Al escribir estas líneas se han reportado en 200 casos de enfermos afectados por la corona; dos en estado grave, ningún muerto. Panorama relativamente alentador si se le compara con el triste panorama en Italia y España. Rusia ha renovado la cortina de otros tiempos y muy poco se sabe a la fecha sobre el tema, excepto el temprano cierre de su frontera con China apenas se tuvieron las primeras noticias sobre la epidemia.

La ausencia de un gobierno convenido y estable complica los dilemas de Israel. El gobierno ha ordenado utilizar medios no convencionales de detección de enfermos que no se presentan en los hospitales, medios que regularmente se emplean para identificar probables terroristas. Medida extrema que ha merecido opiniones divergentes en la ciudadanía. La suspensión de actividades públicas afectará también a los tribunales de justicia, incluyendo al que en los próximos días debe empezar a considerar los cargos a Netanyahu.

En el curso de esta semana el presidente Rivlin llamará a los líderes del Likud y Azul y Blanco con fin de considerar el levantamiento de un gobierno de coalición. Las posibilidades no son claras. El partido dirigido por Ganz reclama el liderazgo y confía que en el interior del Likud se verificará una rebelión en contra de su líder. Perspectiva que en este momento se antoja lejana.

La suspensión de clases en universidades y escuelas obliga el uso masivo de medios cibernéticos – televisión y computadoras personales – para suplir el contacto personal. Y los días de Pesaj, normalmente marcados por amplias reuniones familiares, cambiarán considerablemente su carácter. Sin embargo, la calma – incluso el buen humor – aún se mantienen en la vida cotidiana. Horas más graves conoció este país.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa comunidad judía pidió que los fieles no besen el Muro de los Lamentos por miedo al coronavirus
Artículo siguienteEl Memorial Auschwitz-Birkenau estará cerrado a todos los visitantes durante dos semanas
Invitado por la UNAM llegué a México desde Israel en 1968 para dictar clases en la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales ( hoy Facultad). Un año después me integré a la CEPAL con sede en México para consagrarme al estudio y orientación de asuntos latinoamericanos. En 1980 retorné a Israel para insertarme en las universidades Tel Aviv y Bar Ilán. En paralelo trabajé para la UNESCO en temas vinculados con el desarrollo científico y tecnológico de América Latina, y laboré como corresponsal de El Universal de México. En los años noventa laboré como investigador asociado en el Colegio de México. Para más amplia y actualizada información consultar Google y Wikipedia.