En estos días, el Estado de conmemora 27 años del inicio de la , en la cual miles de judíos de origen Etíope hicieron Alyia a la tierra de . La Operación fue llevada a cabo por el Servicio Secreto , Mossad, y el Ejército de Defensa de los cuales mediante la utilización de 34 aviones de la compañía aérea israelí El Al formaron un “tren aéreo” que transportó en 36 horas a 14,325 a .

El ganador del Premio 2004, el rabino Yitzhak David Grossman, decidió dejar de lado las discuciones sobre el origen judío de los nuevo inmigrantes, y dedicó una labor intensa y compleja para absorberlos e integrarlos en la sociedad israelí. El rabino Grossman acompañó a los nuevos inmigrantes en sus primeros pasos en , les otorgó un hogar cálido, alimentos, un marco educativo especial para ellos, y se ocupó de todas las necesidades de los nuevos ciudadanos israelíes sin importar el color de piel o su forma de rezar.

Gracias al apoyo que recibieron del rabino Grossman, cientos de familias lograron insertarse en la sociedad israelí. Desde deseamos en Migdal Ohr la salud y bienestar de todos los judíos en el mundo, sin importar sus corrientes religiosas, su color de piel o nacionalidad.

Jazak Ubaruch!!!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTrump elogia a Netanyahu y lamenta que Israel deba hacer otras elecciones
Artículo siguienteYitgadal Ve Yitkadash
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.