Diario Judío México - Hay ocasiones en la vida que tenemos que tratar con eventos y/o personas en un ambiente hostil. Esto a veces puede ser frecuente o eventual. Lo ideal es estar preparado ante una situación difícil.

Algunas de las posibles técnicas que podemos usar pueden resumirse en lo siguiente:

  • Trata de evitar la necesidad de tener tú la razón– a pesar de que la tengas-, es mejor decirte a ti mismo que es bueno simplemente escuchar a la otra persona.
  • Mantén la calma. Imagínate que eres otra persona que no está ahí y eso te dará tranquilidad. Así mantienes el control de tus emociones y es una forma de decirle a tu cerebro que tú estás en control de ti mismo.
  • Sé amable. Eso no te hace débil. Simplemente actúas con gentileza. Y te hace más fuerte interiormente.
  • Muy importante concéntrate en la respiración (que NO lo note la otra persona, se discreto, porque si no puede empeorar). Sonríe de forma natural. Y si ves que la situación está muy fuerte para ti, pides salir y te alejas de forma amable.
  • Después de eso sigues respirando poniendo imágenes agradables en tu cabeza y réstale importancia a lo que ocurrió.
  • Trata de regresar a tu estado de calma para no alargar y hacer más grande el evento ocurrido (que haya sido hostil o desagradable).

Aún así cada quién puede implementar algo extra que le ayude a sí mismo y sobrellevar la situación complicada.

Todos estos consejos son para entrenar a tu cerebro, a tus emociones y a tu ser, a saber mantener la calma, no es fácil pero se puede lograr.

Así vas logrando poco a poco: Inner Peace.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorElegancia hecha a la medida
Artículo siguienteHamas busca avanzar en una etapa de entendimiento con Israel
Estudié la carrera psicología para poder ayudar a las personas, siempre he tenido un sentido de vocación hacia los demás. Además de que me gusta mucho el aspecto espiritual ó profundo del ser humano.Quiero ayudar a las personas a que alcancen su potencial, asesorándolos en lo que necesiten. Apoyando sus fortalezas. Me gusta la idea de ejercer mi profesión donde se conjugue el gusto por la gente. Puede ser por medio de: seminarios, talleres, pláticas, artículos, etc. para que las personas en lo personal y/ó en el trabajo logren sus objetivos y se superen.