Diario Judío México - Tal como ha estado sucediendo desde hace varios años, la Autoridad de boca de sus voceros insiste en un discurso que pretende re-escribir la historia y robarse las tradiciones judeo-cristianas y hacerla suyas para forjar y forzar unas inexistentes e improbables tradiciones e identidad histórica .

Es así como la organización de monitoreo de medios palestinos de comunicación, Media Watch PMW, dio a conocer una recopilación de declaraciones en este tenor de parte de voceros de la AP y del Fatah.

En ellas se dejaron escuchar argumentos que se resumen en una retórica que expropia a la tradición judeo-cristiana de importantes figuras e iconos como los son Jesús y la natividad, para pretender embutirlas a fuerza de engaños en una inexistente tradición histórica que intentan “vender” a su propia gente, quienes no encuentra en sus propias raíces tales figuras y deben apropiarse de aquellas pertenecientes a otros pueblos.

“Jesús fue el primer palestino… el primer mártir islámico”, es una de las más estridentes mentiras esgrimidas por los voceros palestinos que pretenden apuntalar una sobrevenida identidad y orgullo nacional, atribuyéndole a Jesús la predicación del Corán y, por supuesto, la escandalosa y sexista presunta recompensa de las 72 vírgenes que lo esperarían en el Paraíso.

Tanto el líder de la AP, como representantes del Fatah, pasan flagrantemente por alto el hecho histórico de que fue una invención del Emperador romano Adriano como represalia por el gran levantamiento judío ocurrido 135 años después de la muerte de Jesús, y le atribuyen a este importante personaje judío una identidad que no existía en el momento en que vivió. Peor aún es la insistencia en el intrusivo argumento de que la navidad es una fiesta , especialmente a la luz de una mermante población árabe cristiana, cuya disminución en progreso se debe a la discriminación, persecución y asedio de parte de sus coterráneos musulmanes.

“Esta es la bendita Navidad, el cumpleaños de nuestro señor Jesús el Mesías, el primer palestino y el primer Shahid (mártir islámico)”, según publicó en su cuenta de Facebook Tawfiq Tirawi, líder palestino de alto rango y miembro del Comité Central de Fatah, el mismísimo 24 de diciembre pasado.

“Todo el pueblo palestino celebra la Navidad porque estamos orgullosos de que Jesús sea palestino”. Según la autoridad de gobierno de Ramallah.

Algunos activistas palestinos, llegan a describir a Jesús como “nuestro Señor”, hecho contradictorio ya que ni son cristianos ni seguidores de doctrinas diferentes al Islam. Gracias a las denuncias de PMW el lector puede apreciar que se trata de una réplica ignorante y sin sentido de títulos con el sólo fin de la apropiación de símbolos culturales y religiosos.

“Si alguien pudiera ganar el Premio Nobel de la Paz cada año para siempre, es el palestino Jesús, hijo de María, quien nació en Belén … el palestino Jesús, hijo de María, fue una víctima …” son declaraciones que se dejaron ver en el diario oficial de la Autoridad Al-Hayat Al-Jadida , este diciembre de 2019.

Hasta el Mufti Muhammad Hussein, afirma que Jesús, a quien dice respetar como se respeta a un profeta de Mahoma, predicó el Islam, religión a la que atribuye la primicia y exclusividad del monoteísmo, mientras que a Belén, Nazareth y a Jerusalén le atribuye un ancestral y casi eterno gentilicio palestino.

Mientras tanto, Mahmoud Abbas proclama a viva voz las atribuciones, no solo religiosas de una navidad propiedad de los palestinos, sino también sus cualidades como fiesta nacional y nacionalista, asegurando que la AP cobija a la población cristiana y los abraza como su propia gente.

No es de extrañar entonces que este discurso de las autoridades palestinas levante reclamos e inquietudes entre los cristianos de todo el mundo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.