En estos momentos en los que se inicia la octava ronda de negociaciones en Viena entre los representantes iraníes y los diversos actores con los que dialogan a fin de revivir el acuerdo nuclear conocido como JCPOA, aparecen declaraciones y rumores reportados por importantes medios de comunicación del Medio Oriente, en el sentido de que las cosas parecen avanzar de forma prometedora.

Tales expectativas se fundan en declaraciones de parte de los involucrados que han adoptado un tono más moderado, además de que se registra un abandono del lenguaje duro y agresivo que en el pasado reciente parecía vaticinar un fracaso de dichas negociaciones. Si bien los emisarios del presidente iraní, Ebrahim Raisi, habían reiterado hasta hace poco que un acuerdo interino era inaceptable si no se incluían en él garantías de un retiro absoluto de las sanciones que pesan sobre Irán, ahora parecen despuntar signos de que algún tipo de acuerdo es inminente, o bien que los políticos iraníes están preparando a su opinión pública para tal posibilidad.

A continuación, algunas citas que respaldan estas hipótesis. El hombre más poderoso en el país persa, el ayatola Khamenei declaró lo siguiente: “No someterse a un enemigo arrogante y bravucón es uno de los principios de la revolución islámica, pero negociar, hablar y cooperar en ciertas áreas con el enemigo no significa someterse a él”. Por su parte, el ministro de relaciones exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, ha manifestado en diversas entrevistas recientes que “… consideramos las pláticas de Viena positivas y progresando… porque mientras que inicialmente Estados Unidos presentó demandas inaceptables, ellos ahora se han adaptado a las realidades del escenario”. Estas declaraciones contrastan con la dureza que caracterizó a las anteriores rondas negociadoras, cuando se creía que la táctica del régimen iraní era básicamente ganar tiempo, sin intenciones de llegar realmente a un nuevo acuerdo.

Ahora bien, en el lado contrario de la mesa también se escuchan voces optimistas. Hace una semana, el vocero del Departamento de Estado de EU, Ned Price, dijo que estaban viendo “un modesto progreso” mientras que el ministro francés de relaciones exteriores, Jean-Yves Le Drian manifestó que “… nos hemos encaminado por una ruta positiva durante los últimos días…” Incluso el canciller israelí, Yair Lapid, declaró que voces oficiales dentro de su gobierno consideran ya que un acuerdo está por ser alcanzado.

El análisis del especialista en asuntos iraníes del Instituto para Estudios de la Seguridad Nacional de Tel Aviv, Raz Zimmt, publicado en el periódico Haaretz, va en el mismo sentido, enfatizando que se ha detectado una mayor flexibilidad en ambas partes, las cuales al parecer, han estado dispuestas a adoptar ciertos compromisos.

Un punto que ha sido problemático es el de la desconfianza iraní acerca de lo que podría pasar en caso de que en 2024 accediera a la Presidencia estadunidense un candidato republicano –Donald Trump mismo quizá–, y de nueva cuenta se volviera a desistir del acuerdo. Ante tal eventualidad, la administración del presidente Biden ha dispuesto mecanismos técnico-legales para impedir que se repita el panorama que se creó cuando Trump abandonó unilateralmente el acuerdo firmado en tiempos de Obama por E.U, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania.

Si bien es alentador que el escenario se vislumbra ahora más optimista gracias a que un nuevo acuerdo ofrecerá garantías de que en el corto y mediano plazo Irán no accederá a armamento nuclear  –lo cual será sin duda un elemento que contribuirá a una mayor seguridad  en el mundo– Irán seguirá presentando importantes desafíos.

El fundamentalismo religioso de la República Islámica, sustento de su proyecto expansionista, continuará recurriendo al terrorismo como instrumento al servicio de sus intereses, con altas probabilidades de seguir actuando como lo ha hecho hasta ahora, enriqueciendo su arsenal de misiles, amenazando a Israel e interviniendo activamente en Irak, Líbano, Siria y Yemen, espacios en los que desde hace años ha pretendido ampliar decisivamente su influencia. En sintonía con lo anterior, el régimen no cejará en sus políticas de control y represión de su población a la que maneja con puño de hierro. Es así que el acuerdo servirá, si se concreta, sólo para evitar que Irán posea el arma nuclear. Algo importantísimo desde luego, pero que sólo parcialmente desactiva la peligrosidad de su naturaleza radical.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMensaje del primer ministro de Israel a los judíos del mundo
Artículo siguienteDescanse en paz Sra. María Atri Cohen vda. de Mercado Z”L
Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.