Diario Judío México - blnk
castillo2
Nombre: Spooky Castle
Tiempo de exposición: 47 segundos
Apertura: f / 3.5
ISO: 100

Te comparto esta foto que tome en el 2009 cuando visite Irlanda. Fui invitado a quedarme ahí por el pintor Gottfried Helnwein.

Era mi última noche en el castillo, y estaba esperando a que llegara el taxi por mi. Como eran las 4 a.m. y las únicas luces venían de la luna llena y de mi cuarto, tuve que bajar mi tripié.

Parte de lo que hace esta foto atractiva, es el movimiento de las nubes. Esto lo logre con los 47 segundos de exposición y con el movimiento natural de las nubes.

International Standards Organization (ISO)

El último tema de la técnica que me gustaría comentar contigo es el del ISO (también conocido como el American Standards Association o ASA). Anteriormente, los rollos de las cámaras tenían diferentes sensibilidades a la luz. Habían rollos desde ISO 10 hasta ISO 6400. A este número se le llamaba la velocidad del rollo.

Los rollos usaban una emulsión de plata para grabar la imagen (eran granitos microscópicos de plata, ya que la plata es sensible a la luz). Mientras más bajo el ISO menos sensible a la luz. Eso significa que necesitabas más tiempo de exposición o mayor apertura del lente. En muchas ocasiones, esto ocasionaba que tuvieras que usar un tripié para que salga bien la foto.

En los rollos “rápidos”, los que necesitaban menos tiempo de exposición, usaban granitos de plata más grandes para poder captar mejor la luz. Por lo tanto, cuando se amplían las fotos tomadas con rollos “rápidos” el grano de plata se veía en las fotos, mucho más que cuando amplias las de un rollo “lento.”

Lo mismo pasa con los sensores de las cámaras digitales, pero sin la plata. Cuando tu le pones un ISO más alto, el sensor se vuelve muy sensible y cada pixel interpreta la luz con menos perfección.

globo

Esta foto la tome a las 6 de la mañana, cuando estaba completamente obscuro y sin tripié. Para poderlo hacer, tuve que poner el ISO en 6400, la apertura en f / 4.5 y la exposición en 1/6 de segundo (me arriesgue a que saliera borrosa, pero si no, no la hubiera podido tomar).

globo2

Este es un zoom al globo donde se puede ver el “grano” y la crudeza de usar el ISO más alto, 6400. Parecería que está pixeleada, pero en realidad es el “grano” que se nota en el cielo. Sin embargo, de no haber existido el ISO 6400, no hubiera podido tomar esta foto.

Aquí les pongo un ejemplo de la misma foto tomada con ISO 100 y 6400, para que vean la diferencia en la calidad.

palma

iso100
ISO 100
ISO 6400

Como se puede ver, el ISO 100 produce fotos mucho más nítidas que el ISO 6400. Por lo tanto, uno siempre debe de usar el ISO más bajo posible para que se vean perfectas, aun cuando las amplias. Yo trato de mantenerme entre ISO 100 y 500.

Si tienes cualquier pregunta de cómo usar esta técnica, o no entiendes cualquier cosa, escríbeme y feliz te contesto todas tus dudas.

Puedes ver muchas de mis fotos en mi página www.allanagami.com o en mi Instagram @allanagami.

¡Nos vemos la próxima semana!

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorIntimidad emocional en el matrimonio
Artículo siguiente¿La convivencia: es difícil?
¡Hola! Soy Allan Agami, y por los siguientes meses voy a estar compartiendo contigo la fotografía de la semana y mis conocimientos acerca de la fotografía. Mi experiencia como fotógrafo comenzó en 1998, cuando a los trece años, en mi Bar-Mitzvah, mis papás me llevaron al centro a comprarme mi primer cámara. Era una Canon AE-1 usada (fabricada de 1976 a 1984), era de rollo y 100% manual. Fue en ese momento que comencé a interesarme en la fotografía y a tomarle fotos a todo lo que se me ponía enfrente. Desde postes de luz, letreros de calles, casas, personas, perros y hasta los regalitos que dejaba mi perro en el jardín (¡no es broma!). Tuve que tomar muchas fotos para poder entender que eran todos los numeritos y aros que giraban en la cámara, y no lograba entender porque algunas fotos salían bien y porque otras salían obscuras o borrosas. A los catorce años me fui a estudiar la secundaria a una escuela en Estados Unidos. Ahí descubrí lo que era el Cuarto Obscuro y tome los únicos cursos de fotografía que he tomado en mi vida. Algunos de ellos fueron acerca de la fotografía en blanco y negro, composición, cómo y porqué funcionan las cámaras, etc. Lo que empezó como un hobby, ahora es una pasión.