“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.”
— Augusto Monterroso dando una profunda enseñanza a la humanidad

Antes de continuar con la serie siento necesidad de remontarme un poco en la historia y traer el cuento de mis comienzos laborales en mencionando con todo mi respeto a Itzahk Forer, la nota publique hace muchos años y hace más o menos un año atrás publiqué en mi blog

Personajes que hicieron mi vida ITZHAK FORER CPA

Este hombre, ITZAHK FORER es mi elección numero cuatro, no tiene wikipedia, encuentro en la red...

Mr. Forer is the former managing partner and Chairman of Ernst & Young Israel (Kost Forer Gabbay & Kasierer), which he joined as an intern in 1959. During his term as Chairman, the firm became the largest in with over 1,700 employees and thousands of clients.

Mr. Forer currently serves on the board of a number of public and private corporations including Discount Bank Ltd. and is the Chairman of several private companies in and the United States. Formerly, he served as the Chairman of the Audit Committee of Oil Refineries.

Mr. Forer holds a B.A in Economics and Accounting from the Tel-Aviv University and is a Certified Public Accountant.

No es difícil comprender, me ahorro la traducción. Solamente la suerte me ha llevado hacia él y conocerlo fue lo que me permitió desarrollar una carrera profesional satisfactoria, a mi medida  y estimo que también el ahorro que me permita fantasear con una jubilación cómoda. Sin duda, un caso de estudio, para aquellos que dicen que el camino de la vida está pre-escrito.

Estaba tentado escribir como llegué a él, pero sin duda no es lo relevante, ya que en este caso deseo relatar sobre él.

Ya trabajaba en su oficina de contadores, entonces éramos 20-30 personas, yo trabajaba para el otro socio. Como todo el personal era joven, salvo los socios,  él tiene aproximadamente 15 años más que yo y era el menor de los tres socios. Al casamiento de un compañero el llegó después que yo y se sentó en mi mesa. Comenzó a investigarme y viendo que soy nuevo inmigrante me pidió que le obtenga toda la información sobre los derechos de “ole”, nuevos inmigrantes, le respondí que no necesito averiguar, pues conozco todas las leyes existentes y las fuentes de dinero. Al final me pregunta si yo ya tengo casa propia. Le digo que no, que no tengo ninguna posibilidad. Sin dudar, ahí mismo, me dijo: consigue todo lo que puedas conseguir, préstamos, subsidios, regalos, etc. y yo te presto lo que te falta. Sin duda una especie de patrones que ha desaparecido, aquí en seguro, en otros lugares no sé. Yo no trabajaba ni siquiera un año en la oficina.

A los dos días ya vine a pedirle 2,000 dólares de un total de 17,000 que costaba la casa. Se lo cobró, en parte me despidió de una empresa pagándome indemnización y me alertó que pierdo parte de mis derechos acumulados y la otra en cómodas cuotas mensuales. En aquellos años estimo que mi sueldo eran 400 dólares por mes y con eso tenía que mantener la casa. Recuerdo que no tenía dinero para poner nafta al coche que me habían regalado para aprovechar el período de libre impuesto que disfrutan los inmigrante.

Un par de años más tarde, paralelamente a mi trabajo en su oficina,  hacia mis trabajitos privados y en una oportunidad los inspectores de la impositiva encontraron a mi suegra recibiendo un pago sin registrarlo en la caja. Aquí es un problema, un problema serio. A pesar que no era agradable decirle que tengo un caso privado, le comenté el problema y el, siendo un hombre muy ocupado, cada hora de su trabajo cuesta mucho dinero, jamás podría tomar un asesor de su envergadura, me llevó con su coche de Tel Aviv a Ashkelon. Estuvo en la reunión con los inspectores, que lo conocían por la forma que se saludaron y todo terminó en una amonestación condicional, si vuelven a cometer la transgresión etc. El no cobró nada por ese servicio.

Sin duda, una especie extinguida.

En otra oportunidad que  había hecho un buen trabajo, seguramente especialmente bueno, me dice, te mereces un premio, ¡decime cuanto! La respuesta normal sería responderle que gracias y lo que quiera, etc. Yo estimé que un contador, yo, debe ser capaz de evaluar el monto de un premio y a los dos tres días entré y le dije: estimo que 4 mil dólares está bien. Él se sonrió, apreciar la foto, y dijo me parece que es mucho, ¿te parece bien la mitad?. Por supuesto, respondo, sabiendo que ya tengo el monto, agregué diciendo que solo su palabra de valoración ya era para mí un bono.

En casi 20 años que trabajé para él tengo muchas anécdotas, creo que estas son suficientes para el objetivo de esta serie. En el año 1979 quise viajar a la Argentina, pido vacaciones para el mes de marzo, abril. Me dice que si viajo en esa temporada, mejor no vuelva. Desde entonces hasta el día de hoy, todas mis vacaciones siempre salen en temporada cómoda desde la perspectiva laboral.

No siento haber perdido nada con haberme acomodado a esa limitación.

Es muy importante para mí no cortar el hilo de mi trayectoria laboral y los personajes que influyeron. El 30-10-2013 el funcionario que me entrego la carta por la cual aceptan mi renuncia también trabajo en aquella oficina, él llegó a ella cuando yo me retiraba. Seguramente mencionare nuevamente en próximas notas y en realidad están mencionados en las diversas notas en las cuales critico al gobierno por beneficiar tanto a los ricos y sus allegados.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFin de semana en Buenos Aires
Artículo siguienteHoy puedo
Julio Ioseph May (Yossi) nació en Entre Ríos, Argentina. Es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1973 viviò  en el Estado de Israel y a partir de febrero 2014 reside en Barranquilla, Colombia. En vistas a la tercera edad comenzó a practicar su sueño de escribir que lo acompañó desde chico.Participa activamente en variados grupos literarios del internet. Comparte publicaciones de cinco antologías: De Paz y De Guerrasy Lazos Umbilicales publicadas en Israel en 2007, "primer antología" de Muestrario de Palabras (2007) y Libro del Haiku, Ediciones Artesanales Santoamor (2008) ambas en Buenos Aires. Pensamiento Antologico Universal, La poesia purifica la vida humana, Congreso Universal de Poesia Hispanoamericana, publicada en Mexico 2010. La revista virtual Palabras al Sol publicaba regularmentecuentos y poemas de su autoría. Su preferencia es la narración.