Apenas un recuerdo borroso de mi época de escolar. Se publicaba un pasquincito que se llamaba “La Escoba”, que se vendía muy barato o se regalaba, y como niños nos reíamos de las cosas que denunciaba. Hasta que no nos reímos más.

Para que mi finada madre no tuviera que trabajar tanto, los domingos comprábamos comida hecha, fresquita y de muy buen sabor, en “La Perfección”, de la esquina de San Martín y Yatay. Eran deliciosas las milanesas, los bifes de pescado, la ensalada rusa. Para las matinés del Astor o el Uruguayo con mis compañeros de escuela comprábamos pizza y fainá (de tacho, la del Alcalá era a la pala).

Un día leemos en ese pasquincito que la comida que vendía La Perfección estaba hecha de elementos podridos, que la cocina estaba llena de cucarachas y ratones, etc. Ahí nuestra mente -infantil en esa época- igual se dio cuenta que era todo mentira, calumnias que no sabíamos por qué motivo, ya que nunca hubo un enfermo del estómago en mi familia, en los compañeros de escuela, ni en los muchos vecinos que tenían la misma costumbre.

Al poco tiempo nos enteramos. Supuestamente algún bolichero de barrio acusado en forma similar, pasó con su bicicleta por la calle Miguelete y le tiró una bomba al local donde se imprimía La Escoba, causando un incendio.

Luego en la página policial de los periódicos salió que la policía había arrestado a quienes hacían ese pasquín acusándolos de varios delitos, entre ellos injurias, extorsión, etc.

No sé por qué al leer los artículos (monotemáticos siempre) del escribidor que firma Luis E. Sabini Fernández, me viene a la mente la anécdota relatada. Del artículo de Carlos Pérez Pereira, en cambio, rescato esta frase:“…por aquello de “miente, miente siempre, que algo queda”. No es idea original de ese autor sino la raíz de la propaganda nazi de Goebbels, que evidentemente tuvo muy buenos discípulos, y entre los mejores –sin dudarlo- el escribidor Sabini Fernández.

A veces tengo la sensación de que no leo lo suficiente, y como ejemplo conozco solamente, exclusivamente, todo lo negativo que Sabini Fernández escribe sobre Israel y los judíos, tal vez en algún momento ese señor escribe sobre otros temas, si es que le da el tiempo. A un mal pensado se le podría ocurrir que el escribidor Sabini Fernández tiene una idea fija, que algunos llaman antisemitismo y otros antijudaísmo.

Parece que el tiempo no le alcanza a dicho escribidor, ya que del periodistas Levy leyó una sola frase, no dudo de su palabra, pero omitió la que transcribo a continuación, que la puede encontrar en la wikipedia: “En 2010, Levy describió a como una organización fundamentalista y lo mantiene responsable de los cohetes Qassam lanzados contra ciudades israelíes: “ es el culpable para el lanzamiento de los Qassam. Esto es insoportable Ningún Estado soberano habría tolerado, Israel tenía derecho… para reaccionar ”

Dice el escribidor Sabini: “La Declaración Universal de Derechos Humanos (dic. 1948) de la , en su artículo 13 anuncia: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.” Pero omite decir que en el mismo organismo de Naciones Unidas se había resuelto en 1947 que el territorio sin dueño a esa fecha de Medio Oriente se dividiría en una parte para hogar del pueblo judío y otra parte (la más grande) para los árabes musulmanes que allí vivían. Omite también que el pueblo judío aceptó, pero no lo hicieron los árabes, o sea quienes incumplen con los mandatos de la son los árabes palestinos y sus entonces aliados (ya no) que son todos los países que formaban la Liga Arabe.

Aquí cabe otra aclaración, tal vez insignificante para el escribidor Sabini Fernández: a) ningún país árabe había reclamado parte de esa zona, b) el único interés de esos países era que no hubiera un país judío, c) nadie echó a nadie sino que fueron los países de la Liga Arabe que le dijeron a los musulmanes que allí vivían que se fueran porque en 48 horas les iban a entregar toda la zona libre de judíos, d) que los árabes que no hicieron caso y se quedaron hoy son felices y prósperos ciudadanos del Estado de Israel, y ninguno de ellos quisiera vivir bajo gobiernos como los de la Autoridad Palestina o . Para muestra basta pasear unos días por las ciudades israelíes y verlos, especialmente los jueves de tarde haciendo compras en los grandes shoppings y familias enteras comiendo en restaurantes, e) los países de la Liga Arabe ya no están en la misma posición con respecto al conflicto palestino, y los acusan de “morder la mano de quien les da de comer”. Y como punto f) según el artículo 13 de la Carta de Derechos Humanos que cita, hay más de 800.000 judíos que tienen derecho a volver a sus respectivas patrias (Irak, Irán, Yemen, Siria, etc.) y que se les devuelvan sus propiedades confiscadas.

Cuando el escribidor Sabini Fernández habla de Israel, dice “desde su implantación manu militari en 1948”. Perdón, una resolución de las Naciones Unidas se llama “manu militari”? Cuando se hizo la votación, que fue retransmitida por radio al mundo entero, los delegados de naciones que levantaban la mano lo hacían con una metralleta en ella?. Por si el escribidor no lo sabe –lo dudo- en 1948 siete ejércitos árabes invadieron la legalmente constituída patria judía para echar a los judíos al mar. Que no pudieron es tema aparte, a eso ellos le llaman “naqba” o sea “catástrofe” en árabe, y no como mal traduce “@jcbayle, 15/05/2016. La Nakba es la expulsión violenta de población palestina en 1948.” Reiteramos, ya que el escribidor es reiterativo en extremo, que los judíos expulsaron no a la población sino a los ejércitos invasores que se fueron con la cola entre las patas.

Siguen y siguen mentiras ridículas y difamantes obra del mencionado escribidor, no merece perder tanto tiempo.

Me resulta extraño que se hable del trato a los “niños palestinos” :“son encarcelados, en jaulas al aire libre, colectivas, con la ropa con que son capturados, y con ella tienen que soportar las diversas estaciones climáticas con un frío mordiente, que les mina la salud o con un calor veraniego que haga insoportable estar allí encerrado. ¿Cuál es la relación de este trato a niños con los dd. hh.? Me llama la atención que nunca aparecieron imágenes de esas jaulas en la televisión o en otros medios de prensa, esos que algunos dan por serios como CNN, BBC, TVE. Acaso será porque son producto de la fantasía de mentes desequilibradas?. Por suerte aclara “con la ropa con que son capturados”, se podría pensar que hasta les quitan la ropa y los dejan desnudos.

“check point”. Dada la gran inteligencia –y su imaginación- que demuestra el escribidor Sabini, me gustaría saber cuál es la mejor forma de proceder en las fronteras cuando un país está rodeado de enemigos que constantemente lo bombardean y lo infiltran con terroristas (ayer se tapó un nuevo túnel de Gaza hacia Israel), si dejan entrar libremente a la gente o le revisan hasta la ropa interior por si traen armas o explosivos? Desconozco la del escribidor, especialmente cuando se fue de vacaciones a Suecia, tal vez no le revisaron las valijas al llegar. No lo sé porque en esa época estábamos muy ocupados viendo cómo sacarnos de encima una dictadura, mientras nos privaban de escuchar a Zitarrosa o a los Olimareños.

Es lamentable tener que leer ciertos artículos, cuando ya no tenemos edad para leer ciencia ficción o cuentos infantiles.

En cuanto a la frase de Golda Meir hago la necesaria rectificación que está documentada: cuando se le preguntó cuándo se daría fin al conflicto con los palestinos, ella contestó: “cuando las madres palestinas quieran más a sus hijos de lo que quieren matar a los nuestros”.

Es inútil, señor Luis E. Sabini Fernández, por más que mienta ya nadie le va a creer, le sugiero que se tome un descanso, soy de familia longeva así que me queda cuerda para rato y no voy a dejar que sus mentiras queden sin respuesta.

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUna generosa dama
Artículo siguienteUna ‘start-up’ quiere copiarte en embriones para el trasplante de órganos