Dos diputados israelíes de la oposición interrogaron en el Parlamento al ministro de Justicia, Yaakov Neemán, sobre el caso de un ciudadano australiano encarcelado con un nombre falso en Israel y sospechoso de pertenecer al Mossad, que se habría suicidado a fines de 2010.

«Este prisionero estuvo encarcelado con un nombre que no es el suyo. ¿Está usted al corriente? ¿Confirma usted el hecho de que este ciudadano australiano se suicidó en prisión bajo un nombre falso, sin que se revele que estaba detenido en Israel?', preguntó el diputado árabe-israelí, Ahmed Tibi, en la sesión de preguntas orales.

En la misma reunión del plenario, la dirigente del partido Meretz, Zehava Gal-On, preguntó al ministro si considera «normal que la oficina del primer ministro Netanyahu solicite a los directivos de los principales medios de comunicación israelíes a evitar la publicación de una información susceptible de molestar a Israel».

Según la prensa israelí, se impuso un apagón informativo en este asunto, sometido a la censura.

A todas estas preguntas, Neemán respondió que no tenía conocimiento acerca del asunto y que averiguará sobre el mismo. «Todo esto merece un examen», se limitó a afirmar el ministro.

En junio de 2010, el periódico israelí «Yediot Aharonot» publicó que un tal «Señor X» fue encarcelado dentro del mayor secreto en un ala de la cárcel de Ayalón, en Ramleh, cerca de Tel Aviv.

El diario indicó que entonces, que nadie fue puesto al corriente de los cargos contra el individuo, que no tenía derecho a ninguna visita ni contacto con otros prisioneros.

Según la televisión australiana ABC, que abordó el caso, el individuo se llamaba Ben Zygier y se suicidó a la edad de 34 años en una celda de la prisión, a pesar de sus sofisticados sistemas de vigilancia, en diciembre de 2010.

«Señor X» habría llegado a Israel con el nombre de Ben Alón. Ben Zygier habría vivido unos diez años en Israel antes de su detención. Casado y padre de dos hijos, fue reclutado como agente por el Mossad, el servicio israelí de inteligencia exterior, precisó el canal ABC.

Su cadáver fue repatriado a Melbourne, donde fue enterrado en un cementerio judío el 22 de diciembre de 2010, añadió la televisión australiana, asegurando que sus allegados se negaron a hacer comentarios.

El gobierno de Australia ya anunció que iniciará investigaciones sobre el caso.

Según ABC, «Señor X» había estado detenido «a partir de inicios de 2010» en la celda especialmente construida para Yigal Amir, el asesino del primer ministro israelí Itzjak Rabín en 1995, que fue mantenido en aislamiento total hasta 2006 antes de ser transferido a otra cárcel.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCómo seguir siendo importante en la educación de tus hijos: 4 actitudes clave
Artículo siguienteCaso AMIA: El verdadero significado del Tratado con Irán, o ¿Cómo Alertar? ¡…una vez más!