Después del tremendo éxito de “Sapiens: de animales a dioses” del antropólogo israelí Yuval Noah Harari, que sorprendió por la simplicidad de sus explicaciones sobre la historia de la humanidad, en 2016 el autor intentó repetir su hazaña con “Homo Deus: breve historia del mañana”, en el que se aventuraba en el campo de la futurología. Es este un terreno pantanoso en el que han naufragado todos, desde los primeros utopistas filosóficos (Moro), a los “distopistas” literarios (Huxley, Orwell, Bradbury), cinematográficos (Blade Runner, Matrix) o económicos (Malthus, Marx). Sin embargo, las pifias más notorias son las que provienen justamente del terreno académico. Y no es porque no aplicasen una metodología científica, sino porque siguen contemplando a las ciencias humanas como un fenómeno determinista y lineal y, por tanto, previsible.

No hace muchas décadas, incluso las revistas y la prensa se hacían eco de la disciplina de la futurología como si (ahora sí) se pudiera extrapolar el mañana del análisis de la actualidad. Nombres como Alvin Toffler o Herman Kahn firmaban unas visiones que hemos tardado muy poco en cuestionar. Alguno, como Raymond Kurzweil, sigue vaticinando, ahora desde su posición de director de ingeniería de Google. Pero, en definitiva, aunque podamos encontrar alguna “ley” (como la conocida “de Moore”, por la que cada dos años se duplica la cantidad de transistores en un microprocesador) en el desarrollo tecnológico, la probabilidad de acertar el futuro de cualquier grupo humano, en particular o en el conjunto de la humanidad, sigue siendo muy cercana al cero.

Quizás la clave de la persistencia del fracaso de las mejores mentes en este terreno sea el extrapolar lo que pasará a partir de lo que ya ha pasado, como si formaran parte de una misma línea recta y regular. Desgraciadamente para ellos, lo que parece inalterable hasta hoy no es más que la ilusión de procesos a muy largo alcance, como si transitáramos unos carriles aparentemente paralelos hasta el infinito, pero que en un momento empiezan a divergir, primero tímidamente y luego de forma cada vez más pronunciada, como en cualquier curva logarítmica. Ese es el problema de Harari y de todos los demás, y no sólo en el campo académico.

¿Quién previó el extraño curso que está tomando Oriente Próximo? No sólo han fracasado las “primaveras” de los que auguraron una “evolución” hacia el modelo occidental, sino que Israel ha pasado de ser un “injerto” foráneo y alienígena a un posible miembro de la Liga Árabe, como si estuviéramos a las puertas de un Apocalipsis, aunque muy distinto al imaginado por los profetas (en realidad, los primeros utopistas). Por eso vale la pena vivir el futuro: para que a cada paso que se convierta en pasado nos siga sorprendiendo y enseñando lo ignorante y arrogantes que somos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDi shisl un dos tepl (El Platón y la Olla), canción basada en “El Comal le dijo a la Olla”, de Cri Cri
Artículo siguienteAsegura Rusia haber matado al líder del Estado Islámico
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.