El discurso de Zelenskyy a los parlamentarios israelíes llegó a ofender a mucha gente en Israel dadas las absurdas comparaciones entre la invasión de Ucrania hoy y el Holocausto que exterminó a 6.000.000 de judíos.

A continuación se muestra una carta escrita por Paula R. Stern, traducida por Marcos L Susskind, con permiso del autor

Estimado Vlodomor Zelenskyy,

Así que aclaremos algunas cosas…

Ustedes son los pobres del momento e Israel suele estar del lado de los pobres porque la verdad es que en todas las guerras que peleamos, los pobres fuimos nosotros porque estábamos superados en número, aislados y países como el suyo optaron por alinearse con nuestros enemigos. . En su caso, más de 35 veces en los últimos años.

Seamos claros, Israel no le debe NADA a Ucrania. Es nuestra elección enviar la ayuda que creamos conveniente y con los recursos que tenemos. Hubo cantidades masivas de ayuda humanitaria, asistencia médica, ambulancias a prueba de balas y mucho más. Si estás agradecido, eres bienvenido.

Su comparación del Holocausto con la lucha de hoy es abominable e históricamente inexacta. Los judíos no tenían ejército, ni misiles antiaéreos ni 100.000 rifles para distribuir a nuestro pueblo y nosotros no teníamos entrenamiento militar.

Nadie envió misiones de socorro y rescate y ni siquiera comenzaremos a describir cómo la mayoría de los ucranianos trataron a nuestra gente.

Sientes que te debemos ayuda porque eres judío… tus padres son judíos.
Creo que es mejor no mencionar que sus hijos no sólo no son judíos, sino que fueron bautizados con su permiso.

Así que hagamos lo siguiente. Dejen de quejarse de que Israel no está haciendo lo suficiente, comiencen a dar las gracias y la próxima vez que haya una votación en la ONU, recuerden que los países árabes se mantuvieron al margen mientras Israel actuaba.

Y si quiere que Israel SIGA apoyando a Ucrania, no se atreva a comparar su situación, donde trágicamente murieron más de 900, con la masacre de más de seis millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial, con las víctimas en fosas comunes, como en Bebé Yar.

Ayudaremos… no porque seas judío, sino porque NOSOTROS somos judíos.

6 COMENTARIOS

  1. Aplaudo su comentario acerca de la ayuda laica AUNQUE, hasta ahora, parece ser que la ayuda a sido más en equipo bélico que en alimentos y servicios médicos. Lamento mucho lo que están viviendo los civiles solo porque el comediante-presidente solo abre la boca para amenazar y llamar a una guerra total… Éste es solo el principio pues los “castigos” económicos no solo afectan a Rusia sino que a todo el mundo… Que mundo estamos heredando a nuestros hijos y nietos…

  2. Así se habla ! Ojalá que entiendan nuestros gobierno de Israel que no metan las narices en una provocación de Zelensky y Biden que son los que buscan involucrar a Israel…otra ves buscando el chivo expiatorio! Basta de tanta diplomacia con Rusia y Ukrania hay otras preocupaciones en el país que atender !
    Saludos 🤗

  3. Señor Marcos Susskin es la primera vez que leo una opinión tan sensata y llena de verdades. Aclaro, en éste momento que escribo cómodamente sentado desde mi silla mecedora reposando los alimentos, no dejo de sentir angustia y dolor por aquellos que son víctimas de la guerra. Yo, estudioso de la segunda Guerra Mundial, claro que estoy enterado del horror y locura que provocaron a millones de judíos y no judíos y, como una mala broma, ¡aún hay locos que apoyan ese HORROR! Ese comediante-presidente recordó su origen judío sólo para pedir ayuda para hacer la guerra aún más terrible NO para terminarla. Locos como ese sólo provocan hacer más graves los problemas.
    Gracias por sus reflexiones…

  4. Comparar lo incomparable…

    Comprendo que muchos Israelís y muchos Judíos estén sumamente ofuscados al escuchar tal comparación pues Poutine (el sanguinario amante de armas químicas ya empleadas en Aleppo) pone “barreras” entre Israel y los Ayatollahs Iranís, sus Hesbollah del Líbano y de Siria.

    Comprendo el grito desesperado del Presidente Zelensky que ve a su pueblo amenazado de muerte, desesperado, muriendo, huyendo, destruido,…

    Y si lo comprendo es sencillamente porque más del 95% de mis familias (paterna, materna y colaterales) fueron pogromadas, afamadas, gaseadas y quemadas, asesinadas, antes y durante la Shoah en Polonia, Rusia, Lituania, Bielorusia, Ukrania, Alemania, Francia etc. etc. (y España si se piensa en el antes y en el durante la Inquisición, sin olvidar que todos los países musulmanes nos echaron, nos odiaron y nos odian sincera y francamente aunque hayan acuerdos de “paz” económicos y financieros), países que mayoritariamente el Pueblo Judío ha perdonado en la actualidad sin jamás olvidar ni perdonar lo sucedido en el pasado.

    Y claro, rarisimas fueron las ayudas o las muestras de comparación que recibimos ya que los otros aparentemente nada vieron, nada escucharon, nada olieron (los otros que no eran Judíos) también sufrieron (así lo decían “nosotros también tuvimos hambre y a nosotros también nos persiguieron y mataron” y por ello gente como mi padre (Judío resistente y soldado soviético) dejaron de hablar, solo miraban, solo escuchaban, solo tendían la mano (sin mirar a quien) si ello les era posible.

    Como ya dicho por otra persona, una guerra es una guerra y las pérdidas no son comparables para ninguno.
    Las guerras matan, las incursiones en territorios ajenos, matan y remueven el odio!

    Y entre tantos tumultos la ayuda externa no debe tener color, ni religión, ni nada. Y de sobremanera explicar que lo que se da es suficiente y que hay que estar agradecido en vez de pedir más mientras que “el culpable” ve a su pueblo morir, es sumamente mórbido.

    La ayuda externa es SOLO Y PRINCIPALMENTE un aspecto caritativo y humano. Y recordarle al Presidente Zelensky que de alguna manera “tiene suerte que se le tienda la mano” no es propio de un Mentsh (מענטש).

    El impresionante Presidente Zelensky ha utilizado hechos y palabras históricas de cada país amigo (o no) y ante cada Parlamento de cada Estado para picar, de cierta manera, la fibra humana, los sentimientos de cada quien. Ciertamente a veces con más ímpetu y con más rabia, pero eso según mi punto de vista, es muy normal cuando se ve a un dictador sanguinario como Poutine entrar en su país para apropiarse del territorio que no le pertenece (aunque en un cierto momento de la historia fue propiedad de la Rusia de los sares y de la URSS) masacrado, destruyendo todo a su paso : habitaciones civiles, escuelas, hospitales, edificios públicos, matando a niños, a viejos, a mujeres embarazadas, a gente haciendo cola para comprar comida y agua…

    Si, efectivamente Zelensky se ha casado con una “Goy” (gran mujer inteligente y cultivada) y sus hijos han sido bautizados cosa que no se puede (según mis conocimientos) criticar cuando la liturgia judía precisa que los hijos de un Judío y de una Goy no son Judíos. Eso es puramente discriminatorio y racista pues en realidad según la ciencia y no lo imaginario, su sangre, su ADN es de 50/50%.

    Quizá durante la 2GM y otros terribles momentos de nuestra desgraciada historia, si hubiésemos tenido medios como Internet, FB, Instagram, Twitter… nuestravsituación de muerte organizada hubiese sido menos catastrófica.

    Ahora, mismo con las amenazas del frustrado paranoico sanguinario, hay modos de acción para parar este crimen nuevamente organizado.

    Gracias a Israel por su ayuda, gracias a Europa por su ayuda, gracias a Estados Unidos por su ayuda.

    • Aplaudo solo la mitad de su colaboración ya que, muy evidente, en ningún lado se exponen las razones del señor Putin que, por lógica, deberíamos conocer. También es muy claro que el comediante presidente de Ucrania no tiene ningún interés en detener esa guerra que está destruyendo al país. Que curioso que el comediante toca las puertas en todo el mundo llamado a la guerra total pero el está muy cómodamente alejado del frente de combate. Cierto yo soy goym pero, primero que nada, un ser humano más habitante de este hermoso planeta. Guardaré ésta página para meditatarla todos los días…

  5. Grosera, ofensiva y de muy mal gusto la carta. Cualquier guerra, por definición, es trágica y no deja nada bueno para nadie; las víctimas son iguales ante una situación bélica. De las guerras tenemos que aprender y no dejar que caigan en el olvido de la humanidad. Sean las guerras mundiales y el holocausto, así como las de medio oriente y demás a lo largo de la historia tengamolas presente.
    La ayuda humanitaria es laica y debe permanecer así. El único fin de la ayuda es solidaridad con los agredidos; ayudar para ayudar y nada más.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior26 de marzo de 1979: Se firma el acuerdo de paz entre Israel y Egipto
Artículo siguienteAcciones Sostenibles || Seamos más sostenibles a favor del agua.
Marcos L. Susskind es un administrador de negocios graduado en Brasil por EAESP / FGVSP. Es Guía de Turismo en Israel, turma de 1969/70 y estuvo en Israel en el Majón Lemadrijim, curso para Líderes Judios, en 1966. Ha sido voluntario en la lucha contra las drogas durante décadas, siendo miembro de Drug Free America y de la Drug Prevention Network of the Americas. Es miembro fundador del ITFSDP - Internacional Task Force on Strategic Drug Policy, Grupo de trabajo internacional sobre política estratégica de drogas Fundó JACS-BRASIL, una ONG para concientizar la Comunidad Judia de Brasil sobre los riesgos del Alcohol y las Drogas y apoyo a familiares de aductos. Fue su presidente hasta 2015, cuando hizo Aliá. Se desempeñó como Director de FEAE, Federación Brasileña de Amor Exigente y Coordinador del Grupo Tikvá de Amor Exigente de 1999 a 2015 Fue miembro durante 15 años del grupo "Os Raposas", que utiliza el humor judío para recaudar fondos para Tzedaká Autor de noticias sobre Israel en portugués enviado semanalmente por WhatsApp a más de 1800 personas Corresponsal en Israel del programa Shalom Brasil, transmitido por televisión. Escribe para la Revista Kadimah de Brasil y para Hora Israelita de Porto Alegre. Vive en Holon con su señora desde 2015. Tienen 3 hijos y 10 nietos.