Hay situaciones en que los jueces y fiscales deben tomar decisiones que pueden afectar su pertenencia a una ideología pero deberían seguir el camino de la verdad y la justicia, por el cual han jurado en el momento de su graduación. El juez federal Daniel Rafecas, titular del juzgado n°3 Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, se regaló para su cumpleaños (hoy 5/8), un nuevo dictamen de rechazo a la petición de la DAIA de desarchivar la causa con la denuncia del Fiscal General de la AMIA Z’L contra la ex presidenta, su ex canciller y otros por encubrimiento de los autores posibles del mayor atentado a la comunidad judía en la Argentina.

Diario Judío México - Si recordamos la presentación del fiscal Gerardo Pollicita de 58 pedidos a prueba hechos al juez Rafecas, rechazados en tiempo record sin haber leído el expediente o escuchado las cientos de horas de grabaciones de implicados en los hechos, los tambien rechazos a las apelaciones por parte de la Cámara Penal 1 y luego por la Cámara de Casación presidida por la jueza Rébori (de Justicia Legítima) a instancias del fiscal federal Javier De Luca (de Justicia Legítima), estoy convencido que todas estas decisiones fueron tomadas bajo presión del gobierno de aquel momento, es decir, C.F. de Kirchner.

Si el Dr. Rafecas no quiere o no le gusta involucrarse, le diría que saque el expediente archivado (NO cerrado por cuanto no hubo investigación), se aparte de la causa y se la pase al Dr. Claudio Bonadío que ya reconoció a familiares de víctimas del atentado como querellantes y actualmente tiene en estudio un pedido del fiscal federal Eduardo Taiano en una causa por traición a la patria contra CFK , Timerman y otros, con lo cual se produciría la unificación de ambos expedientes.

Lo que es muy hipócrita son los motivos del último rechazo invocados por el juez Rafecas:” no agregan nada nuevo a lo ya visto en el escrito de Nisman Z’L y la grabación de la charla de Timerman y Borger no revela que haya habido algo oscuro en la firma del Memorandum de Entendimiento con los iraníes”. Le recuerdo a Rafecas que el pacto se firma el 28 de Enero de 2013, tuvo principio de ejecución y que fue declarado inconstitucional 2 años más tarde.

Hago notar que tambien el fiscal federal Federico Delgado tiene un pedido de reapertura de la investigación ante el juez del fuero Dr.Sebastian Casanello y que el fiscal Dr. Germán Moldes está trabajando en el mismo sentido.

Si el juez Daniel Eduardo Rafecas quiere ser un hombre de bien, poder mirar a los ojos a los deudos del fiscal Alberto Nisman, especialmente a sus hijas y tambien que sus propios hijos lo sientan como un hombre honrado y justo, solo le pido 5 cosas :

Que renuncie a seguir en esta causa y se inhiba inmediata y definitivamente.

Que devuelva el premio Derechos Humanos (2006), otorgado por la Fundación B’nai B’rith de Argentina.

Que devuelva el premio Moisés (2011), dado por la Sociedad Hebraica Argentina. (Lo recibieron R.Alfonsín y Shimon Peres)

Que devuelva el premio Gilbert Lewi, de la Fundación Museo del Holocausto de Buenos Aires.

Que devuelva la beca Yad Vashem (2007), otorgada por el Museo de la Shoá, Jerusalem.

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados” El Talmud.

“Solo el tiempo puede revelarnos al hombre justo; al perverso se le puede conocer en un solo día”. Sófocles.

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLos escalofriantes detalles del diario personal del jerarca nazi Heinrich Himmler
Artículo siguienteInsistirá Israel en reparaciones a los judíos que fueron expulsados – después de la creación de Israel – de ciertos países árabes
Nací el 9 de marzo de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Tengo educación secundaria y algunos años de Derecho pero por razones de tiempo dejé para casarme y trabajar en una industria química de mi familia política desde 1964 hasta el 2001, comenzando en el sector costos hasta ser director financiero-administrativo de la empresa, que en aquel momento tenía 3 plantas y unos 300 dependientes. Mi esposa Irene es Profesora Nacional de Artes Visuales, es artista plástica y estudió entre otros con Urruchúa, Castagnino, Schurjin, Pujía, etc. Tenemos 2 hijos Juana Elizabeth, Abogada y con una Maestría en Derecho Internacional Público, radicada y ciudadana canadiense desde el 2002, casada y que nos dio una hermosa nieta de 7 años. Nuestro hijo varón se radicó en México D.F. también el 2002, montó una empresa que se dedica a la venta de aceros para la construcción de la cual es Gerente Comercial, soltero, 44 años. Mi suegra, fallecida en el 2006, fue escritora de cuentos y poemas, con muchos libros publicados y premios en distintos países, incluyendo el Fernando Jeno a la Poesía en México en 1979; sus libros figuran en diversas bibliotecas, incluyendo la del Congreso de EE.UU. Mis hijos siendo pequeños obtuvieron menciones y premios en el famoso Concurso Shankar de pintura, en la India y algunas de sus obras ilustraron libros de poemas de la abuela materna Arminda Ralesky. De esta mujer el Maestro Jacobo Ficher compuso una obra para coro y orquesta del poema Kadish Laico y además algunos de sus poemas formaron parte del repertorio de Berta Singerma. Yo soy socio vitalicio de la Sociedad Hebraica Argentina desde 1979 y fui parte del Consejo Directivo y del Consejo Consultivo en varios períodos. Siempre me interesó la política seria y desde hace unos años escribo a los diarios como una forma de participación activa.