Para comprender al gobierno polaco y su decisión de eliminar la posibilidad de pedir restitución de los bienes robados por los nazis y apropiados por los polacos solo hay que leer este libro de Sholem Ash de 1926.

Kiddush Hashem documenta el levantamiento de Chmelnitzky y sobretodo el comportamiento de los polacos católicos vis a vis los polacos judíos que, en teoría, luchaban juntos contra el invasor salvaje de tártaros y cosacos.

Para quienes estudiaron en un colegio judío, Kiddush Hashem (en su original en Yiddish) era una lectura obligada en secundaria/preparatoria.

Hoy que la educación judía ha sido desmembrada y en muchos casos reducida a su mínima expresión con pocas probabilidades de volver a alcanzar el nivel y calidad que tenia, es obligación de cada uno de nosotros reforzar lo que el sistema nos da a cuentagotas y tomar la iniciativa para que nosotros mismos, nuestros hijos, sobrinos, nietos, conocidos y demas se eduquen individualmente con lecturas como ésta que no solo les ayudaran a crecer intelectualmente sino también les ayudarán a comprender el mundo que vivimos y que no tiene mucha diferencia con el de 300, 500 o 1000 años atrás.

No suena bonito pero si seguimos en situaciones similares ¿no sería mejor por lo menos comprenderlas para poder superarlas y quizás modificarlas?

Kiddush Hashem, la historia de la resistencia de 1648 de Sholem Ash es la lectura recomendada a todos esta semana.

Clic aquí si desea adquirir Kiddush Hashem