En la Ciudad de los mil templos, Luang Prabang, los monjes vestidos en sus túnicas del color del atardecer, salen en comitiva antes de que salga el sol, y regresan a sus monasterios con cuencos llenos de arroz que les obsequia diariamente los pobladores. En el mundo cotidiano, los siglos han pasado para convertirse en milenios, pero en esta ciudad nacida de las mentes iluminadas de los budistas, el tiempo es sólo un concepto que pareciera no aplicarse a su realidad.

Así como los monjes han salido desde hace dos mil años cada mañana por su ración diaria de arroz, los templos permanecen intactos, tal vez sostenidos por  la fé inquebrantable de los monjes, de los habitantes y de los viajeros, quienes dejamos una parte de nuestra esencia en ellos. A pesar de haber sido colonia francesa durante 60 años, en esta ciudad de Laos se conservan intactas las tradiciones, y su diseño es la máxima muestra de creatividad y encanto.

Rodeado de toda esta magia se llega a Satri House, una casa construida en 1904 por los padres del príncipe Souphanouvong. A pesar de no ser antigua, en su diseño se fusiona el clásico estilo laosiano con el francés, resultando en una hermosa casa sin igual. Después de haber sido el hogar del primer presidente de la República Democrática Popular Lao, ahora es un hotel boutique miembro de Secret Retreats, una colección de propiedades que ofrecen experiencias de viaje únicas para conectarse con el corazón de la cultura y las tradiciones asiáticas.

En armonía con el resto de Laos, Satri House es una mezcla de estilos y materiales, que incluyen muebles de teca tallados a mano, numerosas antigüedades, estatuas y obras de arte, así como suaves cortinas que permiten la entrada de luz durante el día. El conjunto de la casa, jardines apacibles, alberca y restaurante, es como un portal que nos hace retroceder mientras recorremos el corredor de bambúes que nos lleva a la recepción, y de ahí a las habitaciones.

Al haber sido una casa, el ambiente es íntimo y acogedor, y sus 28 habitaciones y tres suites están hermosamente decoradas en un estilo clásico, con camas con dosel, menú de almohadas, cuadros, enormes terrazas, ducha de lluvia, y detalles pequeños que le dan a la visita un carácter memorable, como botellas de agua mineral, albornoces de seda, flores frescas y vistas al hermoso jardín.

Los desayunos y las comidas también reflejan el estilo de vida local, preparados con ingredientes frescos, orgánicos y sin prisa. Jugo de piña, frutas diversas, yogurt o muesli, fideos, huevos, tostadas francesas o pescado al vapor, adquieren un sabor diferente en esta mística tierra.

A tan sólo diez minutos caminando, o incluso más si nos detenemos a admirar el paisaje, está el centro, donde se pone el mercado nocturno, pero el mayor atractivo es visitar os templos budistas de la ciudad, considerados como los más sofisticados del sudeste asiático, bellamente decorados con esculturas, grabados, pinturas, piezas de oro y muebles, verdaderas joyas de arte, culturales y estéticas.

Durante las tardes, después de visitar el templo que está justo a la entrada del hotel o de recorrer las calles que lo separan del centro de la ciudad, salimos a disfrutar de los jardines y a nadar en el jardín, mientras el viento trae consigo los cantos de los monjes.

http://www.satrihouse.com/index.php/english/home/

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¿Quién es Vanessa Ponce de León, la mexicana que ganó Miss Mundo 2018?
Artículo siguienteSe activa la protesta contra la violencia de género
Deby Beard es polifacética y siempre tiene una historia para sorprenderte. Sommelier, empresaria, escritora y periodista: escribe sobre viajes todos los viernes el El Heraldo de México en su columna Viajando con Deby, y su cápsula de radio H de Hedonismo, se transmite en vivo todos los jueves a las 09:45 en El Heraldo radio 98.5 fm en el programa de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez. Ha sido invitada honorífica a prestigiosos eventos del ámbito gastronómico, turístico y vinícola por parte de las embajadas de Australia, Chile, Nueva Zelanda, Argentina, Rusia, Francia y España. Es autora de los libros De Etiqueta; Vino, sexo y otros placeres; y en coautoría con sus hijas Melanie y Alexis Beard, escribió la trilogía Seducción en los viajes, en la que narran sus experiencias alrededor del mundo. Es presidenta y cofundadora junto con sus hijas, de Marcas de Lujo Asociadas by American Express, la única y primera asociación de México en reunir y crear alianzas estrategias entre las marcas más prestigiosas que se encuentran en el país. En su restaurante Margaret Chic Bistro, ofrece la combinación perfecta entre buena comida, los mejores vinos y las finas copas Riedel, las únicas en el mundo diseñadas para disfrutar cada tipo de uva, y de los aromas y sabores de los vinos. Premios y reconocimientos: LA EXCELENCIA UNIVERSAL del Comité de la Excelencia Universal, instituido por el Premio Nobel de la Paz René Cassin para preservar la calidad en cualquier área del saber humano. Reconocimiento como Medio y crítica especializada por parte del club de banqueros de México, entre otros.