Estoy lejos y no se en este momento si ya, finalmente, hay un gobierno o no hay un gobierno en Israel. Un gobierno, supuestamente, legitimo ya que desde diciembre del año 2018 había un gobierno, pero no era el mío. Tampoco este será el mío. Un primer ministro corrupto nombrado por miembros del parlamento corrupto, estos y también los anteriores, los que mandaron a Israel a la tercera vuelta electoral y no fueron capaces, por lo menos 61 de ellos, de encontrar un hombre recto al que se nombre primer ministro.

En nombre de la democracia se han pisado valores que son muy difíciles de recuperar, posiblemente jamás. El Covid19 ha permitido aplicar a la población israelí medios de control electrónicos que se utilizaban para controlar a los palestinos. ¿Alguien informó que se hará con esa autorización próximamente? Ya leímos, especialmente en la prensa del exterior, la existencia de un programa de espionaje israelí que se vendía solamente a gobiernos para que estos puedan proteger la soberanía de sus países y se han utilizado para persecución política.

Un primer ministro pronto a ser juzgado por casos de corrupción que no puede ser ministro por los mismos cargos no es algo para estar orgulloso. El líder del partido que tuvo mas votos, Gantz, firmó un acuerdo para formar gobierno. No lo juzgo, considero que como militar optó por la mejor solución que encontró para salir adelante. No es un político y ni siquiera tiene carisma o cualidades de orador. Fue el candidato de compromiso de otros generales y un don nadie, Lapid, y recibió los votos de un pueblo ansioso de un cambio. Yo no lo hubiese votado y cuando voté, no voté por él. El será el ministro de defensa y me parece bien que sea un general. La ultima vez que mencioné haber estado de acuerdo con el nombramiento de un ministro de defensa fue en el año 2006, cuando al civil Amir Peretz en su acuerdo de coalición recibió el cargo de manos del primer ministro Olmert. Este renunció por corrupto y ambos nos llevaron a la guerra de Líbano II, pues ambos civiles también deseaban una medalla militar.  Más me preocupa el nombramiento del general Yoav Galant como ministro de educación, tal como leo esta mañana. Es otro general de derecha, pero al haber sido el general que evacuó por orden del primer ministro Sharon los asentamientos de Gaza (2005) se detuvo su carrera militar y por eso, en realidad, no lo nombraron general en jefe y las demás razones que puedan dar no son mas que excusas en un marco institucionalmente corrupto. Que no se diga que el ministerio de educación no es importante. Cuando estuvo en manos de Shulamit Aloni en el gobierno de Rabin, tuvo que renunciar para que los religiosos no rompan la coalición, año 1993. Que tampoco digan que los religiosos no tienen influencia.

Y no aprendimos nada. ¿Dónde está hoy la izquierda israelí? En la lona, una rarísima coalición que no era ideológica, sino de sobrevivir ya no existe más.  Considero que el problema mismo está en los judíos, pues este era el momento que Meretz se una a la Lista Árabe Unida y dejemos de lado el que dirán. Siempre, históricamente y eso en los 50 años que mas o menos he vivido ha renunciado. Antes de 1977 la orden de Mapam era votar por la coalición porque de otra manera ganará Begin. Y al final ganó Begin y desde entonces, en la práctica ellos están en el poder y sus logros fantásticos.

Meretz fue cayendo porque no pudo sostener con hechos su ideología y su poder se fue diluyendo desde entonces, 1993, hasta hoy no tiene nada que ofrecer. El laborismo, cuando Amir Peretz se convirtió en ministro de defensa su partido tenia 19 miembros y hoy llega a ser ministro contando 2 miembros.

Sin duda alguna, los tres males de la sociedad israelí, año 2020, son la ignorancia, el covid19 y la corrupción.

2 COMENTARIOS

    • lamento, no es un comentario serio y solo tengo una respuesta, claro que yo seria mejor, mucho mejor.. De todas maneras el comentario ratifica que mi opinión es razonable

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorRevisando la Dependencia
Artículo siguienteDescanse en paz la Sra. Raquel Prupas de Davidson Z"L
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.