Diario Judío México - En estos días cerramos un nuevo ciclo de conmemoración de Pésaj, recordando la salida de los israelitas de la esclavitud en Egipto. Uno de los interrogantes que plantea este relato es por qué Moisés prolongó durante nada menos que 40 años la llegada a la Tierra de Promisión. La explicación más frecuente es que había que “cambiar el chip” mental de un grupo de esclavos para configurar un pueblo libre, lo que requiere no sólo compartir unos orígenes (étnicos y sociales), sino crear un relato histórico común (conocido como Biblia oral), unos valores compartidos (los Mandamientos) y forjar con ellos un destino colectivo. La creación de una identidad, entonces, se nos presenta como un requisito esencial para llegar a la libertad.

En estos días, España (desde donde escribo) decide su futuro político en las urnas, como recientemente lo hizo Israel. Paradójicamente, la tecnología sociológica muestra cada vez una menor capacidad de previsión de los resultados. Quizás el fallo metodológico resida en considerar a los estados democráticos actuales como identidades consolidadas. Seguramente ello fuera así en la era nacionalista en que fueron creados (bien por independencia, como Israel; bien como cambio de régimen, como en España). Pero la realidad dinámica y globalizante impone nuevos enfoques sobre los relatos de identidad, potenciando nuevos sub-relatos alternativos (por ejemplo, los del secesionismo en España) o ideológicos (la desconfianza inherente a la visión de Jabotinsky respecto a la coexistencia pacífica con los árabes en el caso israelí). La identidad nacional ya no es sólida (aunque sí susceptible de fragmentarse en nuevos perfiles) sino que se ha licuado y evaporado, cuando no directamente sublimado. La inteligencia artificial de los bots que recopilan información de nuestras acciones y pensamientos en las redes sociales resulta más fiable, y por ello es la herramienta para diseñar mensajes electorales personalizados.

Formamos parte de sociedades que están más en trance de cruzar nuevos desiertos, que saliendo de Egipto o llegando al Eretz Israel mítico. Como entonces, dudamos de los líderes a los que nos hemos encomendado, aprovechamos las ausencias (incluso las más justificadas, como la de Moisés subiendo a la montaña a por más instrucciones) para volver a adorar con nostalgia a nuestros Becerros de Oro, y tentamos al propio fundamento de lo que nos une con fuegos impropios. Gozamos de la libertad de no ser esclavos, pero aún no de la de ser libres. No sería la primera vez que este largo camino acabe en un precipicio, como el de todos los imperios que han sido, aquí en España y, en Israel, ni te cuento. O quizás, eso de la libertad y el libre albedrío no sea más que otro placebo que nos hemos inventado para soportar nuestras ataduras a los hilos del azar y las fuerzas de la naturaleza, que nada tienen que ver con ejercer nuestra voluntad.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAndrés Roemer presente en el “Jalisco Talent Land”
Artículo siguienteDavid Cymet, arquitecto, académico, investigador y escritor del libro “History vs. Apologetics”
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.