Diario Judío México - No hace tanto, las comunidades judías dispersas por el mundo, si bien tenían noticia una de la existencia de las otras, en la práctica se desconocían cara a cara. Las grandes olas migratorias a partir de finales del siglo XIX y especialmente durante la primera mitad del XX, nos enfrentaron a parientes en los que resultaba difícil reconocerse: lengua, costumbres y hasta rituales litúrgicos diferentes hacían que nuestros antepasados no tan lejanos en el tiempo miraran con desconfianza al otro, como si no fuese un judío completo. Afortunadamente, la convivencia y la “multiculturalidad” dentro de la propia identidad judía permitieron un acercamiento mucho mayor, aunque no completo.

La serie televisiva israelí “Shtisel” aborda de alguna manera esta mirada al propio ombligo desde la perspectiva de una de tantas corrientes ortodoxas. En la propia serie queda claro la distinción que hacen los personajes, por ejemplo, con respecto a los jasidistas de Jabad, al diferenciar a los habitantes del barrio de Gueulá de sus vecinos de Mea Shearím, a verse distintos de los sefarditas de origen árabe (apodados “frenkim”) y, por supuesto, de los “malditos impíos y sionistas”. De esta manera no sólo nos permite recorrer algunos paisajes humanos de Jerusalén a los que vivimos lejos, sino también a la propia sociedad israelí, de la que generalmente quedan al margen en casi todas las estadísticas. Por ejemplo, los pocos que cumplen el servicio militar en ese mundo ultraortodoxo son discriminados por sus propias familias, no está bien visto que algún varón se dedique a algo que no sea el estudio o la enseñanza de la Torá, usan teléfonos pero no ven televisión y, si nos guiamos por la serie, fuman como carreteros, incluso en espacios en los que está prohibido.

Su conservadurismo a ultranza (que les lleva a vestir con indumentarias propias de las gélidas áreas de origen de sus antepasados hace unos siglos, muy poco aptas para el clima desértico y a veces abrasador de los montes de Judea) choca con la visión reformista mayoritaria en la diáspora norteamericana y, por supuesto, con el sionismo laico. Todos nos sabemos descendientes de un mismo tronco, pero somos como hermanos que no se hablan durante años (algo que me parece más habitual entre los judíos que entre otras familias). Y ese alejamiento y desconfianza acaba convirtiéndose en desconocimiento: ya no nos reconocemos como iguales (desde el punto de vista religioso, étnico, cultural, o el que sea).

Es difícil estimar cuántos “hermanos” hemos ido perdiendo definitivamente a lo largo de dos milenios alejados y aislados. No sólo hubo conversiones religiosas forzadas, ni renuncias obligadas a señas de identidad tan potentes como lengua y costumbres (lo que generalmente se denomina cultura), sino también intentos de dar la espalda a la propia identidad y empezar otra vida basada en el olvido. Como se dice en ídish “S’iz shver tzu zayn a yid”, es difícil ser judío. Y más reconocer al pariente desconocido como reflejo de uno mismo.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorCompañía israelí de danza contemporánea agota funciones en el Baryshnikov Arts Center de Manhattan
Artículo siguienteIrán: Arrecia la persecución contra los cristianos
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.