Las edades de la modernidad, la iluminación, la ciencia y el secularismo que han dominado el mundo occidental durante los últimos 200 años han puesto a prueba las posibilidades de supervivencia y continuidad judía. Si durante casi 4000 años los judíos han sentido que eran diferentes a los demás y que debían cumplir con una misión divina, el fuerte impulso de seguir siendo judíos y transmitir este sentido de misión de vida a las próximas generaciones, se está desvaneciendo en la era moderna. La mayor parte del pensamiento judío moderno y sus expresiones (secularismo, reforma, bundismo, sionismo y ortodoxia en sus diversas formas) son intentos modernos de enfrentar el desafío de la supervivencia y continuidad judía. 

Ser un judío moderno es ser un judío con conciencia de crisis. 

La naturaleza de esta crisis tiene sus raíces en el hecho de que las relaciones que dieron forma al en el pasado, especialmente aquellas relaciones con D-os, han cambiado fundamentalmente. Como resultado, el mundo judío ha experimentado, y continúa experimentando, un gran estallido: cada persona con sus creencias y opiniones individuales y cada persona con su propia relación con su pasado judío. 

Se han creado y se siguen creando infinitas expresiones de las identidades judías modernas en un espectro que va desde la creencia y el profundo compromiso de observar los mandamientos, hasta un secularismo que quiere separarse por completo del pasado.

Ser un educador judío moderno es estar consciente tanto de la prueba de continuidad que enfrenta el pueblo judío hoy, como del hecho de que hay más de una manera de seguir siendo un judío comprometido. También es saber cómo enfrentar con seguridad los enfoques educados que cuestionan la necesidad del para la continua existencia del pueblo judío en la era moderna.

Sugiero abordar las diferentes expresiones del moderno a través de un prisma de actitudes hacia el pasado. Me he limitado a cinco enfoques, pero se podrían agregar enfoques adicionales.

  1. El primer enfoque, muy común entre las diversas corrientes de la ortodoxia, santifica el pasado. Santificar el pasado judío significa asignarle una fuente divina, darle un lugar central en el presente y el futuro, y relacionarlo con lo que se percibe como la palabra de D-os como definitiva y crucial en la configuración de la vida diaria de los individuos y del pueblo. Un ejemplo de este enfoque se puede encontrar en las palabras de una figura rabínica central del judaismo occidental, el difunto rabino Lord Jonathan Sacks:

“Ser judío, ahora como en los días de Moisés, es escuchar el llamado de quienes nos precedieron y saber que somos guardianes de su ”. En relación con la crisis moderna, escribe: “Hemos perdido el manuscrito de la judía, ese intento impresionante de crear, a partir de acciones simples y de la vida cotidiana, un pedazo de cielo en la tierra, una sociedad que respete la dignidad humana bajo la soberanía de D-os, morada terrenal para la presencia divina”.

 

  1. El segundo enfoque, también basado en la fe en su esencia, valora el pasado y continúa dándole un lugar destacado en la configuración del presente y el futuro de los individuos y la comunidad. Sin embargo, a diferencia del primer enfoque, el tono “sagrado” y autoritario que caracteriza lo que se percibe como un anuncio divino deja lugar a un enfoque interpretativo y dialógico. Así, por ejemplo, es como el rabino Dr. Michael Marmur describe su comprensión del :

“El es una del diálogo dinámico entre individuos unidos como una nación y nuestro único Dios…. El progresivo es… un intento de buscar a D-os y comprender Su voluntad en las nuevas circunstancias que se han creado en nuestro tiempo.

Este enfoque, que valora el pasado judío, intenta adaptarlo a las circunstancias de tiempo y espacio, caracteriza la actitud de los judíos con un enfoque religioso, liberal y “progresivo”.

  1. El tercer enfoque considera el pasado y lo tiene en cuenta como parte de un proceso para diseñar el presente y el futuro pero se niega a darle un peso decisivo. Como declaró Mordecai Kaplan, cofundador del Movimiento Reconstruccionista, “El pasado tiene un voto [sobre nuestro futuro], no un veto”.
  2. El cuarto enfoque quiere desprenderse del pasado y los valores que lo acompañan y no le da un peso significativo a la configuración del presente o de nuestra vida cotidiana. Este enfoque quiere conectarse con el estado de ánimo y los valores del mundo moderno y derribar los muros que separan a los judíos de otras naciones, para separar “lo sagrado de lo mundano”. Este enfoque tipifica a muchos judíos asimilados en América, Europa e Israel. Una expresión astuta y profunda de este enfoque se puede encontrar en las palabras del intelectual y novelista judío-estadounidense Michael Chabon:

“Si el alguna vez desaparece del mundo, no será la primera vez en la historia, ni mucho menos, que una gran y antigua religión pierda el control sobre la imaginación moral de sus seguidores y la relevancia para sus vidas. Tampoco será la primera vez que una minoría étnica haya sido absorbida por la población circundante….  De todos modos, la de los judíos, como la de la humanidad y de cada individuo humano que haya vivido alguna vez, es solo una larga historia de dolor, pérdida y desvanecimiento”.

  1. El quinto enfoque va aún más allá, viendo el pasado judío con hostilidad y viéndolo como una carga y un obstáculo para el diseño óptimo del presente y el futuro. Micha Josef Berdyczewski y Josef Haim Brenner son modelos de este enfoque en la literatura hebrea clásica de los primeros sionistas. En su famoso ensayo “Demolición y construcción”, Berdyczewski escribió:

Excepto que a través de esto nos convertimos en esclavos del espíritu, un pueblo que ya no se acercaba a la vida o al mundo que los rodeaba de una manera natural… [Esto] nos llevó al punto de ruptura más grande en nuestras vidas políticas y soberanas, un punto de ruptura que casi nos lleva a la aniquilación”. Aquí Berdyczewski saca la conclusión explícita: “Nuestros corazones, ardientes por la vida, sienten que la resurrección de Israel depende de una revolución – los judíos deben estar primero, antes que el judaísmo – el hombre vivo, antes que el legado de sus antepasados”.

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con la pluralista?

Se ha observado que el estatus del pueblo judío ha cambiado de una percepción de “pueblo elegido” a la posición de “pueblo que elige”. El hecho de que una persona nazca de padres judíos ya no garantiza que elija seguir siendo judío o que vea su como un aspecto importante de su identidad, especialmente fuera de Israel. Por lo tanto, me parece que el papel central de una significativa y de calidad, y el criterio principal a través del cual debe juzgarse, es su capacidad para ayudar a sus alumnos a formular una visión del mundo a la que, en primer lugar, tengan una relación definitiva y positiva que responda a la pregunta de si es necesario y deseable seguir siendo judío y, en segundo lugar, ser capaz de explicar el lugar que debe tener el en su identidad judía.

Para asegurar que los estudiantes estén preparados y listos para responder estas preguntas, la pluralista debe exponerlos a la variedad de la existencia judía actual. Debe ofrecerles una explicación profunda y honesta sobre las ventajas y desventajas de los diferentes enfoques, un diálogo sincero y productivo en el que se invita a los alumnos a formular su propia postura educada sobre esta cuestión.

Este enfoque educativo no está del todo exento de riesgos. Sin embargo, en última instancia, cada persona pensante deberá decidir por sí misma si desea ser proactivamente añadida a la larga línea del pueblo judío, a su herencia, o si prefiere renunciar a su membresía en esta comunidad única y exigente.

El Dr. Eitan Chikli actualmente es Rector de la de México.

Es Doctor en Letras Hebreas en por el Jewish Theological Seminary of America en Nueva York. Su investigación central se intitula: «La educación Tali: el desarrollo y la realización de un concepto educativo en el contexto de realidades cambiantes».

Cuenta con un Máster en Administración Pública por la Kennedy School of Government, en la Universidad de Harvard y una Maestría en Letras Hebreas por el Jewish Theological Seminary of America y el Jewish Seminary of Judaic Studies en Jerusalén.

Por 26 años fue Director Ejecutivo del Fondo de Educación Tali, organización autorizada por el Ministerio de Educación de Israel para proporcionar orientación y recursos educativos a todas las escuelas de TALI y la cual ha dejado en días pasados para incorporarse a la como Rector.

El Dr. Chikli ha sido conferencista y profesor en temas de en el Schechter Institute of Jewish Studies y en el Oranim Academic Teachers College; ha sido instructor en el Mandel Institute of Leadership; profesor en el Levinsky Teachers College, director educativo en el Hanatton Kibbutz Education Center y en el campamento de verano de Ramah en Israel.

Además, cuenta con diversas certificaciones en Consultoría Organizacional, como entrenador de PNL y como Master Coach por la Asociación Israelí para Coaching.

Sus investigaciones y publicaciones se centran en temas sobre y relaciones entre diversos grupos de la sociedad israelí.

echikli@uhebraica.edu.mx
www.uhebraica.edu.mx

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBoris Cyrulnik, psiquiatra francés: “Post-Covid vamos a viajar y consumir menos”
Artículo siguienteEE.UU.: ‘No hay amenaza’ de armas nucleares rusas para la OTAN