Diario Judío México - En estos días y con gran pompa, el presidente palestino Abbas inauguró en Ramala, muy cerca de la sede gubernamental de la Autoridad que dirige, un gran Museo Palestino, de 3.500 metros cuadrados, de más de 20 millones de euros de inversión y más de 20 años de realización. Sin embargo, las enormes salas están vacías, lo que ha llevado a la renuncia hace unos meses del designado como director de la institución, llamado a ser el principal baluarte cultural de la identidad . A los españoles puede que nos suele familiar eso de inaugurar aeropuertos sin vuelos u hospitales sin camas, especialmente en tiempos pre-electorales, pero este caso se suponía todo un símbolo. Es casi como presentar a bombo y platillo una bandera en blanco y negro hasta que se decidan los colores definitivos.

Aunque quizás la noticia no sea una curiosidad sino la paradójica constatación de los problemas que tienen los palestinos para definir lo que los distingue. Por ejemplo, su bandera no es más que una bandera jordana sin la estrella en el triángulo rojo. No por nada, ese país fue fundado en 1922 como Transjordania con las tres cuartas partes del territorio que la Liga de Naciones (precedente de Naciones Unidas) había asignado como mandato a los británicos y en el que estos habían prometido fundar un hogar nacional para los judíos. Hoy, con el nombre de Jordania, define a su mayoría étnica (el 98%) como “árabes”, sin distinciones entre aquellos nativos (definidos hasta entonces como sirio-palestinos) y los “palestinos” con calidad de refugiados al salir de lo que se convertiría en desde la Guerra de la Independencia en 1948. ¿Cómo distinguirlos? El idioma que hablan es el mismo árabe que en toda la región. La composición religiosa de su población tampoco varía respecto a otros pueblos “árabes” del entorno, es decir, originarios de la península arábiga.

Y es que el propio héroe nacional palestino, el difunto presidente Yaser Arafat, era egipcio. A finales del siglo XIX en el territorio en el que hoy cuenta con 8,5 millones de ciudadanos (de ellos más de 6 millones judíos) no había más de 100 mil almas y un paisaje desértico apenas roto por algunas concentraciones urbanas, especialmente en Jerusalén en la que los judíos siempre fueron mayoritarios, incluso en tiempos de dominio otomano. La llegada masiva de árabes de otros países (especialmente de Siria y Egipto) fue resultado del efecto llamada ante el impulso y crecimiento económicos que supuso la llegada de olas de inmigrantes judíos sionistas.

En un gag televisivo israelí de hace bastantes años (no olvidemos la antigüedad del proyecto) el guía de un entonces hipotético museo palestino recibía a los visitantes mostrándoles la bandera e inmediatamente después señalándoles la salida. La realidad es que hoy lo único que pueden recorrer los interesados es una tremenda cáscara vacía. Dicen que temporalmente.

Jorge Rozemblum
Director de Radio Sefarad
www.radiosefarad.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorIsrael: Lieberman vuelve al Gobierno
Artículo siguienteIsrael prepara refugios, la diáspora maletas
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.