Diario Judío México - La enseñanza del mesero de París

Cierto día, Rabí de Salanter (1809-1883) entró a un elegante restaurante y pidió un vaso con agua. Cuando se disponía a salir, el mesero le presentó la cuenta por la elevada suma de cuarenta francos.

—¿Tanto por un vaso con agua? —preguntó Rab , sorprendido.

El mesero le respondió:

—Señor, usted está pagando por lo que lo rodea, el ambiente. Paga por los muebles elegantes, el servicio de mesa, las alfombras, la música de fondo, la vista del lugar, etcétera.

La respuesta resonó en el corazón de Rabí , por lo cual se apresuró a escribir a sus alumnos: “He estado muy intrigado durante mucho tiempo respecto a por qué recitamos una bendición tan elevada y total como Shehakol Nihiyá Bidbaró, ‘Que todo fue creado por Tu palabra’, por un simple vaso de agua.

Pero de las palabras de un mesero en París he aprendido que no sólo damos gracias a Dios por el vaso de agua, sino que estamos expresando nuestra gratitud por el espléndido ambiente en el que Dios nos sirve el agua…”.

Para recibir mensajes de , manda un mail a:
[email protected]

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.