El director del Centro Simón Wiesenthal para América Latina se reunió con el presidente de la Comunidad Musulmana Ahmadía

El director del Centro Simon Wiesenthal, el Dr. Ariel Gelblung, y el presidente de la Comunidad Musulmana Ahmadía y Coordinador de la publicación Religions, el Imam Marwan Sarwar Gill, se reunieron este miércoles por la mañana y coincidieron en que “la convivencia en la diversidad enriquece”.

Tras el encuentro, ambos afirmaron que “toda relación debe desarrollarse teniendo a la vista los valores de armonía, respeto y paz”. Y si bien siempre han mantenido una buena relación y conservan un contacto fluido, destacaron la importancia de “encontrar consensos y buenas prácticas” en momentos como el presente, de tanta confrontación.

La Comunidad Musulmana Ahmadía es una organización islámica pionera en rechazar categóricamente el terrorismo. Su lema es: “Amor para todos. Odio para nadie”. Fundada en la India en 1889, ha promovido continuamente la paz y las sociedades inclusivas, y defiende la separación del estado y la religión.

A pesar de ser una comunidad perseguida en numerosos países de mayoría musulmana, la Comunidad Musulmana Ahmadía continúa defendiendo los derechos humanos universales para todas las minorías religiosas. Además, promueve en gran medida la igualdad de derechos, educación y empoderamiento de las mujeres.

El Centro Simón Wiesenthal, por su parte, es un organismo internacional de derechos humanos fundado en 1977 que, continuando el legado de quien fuera llamado “Cazador de Nazis”, aplica las lecciones del para el fortalecimiento de las democracias, trabaja para la convivencia en la diversidad y confronta el racismo, la discriminación, la xenofobia, el y el terrorismo.

El “virus del odio y el

Recientemente, el Centro Simón Wiesenthal presentó por primera vez en la Cámara de Diputados de la Nación su informe anual sobre “odio en las redes y ciberterrorismo”. El evento, que se transmitió en vivo a través del canal de YouTube de la Cámara Baja del Congreso, contó con la participación de su presidente, Sergio Massa; el diputado nacional Pablo Yedlin; el decano adjunto del Centro, el rabino Abraham Cooper; el director del Departamento competente del Centro, Rick Eaton; y el director del Centro para América Latina, el Dr. Ariel Gelblung.

El organismo internacional de derechos humanos que enfrenta el racismo, la xenofobia, la discriminación, el terrorismo y el  tiene su sede central en Los Ángeles y presenta todos los años en el Congreso de los Estados Unidos su informe sobre odio en las redes y ciberterrorismo. A pesar de que hay una nueva administración desde el 20 de enero, el Gobierno norteamericano todavía no adaptó su forma de trabajo a la pandemia, por lo tanto, por primera vez, la exposición mundial tuvo lugar en el Congreso argentino.

Los resultados del informe sobre "odio y en las redes sociales" del Centro Wiesenthal

En la presentación del evento, Massa reconoció el trabajo del Centro por el valor que tiene saber cuáles son los proveedores de redes sociales que buscan filtrar o erradicar los mensajes de odio: “Atacar el discurso de odio y racismo en las redes es prevenir que se instalen, instauren, perduren y pervivan en nuestra sociedad la acción de aquellos que siembran el odio en la construcción de un camino que, cuando no se previene a tiempo, termina generando catástrofes. Algún día fue la señalización de un banco de plaza, otro día fue de un comercio, otro día fue de las actividades comerciales de un grupo de ciudadanos alemanes... Pero fueron todos pasos previos que terminaron generando el mayor genocidio de la historia de la humanidad”.

Antes de la presentación del informe, el Dr. Gelblung señaló: “Es un enorme orgullo recibir el informe que la institución que represento realiza todos los años y que se pueda estrenar en el Congreso de la , con mucha información relevante para la región”.

La investigación del Centro Simón Wiesenthal calificó las redes sociales más populares por su trabajo en términos de prevención de los mensajes de odio durante el último año, en el que todo el mundo debió confinarse a raíz de la pandemia del coronavirus. El documento arrojó resultados contundentes: ninguna logró sacar una “A”.

Facebook/Instagram, Twitter y Google/YouTube recibieron la mejor calificación: “B-”. VK.com (la versión rusa de Facebook), obtuvo una “D+”, mientras que Telegram una “D-”.

Para el virus del odio y el antismetismo no hay una vacuna conocida. Hoy es el rol del Centro Wiesenthal y es nuestro honor hacer la primera presentación a nuestros socios de la este año y presenta una imagen perturbadora de una subcultura del odio y de conspiración… Teorías de conspiraciones en las redes sociales, precisamente en el momento en el que cada uno de nosotros estamos conectados a las redes sociales como un recurso vital durante el confinamiento por el COVID-19”, explicó el rabino Cooper.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorVinos, viajes y otros placeres: Magia en su pura expresión
Artículo siguiente¡Mazl Tov! ¡Le Jaim! a las familias Friedman y Galek