Diario Judío México - ¿Qué diría un conductor que debe frenar repentinamente para no caer en un socavón que se produjo recientemente y él no supo de eso? Diría algo así como, “qué bueno que me salvé, qué bueno que cambié los frenos a tiempo…” (después de criticar al gobierno por no arreglar las calles). Sin embargo, ¿qué diría si tuvo que frenar repentinamente por culpa de otro automovilista que se le metió? Se expresaría mucho más severamente, “¿cómo no ve ese tipo lo que hace? ¿Quién le dio el permiso de manejar? ¿Cómo puede ser tan desconsiderado?”- y frases similares. ¿Qué cambió? El acto es el mismo. Solamente cambió el motivo por el que tuvo que frenar en seco.

Esto proviene de no estar conscientes al 100% de que también lo que los demás hacen proviene del Todopoderoso. En lo que respecta a nosotros, lo que hacen los otros es dirigido por Él. No quiere decir que nuestro semejante no tenga libre albedrío. Lo tiene y si no se arrepiente, será amonestado por sus atropellos en contra de sus compañeros, pero, enfocados en nosotros mismos, lo que nos haga- incluso si es aparentemente malo- nos beneficia, es algo enviado directamente del Cielo. Es decir, cada quien tiene su propia cuenta con el Eterno, pero en lo que nos concierne, debemos enfocarnos como si él no existiese, pues es Su Mano la que nos dirige, incluso por medio de otros. Cuando alguien nos beneficia- o lo contrario- es porque D-s nos quiso mandar eso. Eso no significa no agradecer al que nos hizo un favor, pero debemos entender que el Benefactor verdadero es Hashem. Y viceversa.

Si nos enfocamos en este punto, definitivamente dejaremos de tener tanto rencor o de sentirnos victimizados. Esto nos conducirá a más confianza en el Omnisciente y por ende más alegría. Si nos enfocamos sólo en Él, en que Él es Quien nos puede salvar de todo, entonces todo lo que los demás hagan no será relevante. No quiere decir que nos dejaremos maltratar, y si alguien lo hace podemos alejarnos, pero lo que hay que saber es que finalmente Él manda todo. Si estamos conscientes de esto, tendremos una vida más placentera.

Shabbat Shalom

Ampliado de las palabras de Rab Gabriel Friedman

Que estas palabras de Torá sean para el mérito y pronta recuperación de Ezrá ben Moshé y Rajel Romano

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIsrael en México. Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo
Artículo siguienteGobierno alemán arremetió en contra del nuevo video de Rammstein