el destino de todos los personajes.