Diario Judío México - Película Killing . Foto: National Geographic.

Todos los años, en los días previos a la Navidad, el tema de conversación “Jesús era  palestino” aparece en línea y fuera de línea. Todos los años, activistas antiisraelíes se suben a este extraño carro y lo conducen a hechos históricos.

Muchas de las figuras públicas que impulsan esta frase no son cristianas, no tienen interés en el origen étnico de Jesús. Afirman que era palestino porque promueve la eliminación de la conexión del pueblo judío con la tierra de Israel.

La teoría se  originó con el ex presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, en 2006, y se ha disparado desde entonces. Hoy, algunos incluso argumentan que Jesús fue el primer » mártir » palestino . Este año, los partidarios del BDS antiisraelíes como el representante  Ilhan Omar , Omar Suleiman y Linda Sarsour  han avanzado esta narrativa ahistórica. Al Jazeera ,  The Independent e incluso The New York Times  han publicado artículos que defienden esta conjetura.

El objetivo del argumento de que «Jesús era un palestino de Nazaret» no es solo borrar los lazos judíos con la tierra de Israel, sino también representar a todos los judíos como «blancos» y, en consecuencia, menos simpatizantes de los movimientos intersectoriales de justicia social.

Este abril, el  Times  publicó un  artículo  sobre la profunda importancia del color de la piel de Jesús, afirmando que: «Jesús, nacido en Belén, probablemente era un hombre palestino con piel oscura».

El mensaje se combina con la propaganda palestina. El negociador jefe palestino Saeb Erakat tuiteó un video titulado «Feliz Navidad palestina» con un dicho palestino: «Jesús fue uno de nosotros. No tenía cabello rubio y ojos azules; No era de Kentucky. Parecía al DJ Khaled, menos 200 libras. María también era palestina. La abuela de Mary, una palestina. Juan el Bautista, San Jorge, los apóstoles, todos palestinos «.

Innumerables judíos tienen piel oscura. Afirmando que debido a que Jesús era una persona de color, debe ser étnicamente palestino y borra a incontables judíos en el mundo de hoy. Los judíos Mizrahi, el grupo étnico más grande de judíos en Israel, comparten el mismo tono de piel, herencia y lugar de nacimiento que Jesús. Sin embargo, nunca seríamos aceptados como palestinos ni nos identificaríamos como tales.

De hecho, los activistas que promueven la narrativa de Jesús palestino son conscientes de la diversidad de la sociedad israelí y la comunidad judía mundial, lo distorsionan para negar a todos los judíos nuestros derechos indígenas.

«Si bien la evidencia a favor de este punto de vista es abrumadora, los activistas que se oponen al derecho de Israel a existir y niegan la conexión del pueblo judío con la tierra, tal vez antes de saber de dónde proviene el estatus indígena y lo que significa, todavía tienen un problema con esta afirmación, apoyando una narrativa basada en falsedades que hoy se reconoce básicamente como un hecho «, explica el  activista de derechos indígenas Ryan Bellerose.

Para lograr que el movimiento para aplastar a Israel sea bienvenido en los espacios de justicia social donde se valoran los derechos indígenas, los activistas deben alegar falsamente que los judíos no son indígenas.

«La arqueología, la genealogía y la historia respaldan el reclamo judío de indigeneidad», dice Bellerose. “Decir que los árabes palestinos fueron los primeros habitantes de la tierra de Israel es problemático para los pueblos indígenas reales como el pueblo judío, el amazigh, los coptos, los asirios, los samaritanos y otros que fueron conquistados, subsumidos y convertidos por la fuerza. Literalmente sería similar a los europeos blancos en América del Norte haciendo esa misma afirmación «

Cuando se los desafía, los defensores antiisraelíes que  niegan  que los judíos sean indígenas de Israel lo ignoran, diciendo que es ridículo ir «tan atrás».

Sin embargo, cuando nos remontamos al nacimiento de Jesús, es esencial aclarar los hechos. La simple verdad es que los activistas están tomando un nombre relativamente nuevo para esta región, «Palestina», y lo están colocando sobre una persona judía mucho más antigua.

En 132 CE, el actual estado de Israel pasó a  llamarse  «Palestina» por los romanos. Hicieron esto para castigar a los judíos por su mayor  revuelta contra Roma despojándolos de la conexión con Jerusalén y Judea mientras honraban a los filisteos, un pueblo extranjero que los había conquistado.

El uso de incluso las primeras variantes de Palestina comenzó más de 100 años después del nacimiento de Cristo. El término «Palestina» se usó extraoficialmente para describir la tierra al sur de Siria por el Imperio Otomano en el siglo XVI y no era popular entre las personas que vivían en la región en ese momento. Solo después de la Primera Guerra Mundial, otra fuerza de ocupación, Gran Bretaña, declaró a Israel de hoy en día, así como a Jordania, «Palestina».

Al igual que los romanos, los activistas antiisraelíes usan este término para disminuir las afirmaciones históricas judías sobre Israel.

Esta es una táctica para engañar a las personas haciéndoles creer que, dado que Jesús tenía la piel más oscura y era del Medio Oriente, no puede ser judío. Explota la falta de conocimiento de la gente sobre la diversidad judía. La mayoría de las personas en las sociedades occidentales solo conocen a los judíos que tienen una piel más clara y generalmente son de ascendencia europea reciente. Sin embargo, si bien todos los judíos son indígenas de la tierra de Israel, el  56 por ciento  de la población judía de Israel (más de tres millones de personas) nunca abandonó el Medio Oriente y África.

En términos modernos, todos los judíos fueron una vez «judíos mizrahi». Por lo tanto, si quieres darle a Jesús una etnia contemporánea, es «judío mizrahi» lo que encaja, no «palestino».

Cuando  tuiteé  que Jesús era un judío mizrahi, me inundaron los comentarios de judíos no mizrahi que afirmaban devotamente tener la misma herencia que el mesías cristiano. Se parecía a una reunión de «Judios para Jesús», como lo describió un usuario de Twitter.

En lugar de destrozar a Mizrahim mientras combatimos las mentiras sobre la comunidad judía e Israel, toda nuestra comunidad debe educar a los no judíos sobre la diversidad de nuestro pueblo.

Reconocer que Jesús era un judío mizrahi no borra a los judíos asquenazíes o sefardíes ni a su profunda conexión con la tierra de Israel. Lo mismo vale para los palestinos. Más bien, la búsqueda de la honestidad histórica supera los conceptos erróneos sobre la raza dentro de la nación judía.

No reclamo a Jesús de ninguna manera, él es un líder religioso de otra fe, lo cual respeto. Sin embargo, sabiendo dónde nació y se crió, era innegablemente un judío Mizrahi.

por: Hen Mazzig Fuente: JNS.org via www..org

***Hen Mazzig, escritor israelí de Mizrahi y activista LGBTQ +, es miembro principal del Instituto Tel Aviv.

Traducido para .org por Dori Lustron

medio aliado de www.diariojudio.com