En esta temporada que celebramos las fiestas de otoño y los días más solemnes del calendario judío, que culminan el próximo martes con Yom Kipur o Día del Perdón, me parece importante contar la historia de algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) judías, en Israel y en México, que actúan por motivos altruistas para mejorar las vidas de otros.

IsraAID: El Foro de Israel para Ayuda Humanitaria Internacional, creado en 2001 y con sede en Israel desde 2007, funciona como un órgano coordinador de ONG israelíes y judías activas en trabajos de desarrollo y ayuda en zonas de desastre, crisis y emergencias humanitarias alrededor del mundo. El papel de coordinación es muy importante para unificar y aumentar la eficiencia de las agencias humanitarias independientes y para facilitar la cooperación, coordinación y comunicación entre éstas. Así también se logra maximizar los donativos caritativos dirigidos hacia las ONG.

En los últimos años, IsraAID ha actuado en Haití, Kenia, Sudán del Sur y Japón (en áreas afectadas por el terremoto de 2010). IsraAID mantiene una presencia a largo plazo en algunos de estos lugares, ofreciendo programas de capacitación para doctores, policías, trabajadores sociales y líderes comunitarios, apoyando así en la prevención de traumas, violencia en contra de mujeres y niños o casos de tráfico humano, como en Sudán del Sur.

Por su parte, Cadena, el Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales de la Comunidad Judía de México, tiene la meta de apoyar a la gente necesitada en situaciones de desastres naturales y/o de pobreza extrema. El apoyo está dirigido principalmente a comunidades en México, pero también se ha hecho presente en casos como la sequía continua en Kenia o después del terremoto que azotó a Turquía. La juventud de la comunidad, comprometida con la causa, juega un papel importante de liderazgo al involucrarse en dicha ayuda e incluso proponer sus propias ideas de cómo hacerlo, logrando así un cambio social significativo.

Cadena nació en 2005, tras el huracán Stan, que afectó entonces a Chiapas. Desde entonces ha estado presente en muchas regiones del país. Por ejemplo, en el último año ayudaron en la Sierra Negra de Oaxaca, tras las intensas lluvias y en la Sierra Tarahumara, a raíz de la sequía. Además de generosos donativos en especie, los jóvenes de Cadena buscan capacitar y empoderar a la gente local dándoles las herramientas para saber cómo reaccionar en casos de emergencia.

Cadena busca colaborar con otras ONG que brindan apoyo a otros países. Una de sus más destacadas misiones en fechas recientes es la llevada a cabo en conjunto con Israel Flying Aid en Haití. Actualmente, Cadena explora nuevas maneras de colaboración mutua con IsraAID en programas de capacitación en el área de rescate. Está programado que para el próximo año IsraAID proporcione el entrenamiento adecuado a los dirigentes de Cadena (durante un programa, donde jóvenes judio-mexicanos viajan a Israel) para que ellos puedan emplear estos métodos en casos determinados en México y en América Latina.

El altruismo mostrado en la labor de ONG como Cadena, IsraeAID e Israel Flying Aid resalta un valor fundamental en el pensamiento y la tradición judías, que es el Tikun Olam. Es decir, la misión de cada uno de nosotros de mejorar al mundo.

* Artículo publicado en la columna "Ideas mediterráneas" en Excelsior el 20 de septiembre, 2012. Rodica Radian-Gordon es Embajadora del Estado de Israel en México.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorErich Fromm, la vida como El Arte de Amar
Artículo siguienteSaber perdonar