Como resultado de la explosión que se verificó en las entrañas de los atómicos en , el se inclina a abstenerse de una violenta respuesta a . En los últimos días tal vez consideró la posibilidad de atacar por alguna vía el centro nuclear israelí en Dimona. Sin embargo, al parecer le es más importante recuperar el acuerdo que el presidente Trump canceló en su momento, un acto que trajo consigo resultados económicos negativos para Irán, además de la discontinuidad relativa de su empeño nuclear.

El ingreso de Biden a la Casa Blanca torna muy probable una importante revisión de estas medidas que se traducirían en una importante recuperación de la . Así, el tema nuclear se trataría ulteriormente en los marcos de la pertinente organización ubicada en Ginebra.

Sin embargo, tal actitud por parte de Teherán no excluye en absoluto alguna violenta reacción a lo que habría ocurrido en a pesar de que nunca declaró haber tenido participación alguna en este incidente.

En estas circunstancias, el gabinete israelí se reunirá mañana después de dos meses de parálisis con el propósito de considerar algunas medidas en el caso de que Irán intentara agredir bases militares o tecnológicas del país.

A esta amenaza externa se suma el creciente descontento de amplios sectores de respecto al culto personal a Netanyahu que se acentuó en la ceremonia que tuvo lugar en Jerusalén al festejarse el 73 aniversario de .

En las horas que siguieron a los festejos por la creación del Estado los medios de opinión coincidieron en dejar de lado cualquier censura a los desmesurados elogios a su persona. Un irritado silencio que empieza a quebrarse en las últimas horas.

Todos los medios- excepto el canal 20 de televisión francamente favorable al Likud – coinciden en que la glorificación personal de Bibi no sólo afecta el espíritu democrático del país. Por añadidura, reduce sus posibilidades de acceder a la presidencia del país en el caso de que un gobierno de coalición jefaturado por Naftali Bennet y Yair Lapid sustituya a la presente configuración gubernamental.

Dos amenazas de desigual índole que en las últimas horas inquietan a la sociedad israelí.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorJean-Michel Basquiat (1960 - 1988)
Artículo siguienteCortometraje en Yiddish sobre el levantamiento en el Gueto de Varsovia seguirá disponible de forma gratuita hasta el 29 de abril
Invitado por la UNAM llegué a México desde Israel en 1968 para dictar clases en la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales ( hoy Facultad). Un año después me integré a la CEPAL con sede en México para consagrarme al estudio y orientación de asuntos latinoamericanos. En 1980 retorné a Israel para insertarme en las universidades Tel Aviv y Bar Ilán. En paralelo trabajé para la UNESCO en temas vinculados con el desarrollo científico y tecnológico de América Latina, y laboré como corresponsal de El Universal de México. En los años noventa laboré como investigador asociado en el Colegio de México. Para más amplia y actualizada información consultar Google y Wikipedia.