Josef Tal, quien al nacer recibió el nombre de Joseph Grünthal (18 de septiembre de 1910 en Pniewy, Polonia – 25 de agosto de 2008 ), fue un compositor israelí.

Josef Tal es uno de los padres fundadores de la israelí. Nació en Pinne (Pniewy, cerca de Poznan ), Imperio Germano (la actual Polonia ). Poco después de su nacimiento, su familia (su madre Ottilie, su padre el rabino Julius Grünthal y su hermana mayor Grete) se mudó a Berlín, en donde la familia se dedicó a administrar un orfanato privado. El rabino Julius Grünthal era profesor en el Instituto Superior de Estudios Judaicos (Hochschule für die Wissenschaft des Judentums ) y se especializó en la filología de las lenguas antiguas.

Estudios

Tal fue admitido en la Staatliche Akademische Hochschule für Musik (Escuela Superior Académica Estatal de Música) en Berlín y estudió con Max Trapp (piano y composición), Heinz Tiessen (teoría), Max Saal (arpa), Curt Sachs (instrumentación), Fritz Flemming (oboe), Georg Schünemann (historia de la música), Charlotte Pfeffer y Siegfried Borris (entrenamiento auditivo), Siegfried Ochs (canto coral), Leonid Kreutzer (metodología del piano) y Julius Prüwer (dirección). Paul Hindemith - su profesor de composición y teoría – lo presentó con Friedrich Trautwein, quien dirigía el estudio de electrónica en el sótano del edificio.

Tal finalizó sus estudios en la academia en 1931, y se casó con la bailarina Rosie Löwenthal un año después. Trabajó dando clases de piano y acompañando a bailarines, cantantes y películas mudas.

Las leyes laborales antisemitas de los nazis dejaron a Tal sin empleo, y comenzó entonces a estudiar fotografía con la Schule Reimann, con la intención de adquirir una profesión que le permitiera obtener un "certificado de inmigración" y trasladarse a Palestina.

Palestina

En 1934, la familia emigró a Palestina con su pequeño hijo Re'uven. Tal trabajó como fotógrafo en Haifa y en Hadera durante un tiempo, tras lo cual la familia se mudó al kibutz Beit Alfa y después a Gesher, donde Tal deseaba dedicarse a su música.

Como resultaba difícil adaptarse a la nueva realidad social del kibutz, la familia se asentó en Jerusalén, donde Tal estableció nuevas relaciones profesionales y sociales. Allí actuó como pianista, dio lecciones de piano y ocasionalmente tocaba el arpa con la Orquesta de Palestina, que se había fundado recientemente. En 1937 la pareja se divorció.

Jerusalén

Tal aceptó la invitación de Emil Hauser para dar clases de piano, teoría y composición en el Conservatorio de Palestina, y en 1948 fue nombrado director de la Academia de de Jerusalén, puesto que conservó hasta 1952. En 1940 se casó con la escultora Pola Pfeffer.

En 1951 fue contratado como profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén, y en 1961 fundó allí el Centro de Electrónica de Israel. Publicó artículos académicos y escribió muchas entradas sobre para la Encyclopaedia Hebraica . En 1965 Tal fue nombrado profesor titular y, más adelante, jefe del Departamento de Musicología en la Universidad Hebrea, en donde permaneció hasta 1971. Entre sus muchos alumnos se encuentran los compositores Ben-Zion Orgad, Robert Starer, Naomi Shemer, Jacob Gilboa, Yehuda Sharett, el musicólogo Michal Smoira-Cohn, el chelista Uzi Wiesel y la soprano Hilde Zadek.

Tal fue prolífico como escritor y ávido lector. Representó a en las conferencias de la Sociedad Internacional de Contemporánea (ISCM) y en otros eventos musicales, y asistió a muchas conferencias profesionales en todo el mundo. Fue miembro de la Academia de las Artes de Berlín (Akademie der Künste), y socio del Instituto de Estudios Avanzados de Berlín (Wissenschaftskolleg zu Berlin).

Hasta la edad de 60 años Tal se presentó como pianista y director con diversas orquestas, pero su principal contribución al mundo de la son sus desafiantes composiciones y su novedoso uso de la sonoridad. Tal fue compositor muy productivo, y escribió en varios géneros: óperas, escenas dramáticas, sinfonías, conciertos, de cámara, obras instrumentales, obras vocales y composiciones electrónicas. En la década de 1990 Tal dirigió un proyecto de investigación (denominado Talmark) cuyo objetivo era desarrollar un novedoso sistema de notación musical en cooperación con el Instituto Technion de Tecnología de y con la VolkswagenStiftung. Durante esos años su vista se deterioróy aumentaron considerablemente para él las dificultades al componer. Usando una pantalla de computadora para agrandar la partitura, logró elaborar breves obras musicales para pocos instrumentos, escribir su tercera autobiografía y terminar sus visionarios análisis de futurista.El ciclo completo de sus sinfonías, bajo la dirección de Yinon, se publicó en la disquera alemana CPO. Josef Tal revisa un manuscrito (2006).

Josef Tal fue incinerado en el kibbutz Ma'ale HaHamisha, cerca de Jerusalén. Su legado quedó archivado en la Biblioteca Nacional de en Jerusalén.

El estilo de Tal es fiel a sus antecedentes europeos. No se vio influido por las tendencias prevalecientes de la israelí de los años 40 y 50, que se basaban sobre todo en el folklor de los grupos étnicos judíos o en las tradiciones musicales de Medio Oriente. A primera vista, la obra de Tal parece tener un carácter atonal monolítico, pero a pesar de esta característica predominante pueden observarse, con los años, avances y cambios significativos en su estilo de composición.

"… Ni la tonalidad ni la modalidad, ni la atonalidad ni la dodecafonía, ni el serialismo ni la electrónica definen a la israelí. Todas éstas son meras herramientas que también pueden contener referencias folklóricas, notas dominantes mediterráneas, ritmos de baile 'a la hora', etc. Todos éstos serán medios legítimos siempre y cuando contribuyan a un deseo y un contenido vívidos. El dialecto musical está sujeto a cambios, al igual que lo está toda lengua viva."
Josef Tal

Tanto la Biblia como otros sucesos de la historia judía ejercieron una fuerte influencia sobre la obra de Tal. Muchas de sus obras de la década de los 50 incorporan motivos y técnicas musicales tradicionales, aunque incluso cuando cita un motivo suele modificarlo de tal manera que oscurece su naturaleza tonal original. Cuando tomó prestada una melodía tradicional de la comunidad judío-babilónica como base para su Primera sinfonía, lo hizo únicamente para excitar su imaginación creativa, y evitó cualquier demostración de connotación nacional. Tal entrelaza los materiales citados sin comprometer sus principios estilísticos, que se vieron fuertemente influidos por Arnold Schönberg.

"…Sin duda podemos encontrar una gran riqueza de temas musicales en el folklor israelí, pero sólo un compositor entusiasta absorbe este folklor con un propósito que va más allá de lo nacional, a fin de crear una obra de arte universal. Una obra relacionada con fenómenos y valores temporales está ligada al diletantismo. Carecerá del origen de toda obra de arte que, al igual que la naturaleza, es sobrenatural y eterna."

Muchos consideraban a Tal un enfant terrible de la israelí. Poco después del estreno de su Concierto no. 4 para piano y electrónica (27/8/1962), Herzl Rosenblum, editor y crítico del Yediot Ahronot , aplicó los términos "¡Terror!", "cacofonía" y "dictadura de las minorías"...

Audaz en sus ideas novedosas y su obstinado inconformismo, Tal no siguió las modas musicales, ni plegó sus principios a dictados extramusicales.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa no-inocencia de los musulmanes: El silencio y la apatía también son cómplices
Artículo siguienteSe va uno de los grandes. Descanse en paz Haim Hefer Z"L, uno de los más importantes letristas de Israel
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.