Judit o Judith es el nombre de uno de los libros apócrifos de la Biblia, que toma su nombre y cuenta la historia heroica de una viuda judía (Judit hija de Merari) en plena guerra de Israel contra el ejército asirio.

El libro contiene 16 capítulos escritos originalmente en hebreo, aunque hasta nuestros tiempos, sólo se conoce la versión griega que no siempre es la correcta. La fecha de redacción también es inexacta; unos suponen la época de los Hasmoneos s.I, y otros la época de Trajano, sobre el s.II de nuestra era.

La principal protagonista de bellas facciones, alta educación y enorme piedad, celo religioso y pasión patriótica, descubre que el general invasor, Holofernes, se ha prendado de ella. El relato no ofrece muchos datos, pero contiene una narrativa que siempre interesa al lector, aunque siempre con la idea de despertar sentimientos patrióticos y religiosos.

Las acciones se realizan en Betulia, poblado que sufría el sitio de los invasores y carecía de agua. Judit acompañada de su criada, desciende de su ciudad amurallada y engañando al militar para hacerle creer que está enamorada de él, consigue ingresar a su tienda de campaña. Una vez allí, en lugar de ceder a sus reclamos galantes, lo embriaga. Cuando Holofernes cae dormido, Judit le corta la cabeza, sembrando la confusión en el ejército asirio y obtiene de este modo la victoria para Israel.

Si esta novela histórica, en verdad fue escrita en la época de los Macabeos, entonces se clarifica su objetivo, que sirvió para impulsar la resistencia de los judíos, en ese caso contra el imperio romano.

El libro termina narrando las grandes fiestas por la victoria obtenida y algunas palabras sobre los últimos días de la heroína. Esta historia con frecuencia se ha tomado para otras novelas, y en el marco artístico, se sabe que existen más de 40 cuadros de pintores célebres, además de 2 óperas y dramas.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSimjat Torá
Artículo siguienteEditorial, Agosto - Septiembre 2009
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.